VIDEO / ¿Podría contener un trono de origen extraterrestre la extraña cámara de la Gran Pirámide de Guiza?

La Pirámide de Guiza tiene la estructura torcida

Los antiguos egipcios se equivocaron: 146 metros de altura y algo más de 230 metros de lado en su base

En 2016, investigadores de la fundación Glen Dash Research y de AERA iniciaron una campaña para medir con más precisión la pirámide.

Si hablamos de campaña es porque medir el monumento no es ni de lejos una tarea sencilla. Para empezar está incompleto. Cuando la pirámide se terminño, hacia el año 2.570 antes de Cristo, estaba recubierta por una capa de piedra caliza blanca que le daba un aspecto muy diferente al de hoy.

Con el paso de los siglos, la cobertura de piedra blanca fue retirada para otros usos y la pirámide terminó con el aspecto actual. Para poder medirla con exactitud, los investigadores rastrearon la base en busca de puntos donde el recubrimiento de caliza permitiera establecer un punto inicial para las medidas.

Tras hallar 84 de estos puntos, utilizaron una técnica llamada regresión lineal para calcular las dimensioens exactas, según recoge Carlos Zahumenszky en Gizmodo.

Según esos cálculos, la Gran Pirámide no es cuadrada del todo. Mide 230,295 – 230,373 metros de largo y 230,378 – 230,436 de ancho. En otras palabras, su lado oeste es 14,1 centímetros mayor.

EL SECRETO DE LA PIRAMIDE

A principios de noviembre de 2017, la revista científica Nature publicó un estudio acerca del hallazgo de un enorme espacio vacío –de al menos 30 metros de largo– en el interior de la Gran Pirámide egipcia de Guiza (o pirámide de Kéops), convirtiéndose en la primera estructura interna encontrada en esa antigua construcción desde el siglo XIX.

Hasta el momento, los investigadores se preguntaban cuál podría haber sido la función de esta estructura vacía. Pero ahora un experto italiano, Giulio Magli, profesor de Arqueoastronomía en la Universidad Politécnica de Milán, ha formulado una de las primeras hipótesis: el gran vacío podría contener un trono de hierro de origen extraterrestre, que habría utilizado el faraón antes de pasar a mejor vida, según Seeker.

El científico aclara que el trono quizá cumpliera la función de ‘transporte’ hacia el más allá. «Hay una posible interpretación, que está en buen acuerdo con lo que sabemos sobre la religión funeraria egipcia, tal como se ve en los Textos de las Pirámides. En estos textos se dice que el faraón, antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las puertas del cielo y sentarse en su trono de hierro».

Magli descarta que se trate de una cavidad diseñada para liberar el peso de la maciza estructura. «La habitación recién descubierta no tiene la función práctica de liberar peso, porque el techo de la galería ya estaba construido con una técnica de ménsulas por esa misma razón».

Para hacernos una idea de cómo sería ese trono de hierro meteórico, podríamos echar un vistazo al trono de la madre de Kéops, la Reina Hetepheres, que la Universidad de Harvard consiguió reconstruir. Si bien podría tratarse de un trono similar, los expertos aseguran que el de la Gran Pirámide estaría cubierto con finas láminas de hierro.

«Por supuesto, no sería hierro derretido, sino hierro meteórico, es decir, caído del cielo en forma de meteoritos de hierro (distinguible debido al alto porcentaje de níquel) y nuevamente citado en los Textos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído