Cines independientes anuncian que proyectarán la película

Sony se sobrepone al acojone y estrenará ‘The interview’ en EEUU el día de Navidad

Corea del Norte sufre un apagón de Internet tras el aviso de Obama

La distribución del filme, una parodia sobre Corea del Norte, se suspendió por las amenazas de atentados y ataques informáticos

La película La entrevista dejará de ser un misterio y llegará a las salas de cine este 25 de diciembre de 2014. Al menos, a algunas.

Así lo anunciaron en las redes sociales dos cines de arte y ensayo estadounidenses, el Plaza Atlanta y la cadena de salas del Alamo Drafthouse, pero la noticia tuvo un efecto contagio dada la presión que existe estos días para que Sony estrene la cinta.

La compañía anunció anoche que se estrenaría en más de 200 salas de numerosas ciudades del país, desde Yonkers hasta Phoenix o Austin.

«Nunca nos hemos dado por vencidos con el estreno de ‘The Interview’ y estamos emocionados por que se vaya a proyectar en algunos cines el día de Navidad», dice el presidente ejecutivo de Sony, Michael Lynton, en un comunicado.

«La compañía continúa con sus esfuerzos para intentar que haya más salas de cine y otras plataformas [dispuestas a proyectar el filme] para que tenga la máxima audiencia posible».

Por ahora, son dos cines, el Plaza Theater de Atlanta y el Alamo Drafthouse en Dallas, los que han anunciado que proyectarán la comedia satírica que fantasea con la muerte del dictador norcoreano Kim Jong-un.

Además, según The Hollywood Reporter, Sony informa a los cines que ofrezcan el filme que también difundirá la cinta a través del sistema de vídeo en demanda, aunque todavía no está claro qué plataforma será la elegida.

En el caso del Alamo Drafthouse, fue su fundador, Tim League, quien confirmó su noticia en su perfil de Twitter:

«Sony ha autorizado pases de «The interview» el día de Navidad. Los pases estarán disponibles a lo largo de la próxima hora».

En cuanto al Plaza Atlanta, en su página de Facebook se puede comprobar que habrá proyecciones en dos salas, en cinco horarios diferentes, el 25 de diciembre, y que prontó se anunciarán nuevos pases para el día siguiente, 26.

¿Termina el culebrón?

Se pone fin así, al menos en parte, al culebrón que comenzó la semana pasada, cuando las cinco principales cadenas de cines de Estados Unidos anunciaron que renunciaban a proyectar la polémica película, que enfadó a Corea del Norte hasta el punto de que auspició un ciberataque a Sony, el pasado 24 de noviembre, a cargo del grupo Guardianes de la Paz, tal y como confirmó el FBI.

Un mazazo para el estudio, con la filtración de de información confidencial (correos electrónicos, sueldos de sus estrellas), que dio pie después a serias amenazas.

«Recordad el 11 de septiembre», advirtieron los hackers.

Amenazas que llevaron a Sony a dejar en manos de los cines la decisión de proyectar la película. Cuando las grandes cadenas optaron por no ofrecerla, la compañía canceló el estreno.

Inmediatamente llovieron las críticas (mientras los hackers se felicitaban y exigían la eliminación de cualquier contenido relacionado) del mundo de Hollywood. Y del mismísimo presidente de Estados Unidos. «Cometieron un error, ojalá hubieran hablado primero conmigo», lamentó Obama el pasado viernes.

«No podemos tener una sociedad en la que un dictador de algún lugar pueda imponer la censura aquí, en Estados Unidos», advertía Obama.

Poco después le respondía el consejero delegado de Sony, Michael Lynton, visiblemente molesto:

«No hemos reculado, no nos hemos dado por vencidos».

«La única decisión que hemos tomado sobre el estreno ha sido no hacerlo el día de Navidad».

«Se va a distribuir»

En las últimas 48 horas se intensificó el runrún sobre una supuesta marcha atrás de la empresa.

«Sony únicamente retrasó esto», insistía el abogado contratado por la empresa, David Boies, el pasado domingo en la NBC.

«Sony ha estado luchando para conseguir que se distribuya la película. Se va a distribuir. Cómo se va a distribuir, no creo que nadie lo sepa aún. Pero se va a distribuir».

Tras sopesar varias opciones, finalmente se hará de forma tradicional: en cines. Dos de momento, aunque es de esperar que se sumen otros.

En todo caso, el daño ya está hecho, y es cuantioso: según analistas consultados por THR, le costará al menos 160 millones de euros.

A lo que se suma la pérdida de valor en Bolsa y la caída en picado de la imagen del estudio. Daños que puede paliar el estreno de la película que más expectación genera en estos momentos en todo el mundo.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído