Alucine con cómo ‘afecta’ el cambio climático a las obras de arte del Museo del Prado

Si es cierto eso de que una imagen vale más que mil palabras, estas cuatro pueden ayudarnos a ser conscientes de los daños que está sufriendo el planeta

Utilizando el arte como lenguaje universal, +1,5ºC Lo cambia todo nos muestra cómo llegaría a ser el planeta si la temperatura aumentara más de 1,5ºC, ese punto que los expertos consideran de no retorno; y reclama a todos los actores acciones y compromisos para evitarlo.

Madrid acoge hasta el próximo 13 de diciembre la Cumbre del Clima, y el Museo del Prado y la ONG World Wildlife Fund (WWF) han unido fuerzas para utilizar el arte como motor con el sacudir conciencias. Fruto de ese trabajo es la campaña +1,5ºC lo cambia todo en la que muestran cómo el cambio climático afectaría a cuatro de las grandes obras del museo, según recoge traveler y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

¿El objetivo? Alertar del impacto que la crisis del clima tiene y puede llegar a tener en nuestras vidas.

Así, con los montajes realizados en las obras El Paso de la Laguna Estigia, de Joachim Patinir; El Quitasol, de Francisco de Goya; Los niños en la playa, de Joaquín Sorolla; y Felipe IV a Caballo, de Velázquez, ambas instituciones buscan mostrar de forma gráfica el aumento del nivel del mar, la extinción de las especies, el drama de los refugiados climáticos o la desaparición de ríos y cultivos por la sequía extrema.

Con el retrato de un Felipe IV sumergido se denuncia que «con un aumento de la temperatura global de +1,5 ° C, el nivel del mar podría subir más de un metro, lo que haría desaparecer estados enteros que quedarían bajo el agua, desplazando a millones de personas», según recoge Miguel Lorenci en laverdad.

En el caso de la pintura de Joaquín Sorolla, con el mar en retroceso, se alerta del peligro de la desaparición de especies marinas ya que con temperaturas al alza «se elevaría la acidez del mar, afectando a grandes poblaciones de peces y hasta el 90% de los arrecifes de coral podrían desaparecer».

En el caso del cuadro de Goya, basta un vistazo: la crisis ecológica mundial vendría acompañada de una inevitable crisis humanitaria de migración. Cientos de miles de personas perderían sus casas y todo apunta a que no sería un cambio paulatino, sino brusco y directo, como los mensajes que manda el Planeta, lo que daría lugar a una migración salvaje de personas: refugiados del clima.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído