Todo procede de la sinrazón

Carmen Calvo despliega su universo conceptual en Alcalá,31

Todo procede de la sinrazón
Carmen Calvo. Todo procede de la sinrazón - Alcalá, 31

Esta artista conceptual ocupa con mucha discreción, mucho trabajo y bastante modestia la primera fila en la creación artísitica española. A Carmen Calvo de Tejada (Valencia, 1950) la Comunidad de Madrid le ha dedicado una fantástica retrospectiva para soñar despiertos, para entrar en esas dimensiones insospechadas de la realidad que se producen cuando los objetos y la vida son contemplados fuera de la rutina.

es uno de las artistas españoles de mayor prestigio, y ‘Todo procede de la sinrazón (1969-2016)’, una mirada entre cronológica y temática de su trabajo. Comisariada por Alfonso de la Torre, reúne setenta y siete pinturas, esculturas, dibujos e instalaciones. Se incluyen algunas de sus piezas emblemáticas, como las expuestas en 1980 en el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York con motivo de la exposición ‘New Images from Spain’, o ‘Una conversación (1996-1997) para la Bienal de Venecia, un cubo blanco de 4x4x4 al que asomarse causa vértigo, el vértigo de la acumulación, el vértigo del crecimiento objetual, mayor que el demográfico, el síndrome de acumulación compulsiva que sufre nuestra especie.

La fascina la repetición y redescubrimiento del objeto y nos fascina con ese concepto. Acumula cosas en su taller/almacén ingente, en sí mismo una creación sedimentada de la que la exposición y el catálogo ofrecen diversas perspectivas. Acumula y produce pequeñas piezas en serie. Dejando atrás la pintura, realiza instalaciones minuciosas que se expresan por acumulación, por repetición de referencias. Modifica fotografías hasta trastocar su mensaje. Se obsesiona con la cabellera de las mujeres humanas hasta resultar desagradable. Y así presenta esta exposición de su obra, una de las más interesantes que se hayan visto en Madrid en las últimas temporadas.

Comienza con dos simbólicas pinturas figurativas, una de ellas de 1969, la más antigua de la exposición, y termina con ‘Et pourlèche la face ronde’ (2013-2016), realizada ex profeso para la Sala Alcalá 31, un gran globo terráqueo con melena adosada. Es un conjunto muy bien desplegado que se articula en cinco capítulos. En el primero, “Una arqueología de lo imaginario”, época próxima a su estancia en París, se muestran trabajos en base de elementos de barro cocido cosidos a los lienzos y esculturas de los años 80.

El segundo, “Ceremonia y objeto”, se corresponde en buena parte con los años 90. Partiendo de su Autorretrato, se muestran ciclos como los llamados Cauchos, obras realizadas sobre soportes con pan de oro, surreales mesas con objetos o sus creaciones que incluyen cabello. Asimismo, algunas de sus obras capitales, están presentes en este capítulo, instalaciones de gran formato como Silencio (1995) o los polípticos Naturalezas (1993-94) y Sin título (1996-97), que se consideran ineludibles en su producción artística.

En el tercer capítulo, “Canibalismo de imágenes”, se analiza la relación de Calvo con la fotografía y el cuarto capítulo de este recorrido, “Las alucinaciones son innumerables”, está dedicado a la obra sobre papel e incluye algunos de sus libros intervenidos y un centenar de collages, dibujos y ‘apuntes nerviosos’, qué a modo de convulso mosaico supone un repaso a sus ‘innumerables alucinaciones’. La muestra culmina con contenido multimedia que recoge sus preferencias cinéfilas y musicales a modo de ilustración a su obra.

Carmen Calvo de Tejada fue Premio Nacional de Artes Plásticas en 2013. Tras realizar estudios de publicidad cursó en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia y más tarde en la de Bellas Artes. El haber trabajado de joven en una fábrica de cerámica se refleja en su obra. En 1985 recibe una beca del Ministerio de Asuntos Exteriores y se traslada a París. En el año 1990 el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) le dedicó una retrospectiva. En 2003 el Museo Reina Sofía le dedicó una exposición en el Palacio de Velázquez. El catálogo bilingüe español-inglés, con textos del comisario, Alfonso de la Torre, y del crítico de arte Valeriano Bozal, resulta sumamente ilustrativo del denso recorrido de esta artista (esta es su página personal).

Sus instalaciones mobiliarias son lo más emocionante de la muestra, con fuerte reminiscencia de Louise Bourgeois y hasta más potencia. Sus estanterías, alguna tan impresionante como la de 1990 de 305×372 cms, necesitarían perderse sin límites escrutando la acumulación de sugerencias. Sus series y recopilaciones siempre tienen un valor añadido a la destreza y paciencia de su engarce. Sus pequeños montajes, encantan. Su Autorretrato (1994) a base de cosas que cuentan de ella, convence. Luego están las pizarras, las fotos modificadas, los collages, y finalmente el despliegue de pelucas, que a ella la fascinan y que a nosotros nos dejan perplejos.

Una artista considerable. Una exposición interesantísima. Una oportunidad a no perderse.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 8
Despliegue: 8
Comisariado: 8
Catálogo: 8
Documentación a los medios: 5
Folleto explicativo: 8

Sala Alcalá 31
‘Carmen Calvo. Todo procede de la sinrazón (1969-2016)’
Del 2 diciembre al 29 enero 2017.
Comisario: Alfonso de la Torre.
Encuentros con especialistas (jueves) ¡Entradas agotadas!;  visitas dinamizadas (sábados), talleres intergeneracionales (domingos) y visitas para grupos (martes, jueves y viernes).
Más información en actividades.espaciosparaelarte@gmail.com.
Oficina de Cultura y Turismo.
C/ Alcalá, 31
28014 Madrid
De martes a sábados de 11.00 a 20.30 h.
Domingos y festivos de 11.00 a 14.00 h.
Cerrado: Lunes. 24, 25 y 31 de diciembre; 1 y 6 de enero.
Entrada y actividades gratuitas.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído