El arte y sus curiosidades

La expoliación del Partenón y otras obras clásicas griegas

La expoliación del Partenón y otras obras clásicas griegas
Partenon YT

Hoy en día, podemos ver obras griegas históricas en Inglaterra o en Francia más que en la propia Grecia. Esto es debido a la expoliación de dichas piezas

El historial de la obra de Fidias, Ictino y Calícrates no es precisamente el mejor.
Ya durante el SIII, el techo del edificio fue devorado por las llamas en un incendio. Afortunadamente, éste fue reconstruido años después. Más tarde, en el 435, durante el gobierno del Emperador Romano Teodosio II, el Partenón estuvo cerrado por primera vez en 900 años, debido a la orden del emperador de que todos los templos paganos fueran prohibidos. Posteriormente, a finales del SVI, con la expansión del cristianismo, se usó como una iglesia cristiana. Sin embargo, cuando aparecieron los otomanos, el templo se transformó en una mezquita.

Pero lo más inesperado ocurrió en 1687, cuando Atenas fue atacada por los venecianos. Los turcos por su parte, habían utilizado el propio templo como almacén de armas creyendo a los venecianos incapaces de atacar el edificio. Desgraciadamente, el escondite de los turcos fue descubierto y los adversarios lanzaron una bomba sobre el Partenón convirtiendo auténticas obras de arte, en míseras ruinas y recuerdos hechos añicos. Posteriormente, los turcos recuperaron Grecia y utilizaron los escombros del templo para crear una mezquita en su interior.

Y por ultimo, otra vez la mano del hombre , en este caso la de Thomas Bruce ,como crea, también destruye. Willian Harrison tras construir la nueva mansión del conde de Elgin , le sugiere a éste decorarlo con elementos y dibujos de temática clásica, con la idea de mandar a varios artistas a Atenas para inspirarse en las obras de los maestros clásicos. Y así, tras la ayuda por parte de los ingleses al sultán, el embajador de Inglaterra aprovecha la situación para conseguir el permiso de acceso al Partenón

Desde este momento, (1801) no hubo vuelta atrás. Los artistas del lord de Inglaterra no se limitaron a copiar sobre el papel las obras de los antiguos maestros, sino que por el contrario, comenzaron a robarlas. El expolio además se realizó sin cuidado alguno, con cincel y martillo dividiendo las piezas que se encontraban en mejor estado y estropeando las colindantes.

Más tarde, en 1805, el conde de Elgin logró transportar las piezas saqueadas hasta Inglaterra y fueron expuestas en el British Museum. Entre las piezas saqueadas, se encontraban los frisos del Partenón, figuras monumentales del templo de Artemisa en la ciudad de Éfeso y elementos de edificios de la Acrópolis de Atenas, como es el caso de una de las estatuas de las Cariátides. Posteriormente, Grecia reclamó sus pertenencias. No obstante, Inglaterra alegó que debido a la contaminación en la que se encontraba la Acrópolis era peligroso llevar las obras a su lugar de origen.
Por lo tanto, años después Grecia construyó el nuevo museo de la Acrópolis con las condiciones idóneas para la conservación de las piezas mas delicadas, pero los griegos no ha vuelto a ver esas obras expoliadas aún.

Y no solo el British Museum goza de piezas griegas, cambien el famoso museo de Louvre presume de colecciones clásicas griegas. Esta situación ha generado un interminable debate actualmente vigente sobre si deben o no los países implicados devolver las obras expoliadas a su lugar de origen. Y como en toda disputa hay numerosas opiniones argumentadas, unas defienden la expoliación,mientras que otras exigen la vuelta inmediata de las obras a su país.

En primer, lugar nos encontramos ante la evidencia de que se tratan de elementos artísticos, históricos y representativos de una época en un lugar determinado, y que reflejan la cultura y vivencias de dicha tierra y que por ello, deben estar en su lugar de procedencia. Sin embargo, no podemos negar que sin las obras griegas expoliadas, el British Museum quedaría vacío y carente de valor. Por lo que hay que amortizar de alguna manera aquellos lugares que no gozan de una cultura con grandes manifestaciones artísticas, como es el caso de Francia o Inglaterra, que a pesar de poseer magníficas colecciones, no son museos reconocidos mundialmente por éstas sino por las colecciones de expolios griegos. Y tú, ¿estas de acuerdo con el expolio o crees que cada obra pertenece a su lugar de procedencia ?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído