Cabreo general por la venta del cuadro 'Caballos de carreras en un paisaje'

Francesca Thyssen: «Tita Cervera ha arruinado a nuestra familia y ahora va a arruinar a la suya»

Borja Thyssen también intentó vender este invierno el cuadro de Goya que le regaló Heini Thyssen cuando fue bautizado en 1.982

Francesca Thyssen: "Tita Cervera ha arruinado a nuestra familia y ahora va a arruinar a la suya"
Tita Cervera con Francesca Thyssen. THY

"La ambición de esta gente por el dinero no tiene límites", oyeron decir a Francesa Thyssen, muy crítica con su familia política

La posible venta por parte de Carmen Cervera del cuadro Caballos de carreras en un paisaje, una joya del impresionismo firmada por Degas, ha causado malestar y amargas críticas en la familia Thyssen (Tita Cervera recibe una oferta millonaria de Putin para llevarse la colección Thyssen a Rusia).

Francesca, la hija del barón, apasionada de la pintura como su padre y dueña de una importante colección de arte moderno, era la invitada hace unos días a una fiesta en un palacio europeo, donde compartió mesa con algunos vips españoles (La baronesa Tita Cervera: «Estoy indignada con Hacienda y si siguen así, me llevo mis cuadros»).

La única hija de entre los muchos varones que tuvo el aristócrata nacido en Holanda comentó sobre el comportamiento de la última esposa de su padre (El ministro Montoro le echa un cubo de agua fría a las vacaciones de la baronesa Tita Thyssen):

«Tita ha arruinado a nuestra familia y ahora va a arruinar la suya».

Francesca se refería no sólo al largo pleito que mantuvieron los hijos del barón con su viuda por la herencia de su padre, un litigio que les costó a unos y a otros muchos millones de dólares.

Finalmente el sentido común les hizo comprender que podrían arruinarse y firmaron la paz económica en Basilea, en 2002.

Pero Francesca hablaba también de que Tita se va desprendiendo de valiosas obras de arte que le regaló el barón, o que compró mientras estaba casada con él, y que va vendiendo según explica, para obtener liquidez.

Borja Thyssen también intentó vender este invierno el cuadro de Goya que le regaló Heini Thyssen cuando fue bautizado en 1.982, Mujer y niños junto a una fuente, valorado en unos 50 millones de Euros, aunque en el último momento retiró el cuadro de la subasta, anunciada en la sala Chhristie’s de Londres.

Borja obtuvo hace tiempo permiso del Ministerio de Cultura para sacar a subasta Bautismo de Cristo, un cuadro de Corrado Giaquinto que reclamó a su madre en el plena crisis de relaciones entre la baronesa y su único hijo.

«La ambición de esta gente por el dinero no tiene límites», oyeron decir a Francesa Thyssen, muy crítica con su familia política.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído