Arte nuevo y peculiar homenaje

José Luis Garci debuta en el teatro con una propuesta aventurada

Arte nuevo y peculiar homenaje
Arte Nuevo (un homenaje) - Teatro Español

En la sala más emblemática del teatro español, se rinde homenaje a un grupo heterogéneo de autores dramáticos autóctonos que en 1945 se planteaba cambiar el género. Se llamaron ‘Arte Nuevo’ y entre ellos estaban Alfonso Sastre y Medardo Fraile. El rescate de sendas obras de ambos -‘Cargamento de sueños’ y ‘El hermano’- ha sido encomendado al cineasta José Luis Garci que con ellas debuta como director de teatro. Loable tarea, resultado aceptable, esfuerzo discutible con dos piezas muy diferentes y más bien menores.

El grupo Arte Nuevo, entre los que figuraba también el célebre Alfonso Paso, abominaba de la cartelera de aquellos años, citaba a Eugene O’Neill, presentaba programas triples de obras de un solo acto, y exponía una inquietud artística totalmente apolítica. En enero de 1948 estrenaron estas dos piezas juntas en el salón de actos del instituto Ramiro de Maeztu. El grupo desaparecerá en 1949 tras publicar ‘Teatro de vanguardia. Quince obras de arte nuevo’, entre las que figuraban las presentes. Paso y Sastre perseverarán por caminos diferentes y Fraile abandonará el teatro, se instalará en Escocia y se dedicará con mérito al relato corto.

¿Y por qué este homenaje aquí y ahora? ‘Quiero rendir homenaje al movimiento Arte Nuevo, que a finales de los cuarenta dieron el primer paso existencial del teatro español de posguerra’, explica Garci. La iniciativa es suya; el todavía director del Teatro Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente, le propuso hacer algo nada más ser nombrado, y a Garci le tentó la aventura de debutar en el teatro profesional ya cumplidos los setenta y recordar sus pinitos juveniles teatrales antes de consagrarse al cine con estas dos piezas a las que todo separa menos la fecha de creación.

‘Son piezas escritas por gente de 20 o 22 años, es decir, no son autores cuajados, por lo que sí, hay algún tipo de ingenuidad’ ha reconocido públicamente. Y más que ingenuidad. ‘Cargamento de sueños’ es una pieza imposible en la que Jehová en persona baja a la tierra para redimir a un vagabundo atormentado por haber matado en un arrebato a la mujer que quería. Se encuentra con él en un cruce de caminos, le hace rememorar el pasado, arrepentirse de lo hecho y como premio hete aquí que su amada reaparece mientras el benefactor se aleja canturreando rumbo a los cielos. Junto a tal candoroso argumento, los diálogos son infames; las reflexiones, pueriles; y la obrita, un pecado de juventud del que Sastre debía haberse arrepentido públicamente en vez de reivindicarlo solemnemente en una grabación que se escucha previamente a telón bajado.

Existencialismo juvenil, de flojita factura y nula aportación. Por su parte, ‘El hermano’ tiene menos pretensiones y su costumbrismo social resiste mejor el paso del tiempo. Todo trascurre en una cena familiar en la que padres e hijos están bien dibujados, en la que los diálogos son excelentes y en la que todo se ve aderezado con pinceladas de cotidianeidad que quien viviera en Madrid en los años 50 identifica inmediatamente. Su costumbrismo esconde un enigma que queda flotando al bajar el telón, que tiene fuerza teatral, que aporta valor añadido. ¿Por qué llora Lucía? ¿Y quién tiene la culpa de ello? ¿Ese novio que ya no la quiere o su hermano Pedro?

José Luis Garci aporta su buen hacer cinematográfico en una escenografía potente que tiene su punto fuerte en una original iluminación que en ‘Cargamento de sueños’ hace vibrar la mezcla de dos focos sobre Frau de manera extraordinaria. El comienzo de ‘El hermano’ es en este sentido sensacional, y el comedor del piso de clase media deslumbra en su realismo mágico. Inferior nos pareció su rendimiento en la dirección de actores porque en ‘Cargamento de sueños’ ninguno de los tres resultó convincente. Mejoraron, y mucho, en la segunda pieza y el cambio de ambiente y personaje benefició a Gary Piquer sobre todo, y a Ana Carlota Fernández igualmente. Nos dio la impresión de que Miguel Ángel Muñoz tuvo un rendimiento más homogéneo en ambas piezas y que en su caso resultaba perdedor el segundo personaje, este Pedro más rotundo de lo que correspondería a ese jovencito que vive con sus padres. En ‘El hermano’ se une a los tres la actriz Ana Fernández en el papel de una ama de casa que no lo parece. Y es que Garci parece haber descartado toda preocupación por el casting, por el hecho imprescindible de que los actores parezcan los personajes que dicen ser, así como por su vestuario, especialmente en las mujeres de ‘El hermano’, que más que gente humilde parecen de alto copete. No se vuelve del trabajo con esas pintas exquisitas ni se hace la cena con tacones y falda ajustada. No se le quitan diez años a una madre cincuentona ni se le suman veinte al bigardo de su hijito.

El espacio sonoro es excelente, sobre todo en la escena de la conversación a través del patio, y buenas las ilustraciones musicales que con Wagner y Barber descontextualizan la España de entonces. Garci sortea la plaga actual de cargar las tintas al describir aquellos años, y tiene el buen gusto de presentar un trabajo discreto sobre unas obras discretas. La comparación que hace de la primera con ‘Esperando a Godot’ de Beckett resulta muy benevolente, y en cuanto a la segunda, más que recordarnos a ‘Historia de una escalera’ de Buero, vemos en ella un antecedente claro de ‘La pechuga de la sardina’ de Lauro Olmo, escrita en 1963 y programada la temporada pasada muy acertadamente en el Centro Dramático Nacional (ver nuestra reseña de entonces).

Pérez de la Fuente dirigió en 2007 otra obra de Sastre, ¿Dónde estás, Ulalume, dónde estás?, una reconstrucción de las últimas horas de la vida de Edgar Allan Poe, escrita en 1990, y más interesante que este Cargamento de sueños (ver nuestra reseña de entonces)

‘Arte Nuevo (Un homenaje)’ es una curiosa y tardía irrupción en las tablas de un cineasta consagrado. Merece atención ya por eso sólo, aunque defraude el programa elegido, especialmente la aportación de Sastre. Quien sabe si de elegir a su antítesis, el otro Alfonso, ese Paso desterrado, el programa hubiera ganado en frescura lo que sin duda perdía en aires intelectuales. Nos resulta una incógnita cómo va a reaccionar el público -que en el estreno se mostró tibio- en las seis semanas programadas. En todo caso, José Luis García podría ir pensando en volver a intentarlo.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 6
Textos: 5-7
Dirección: 6
Interpretación: 6
Escenografía: 8
Producción: 7
Programa de mano: 6
Documentación a los medios: 6

TEATRO ESPAÑOL
Arte Nuevo (Un homenaje)
Cargamento de sueños de Alfonso Sastre
El hermano de Medardo Fraile
Dirección: José Luis Garci
Del 18 de febrero al 27 de marzo de 2016

Dirección, José Luis Garci
Reparto (por orden de intervención)

    Cargamento de sueños, de Alfonso Sastre
    MAN Miguel Ángel Muñoz
    JESCHOUA Gary Piquer
    FRAU Ana Carlota Fernández

    El hermano, de Medardo Fraile
    EL PADRE Gary Piquer
    PEDRO Miguel Ángel Muñoz
    LA MADRE Ana Fernández
    LUCÍA Ana Carlota Fernández
    JUANITA Irene Pozo

    COMPOSICIÓN MUSICAL Y ESPACIO SONORO Luis Miguel Cobo
    DISEÑO DE ILUMINACIÓN José Manuel Guerra
    DISEÑO DE VESTUARIO Lourdes de Orduña
    DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA Sebastià Brosa
    COLABORADOR ARTÍSTICO José Alberto Sánchez
    FOTOGRAFÍA Sergio Parra
    Una producción del Teatro Español
Horario
    De martes a sábado 20h. Domingos 19h.
Precio
    Entradas de 5 a 22€. Martes, miércoles y jueves 25% de dto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído