El director y crítico cineasta vomita palomitas de odio en El Español

David Trueba no se queda bizco en su defensa de muy antiespañol de su hermano

"Mi hermano es un tipo decente, no tiene que preocuparse, al largo plazo vencerá esa batalla mezquina"

Está claro que entre hermanos, salvo que se sea una especie de Caín y Abel, lo correcto es apoyarse, aunque a veces corras el riesgo de quedar como un supino mamarracho.

Y eso es lo que le ha sucedido a David Trueba, director y crítico de cine, que en una entrevista en El Español este 14 de enero de 2017 saca las uñas por su hermano, el antiespañol Fernando Trueba –Fernando Trueba, quien siembra antiespañolismo recoge boicot-.

Asegura que la campaña contra la película ‘La reina de España’ es propia de mezquinos y farsantes y de gente que derrocha mucha inquina.

Apunta que:

Mire, es muy sencillo. Lo que sucede en España es que no se acepta que las personas opinen de política y sociedad, piensen lo que piensen. Se les castiga y se les margina, se les boicotea y humilla por expresar sus ideas, porque lo que se busca es que todos sean sumisos y callados.

Subraya que:

El mensaje es cállate o lo pagarás caro. Si no te callas te hundimos el negocio. Ha habido gente en España que ha matado, que ha corrompido y robado del erario público, que ha causado la desgracia a familias enteras, y jamás les han montado una campaña de boicot generalizado. Con eso está todo dicho.

Mi hermano es un tipo decente, no tiene que preocuparse, al largo plazo vencerá esa batalla mezquina y los que no entendieron lo que quiso decir ya lo entenderán y sabrán que no faltaba al respeto de nadie, sino más bien lo contrario.

Asegura que:

Estamos de acuerdo otra vez en que en este país se despilfarra mucha inquina y muy poca preocupación sincera por los demás. Sigo desde hace años, como protección contra los farsantes, la frase de Pío Baroja, cuando decía que todos esos que dicen Amar a la Humanidad en realidad detestan a las personas individualmente.

Y remacha:

En cuanto a la inquina nacional, ese odio, ese deseo de pisotear al de enfrente suele delatar una mediocridad tremenda que te ha incapacitado para ser alguien por ti mismo. El odio te gana amigos: los que odian como tú. Triste compañía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído