Museo del Prado

Expertos realizan un impresionante descubrimiento en «La Anunciación» de Fra Angelico

La obra ha sido restaurada, devolviéndole los colores originales, eliminando las grietas y desvelando, siglos después, los trazos originales del ala que pintó el autor

Expertos realizan un impresionante descubrimiento en «La Anunciación» de Fra Angelico
Fra Angelico RS

Beato Angélico O.P. más conocido como Fra Angélico O.P. o Fray Juan de Fiésole O.P, fue un pintor cuatrocentista italiano que supo combinar la vida de fraile dominico con la de pintor consumado, según wp. Fue llamado Angélico por su temática religiosa, la serenidad de sus obras y porque era un hombre de extraordinaria devoción. Entre 1423 y 1429, Fra Angelico realizó «La Anunciación», que tras varios meses de intenso trabajo acaba de ser restaurada por el Museo del Prado, devolviéndole sus tonos y curvas originales. La obra fue pintada para el convento de Santo Domingo en Fiésole y probablemente sufragada por Angelo di Zanobi di Taddeo Gaddi, nieto del pintor Taddeo Gaddi. Minusvalorada durante décadas por la crítica, que la tenía por versión tardía de La Anunciación de Cortona con amplia participación de taller, La Anunciación del Prado es considerada actualmente una de las primeras obras maestras de su autor, y fue realizada en un momento decisivo para el arte florentino, cuando trabajaban en la ciudad epígonos del gótico internacional como Lorenzo Monaco o Gerardo Starnina; pintores al tanto de las innovaciones nórdicas, Gentile da Fabriano; y artistas revolucionarios como Masaccio o Brunelleschi.

Iconográficamente se trata de una obra tradicional cuya tabla central muestra el ciclo de la pérdida (Adán y Eva expulsados del Paraíso) y salvación del hombre (Anunciación de María), mientras los cinco paneles de la predella ilustran otros tantos episodios de la vida de la Virgen. Sin embargo, en la plasmación visual de estos temas Fra Angelico demostró conocer las transformaciones que estaban sucediéndose en el arte toscano. Así, la minuciosidad en la representación de flores y objetos deriva de Gentile da Fabriano, responsable también de la voluntad de unificar el espacio mediante la arquitectura; mientras el intento de profundidad espacial de la camera virginis remite a cuanto habían hecho Masolino y Masaccio en la Capilla Brancacci. De igual modo, la estructura que cobija La Anunciación fue de las primeras en seguir la recomendación dada en 1425 por Brunelleschi para los retablos de San Lorenzo, que debían ser cuadrados y sin adornos. Todo ello no puede hacernos olvidar que estamos ante una obra temprana que, como tal, delata los titubeos de su autor, perceptibles en el deficiente manejo de la perspectiva y el escaso conocimiento de la anatomía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido