Provocación, reto y tradición en la primera propuesta de Antonio Najarro al frente del Ballet Nacional de España

Provocación, reto y tradición son algunos de los términos que mejor definen la primera propuesta de Antonio Najarro al frente del Ballet Nacional de España (BNE) y que se estrenará el próximo 22 de marzo en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

Un programa doble (‘Angeles caídos’ y ‘Suite Sevilla’), ambos muy diferentes, componen esta apuesta de Najarro por abrir la compañía a reconocidos talentos de la danza y la coreografía españolas. «Es un sueño hecho realidad», ha confesado este martes el director del BNE, quien ha hecho especial hincapié en el trabajo de toda la compañía y en su «acogida entusiasta».

«El resultado de este espectáculo es el resultado del trabajo del Ballet. Estoy muy cómodo con ellos. El camino, gracias a todo el equipo, me lo están haciendo muy fácil», ha precisado. «Es un ballet único en el mundo, difícil de mover, especialmente en estos tiempos de crisis. Lo principal es la esencia de la danza y el público va a ver bailar coreografías con un mensaje artístico muy fuerte», ha añadido orgulloso del balance final de este esfuerzo.

UNA PROPUESTA «COMPLEJA»

‘Angeles caídos’, estreno absoluto ahora en el Teatro de la Zarzuela, es una apuesta novedosa que el nuevo responsable de la compañía califica de «compleja» y que ofrece diferentes visiones coreográficas. El espectáculo, a partir de una estructura ideada por Hansel Cereza, ha contado así con la colaboración de Rafaela Carrasco, Javier Latorre, Manuel Liñán, Rubén Olmo, Olga Pericet y Rocío Molina.

Cereza ha definido el proyecto de Najarro de «innovador y transgresor» y ha asegurado que era «muy necesario» para el BNE. «Se abren ventanas, corre el aire y avanzamos», ha indicado.

Respecto a ‘Angeles caídos’ ha señalado que está inspirada «en los ángeles caídos expulsados del Paraíso llevada al punto de que hoy puede haber ángeles entre nosotros». Asimismo ha dicho que es también «un homenaje» a la personal visión del realizador Wim Wenders en la película ‘Cielo sobre Berlín’. En ningún caso ha querido que la interpretación sobrepase al «baile puro» del Ballet.

TRAZADO TRADICIONAL

Por su parte, ‘Suite Sevilla’, estrenada en febrero de 2011 por la compañía de Najarro en Pozuelo de Alarcón (Madrid), es una «obra minimalista creada para guitarra clásica y guitarra flamenca, una pieza descriptiva que habla de los paisajes de la ciudad de Sevilla», ha explicado el director de la compañía.

Ahora, ha sido readaptada y participan la mayoría de los bailarines del BNE junto a la cantaora invitada Argentina. Entre otros aspectos, Najarro ha destacado la relevancia en el uso de la castañuela, los números de escuela bolera, los enfocados expresamente a la Semana Santa sevillana y la complejidad técnica de este «trazado tradicional».

La música también ha sido adaptada. El maestro Arturo Tamayo, responsable de la dirección musical de la Orquesta Escuela de la Sinfónica de Madrid, ha precisado que se ha añadido a la partitura «vitalidad rítmica y colorido».

El primer espectáculo del BNE en esta nueva etapa estará en cartel en el Teatro de la Zarzuela hasta el próximo 1 de abril.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído