Han intentado poner fin a la presión de la sociedad de la manera más drástica

Lo que se oculta tras el telón: Miller, Angelina Jolie o Britney Spears intentaron suicidarse

Jolie llegó a contratar a un sicario para que pusiera fin a su vida

Sepears se ató una sábana al cuello por el miedo a perder a sus hijos

Wentworth Miller se abrió al mundo el pasado mes de agosto admitiendo su homosexualidad, y ahora nos ha sorprendido con una escalofriante historia.

El protagonista de Prison Break reconoció en un discurso tras la conferencia de los Derechos Humanos que intentó suicidarse cuando tenía 15 años debido a su condición sexual.

Miller se tomó un bote de pastillas «No recuerdo que pasó los días siguientes, pero el lunes estaba en el autobús haciendo como que todo estaba bien».

El actor no ha sido el único que ha intentado poner fin a la presión de la sociedad de la manera más drástica.

UNA SÁBANA AL CUELLO

Britney Spears vivió en el 2007 la peor etapa de su vida. La chica Disney era muy distinta a la joven alegre y sonriente que reflejaba en sus películas, y la cantante, presionada por el temor a perder a sus hijos, se ató una sábana al cuello. Por suerte los paramédicos fueron rápidos y lograron salvar la vida de la diva del pop.

Angelina Jolie es otra artista que quería poner fin a su vida. La actriz ha confesado en varias ocasiones que durante su juventud coqueteó con las drogas, pero la historia más macabra es la de su intento de suicidio. En 1999, cuando tenía 24 años, durante el rodaje de la película con la que ganó el Óscar, ‘Girl, Interrupted’, la actriz contrató a un sicario para que pusiera fin a su vida y así no hacer sentirse mal a su familia. La historia tuvo final feliz, y fue el propio sicario quien le convenció para que siguiese viva.

NO SIEMPRE ACABA BIEN

Desgraciadamente no todas las historias tienen final feliz, son muchos los casos de jóvenes, que sometidos a la presión de los compañeros han puesto fin a su vida.

El caso más sonado fue el de Jamie Rodemeyer, el joven fan de Lady Gaga que con 14 años se suicidó por el bulling que recibía a causa de su homosexualidad. El caso impactó de tal manera que consiguió que Gaga se reuniera con Obama para debatir sobre las soluciones que deben adoptarse en los niños que son víctimas del maltrato escolar.

Otro caso que conmocionó a la sociedad fue el de la joven Amanda Todd, una chica de 15 años que publicó un emotivo vídeo en Youtube buscando amigos, y poco después apareció muerta.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído