"Lo que está ocurriendo es una revolución al revés"

José Sacristán: «La derecha no tiene votantes, tiene feligreses; puede hacer lo que quiera»

"Creo tener la lucidez del perdedor"

Están ganando los de siempre y lo difícil es encontrar inocentes, porque están pasando cosas terribles y siniestras en la España de nuestros días

Iba José Sacristán, con sus 76 años bien llevados, a hablar de cine y de su papel en ‘Velvet‘, pero soltó este 15 de marzo de 2014 en ‘La Sexta Noche‘ una homilía política, con tono guerracivilista y mensaje deprimente.

Si para muestra basta un botón, aquí va una de sus frases de la velada:

«Están ganando los de siempre y lo difícil es encontrar inocentes, porque están pasando cosas terribles y siniestras en la España de nuestros días».

No se quedó ahí José Sacristán, que se fue yendo arriba a medida que pasaban los minutos:

«La derecha puede o no ser honrada, a la izquierda no le queda más remedio».

Sacristán, que se describe como alguien nacido en el bando perdedor de la España de charanga y pandereta y que afirma haber caído bajo el embrujo del cine a los seis años, también habló de su infancia:

«Le quitaba plumas a las gallinas y le hacía creer a mi abuela que era un comanche. Ese es el mismo principio que sigue alimentando la razón por la que sigo siendo actor».

Hijo de un comunista encarcelado por Franco, dice que tuvo que engañarle para salir del taller en el que trabajaba y subirse a un escenario:

«Él me apuntó a unas clases de dibujo, pero en el mismo centro daban clases de vocalización y canto».

En estos días interpreta a Emilio en la serie ‘Galerías Velvet‘, pero no fue sobre eso sobre lo que disertó, sino de política española:

«Lo que está sucediendo es una derrota de los ciudadanos, una revolución al revés».

«Los vigías de la izquierda están o dormidos, o borrachos, o comprados o mirando para otro lado. La derecha puede o no ser honrada, pero a la izquierda no le queda más remedio, y cuando pierde su depósito moral. Pido a la izquierda una reflexión seria en profundidad, que ahonde, y que rectifique. Me duele pensar dónde diablos está la izquierda de este país».

Y pontificó, como quien lee un guión: «La derecha lo tiene todo; no tiene votantes, tiene feligreses, y puede hacer lo que quiera».

«¿Cómo se ha llegado a esto?», se preguntó retóricamente al actor, al que el presentador daba cancha y carrete sin tino:

«Lo que sucede ahora es dramático porque veníamos de una situación que creíamos que no se iba a terminar; la izquierda tiene que reflexionar, rectificar y ahondar en la crítica».

«A mi edad, y habiendo vivido las distintas etapas de la vida pública de este país, más que tristeza me produce cabreo el comprobar dónde estamos».

«Después de los atentados del 11 de marzo y de la foto de las Azores, que estaban Blair, Bush y uno con bigote que decías ‘y este quién es, que se ha creído Marlon Brando’. Fue tan brutal aquello que la derecha no ha perdonado».

«Lo que está ocurriendo se debe al desmantelamiento de la izquierda. Desmantelamiento moral, incluso. Demasiado tiempo mirando para otro lado».

Defensor acérrimo del juez Garzón y su investigación de los crímenes del franquismo, no comprende la falta de humanidad con los represaliados de la dictadura:

«Hay 170.000 esqueletos tirados por ahí por las cunetas, qué mínimo que recuperar eso».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído