Miguel Ángel Menéndez del Fueyo, fundador de Ficarq

«Esta edición del Festival Ficarq ha sido el año de nuestra consolidación»

Dedicado a explorar las intersecciones entre el lenguaje arquitectónico y el lenguaje fílmico

"Esta edición del Festival Ficarq ha sido el año de nuestra consolidación"
Miguel Ángel Menéndez del Fueyo, fundador de Ficarq.

Con un equipo organizativo de apenas 25 personas, la V edición del Festival Internacional de Cine y Arquitectura (FICARQ), celebrada la pasada semana en Santander (del 4 al 8 de julio 2017), se ha revelado como un interesantísimo certamen en el que se explora cómo ambas disciplinas conviven, se complementan, y hasta, en algunos casos, se necesitan. «Es que el cine es arquitectura», asegura el constructor nacido en Viñayo, en plena montaña leonesa, Miguel Ángel Menéndez del Fueyo, fundador del evento.

Así, en estos cinco apasionantes días, numerosos conferenciantes de renombre en sus respectivas áreas (entre ellos, en el de arquitectura, Jacob Van Rijs, Daniel Movilla, Juan Millares (también cineasta), Blanca Lleó, Eduardo Leira, Juan Carlos Arnuncio o el ingeniero informático conocedor de la arquitectura robótica Ignacio González Alonso, y en el del cine, con la celebración del primer Foro de Dirección de Arte, Juan Botella o Pedro Jesús de la Fuente), han hecho de FICARQ 2017 lo que muy bien podría calificarse como un máster intensivo en la materia.

Calidad también en las películas proyectadas (un total de 44, entre largometrajes de ficción, documentales y cortos), con Carmelo Romero, ex director del Festival de Málaga Cine Español, como Presidente del Comité de Selección.

En resumen, el aplauso de los asistentes, un país invitado, Noruega (muy recomendable la película ‘Kraftidioten’ – Uno tras Otro-, de Hans Petter Moland), mucho conocimiento e investigación, y, naturalmente, un palmarés: Mejor largometraje de ficción para ‘La comuna’, del danés Thomas Vinterberg; Mejor Dirección de Arte para Antonio Virgilio, por ‘Seconda Primavera’, del italiano Francesco Calogero; Mejor documental (brillantísimo trabajo) para ‘Sin manual’, del mexicano Francisco González; mención especial para la actriz Laia Costa, por su interpretación en ‘Victoria’, del alemán Sebastian Schipper, el Premio Especial de Movistar+ al micrometraje ‘Imágenes en una tormenta’, de Manuel Olmedo Redondo, y dos galardones honoríficos bajo el nombre Puente entre Las Artes: a la arquitecta y diseñadora Patricia Urquiola, «la número uno en el mundo», y al cineasta y escritor Manuel Gutiérrez Aragón.

Como es lógico, Miguel Ángel Menéndez del Fueyo se muestra muy satisfecho.

Enhorabuena por el éxito conseguido en esta edición. ¿Qué balance haría de Ficarq 2017?

Muchas gracias. Esta quinta edición es la consolidación del Festival, y, además, nos da la oportunidad de plantear su futuro. En la parte del cine vamos a apostar por el Foro de Directores de Arte, tras esta primera experiencia, y convertirlo en un foro anual. Hemos tenido cosas maravillosas. Una conferencia sobre un robot haciendo casas en 3D, temas de drones, animinación, realidad virtual… Ficarq representó a España en la primera bienal de Londres del año pasado con VRPolis, la realidad virtual con ciudades del futuro (Santander en el año 2100). Por el pabellón de España pasaron 20.000 personas, todas a las que pudimos atender, porque había cola permanentemente. La experiencia dura tres minutos, teníamos cuatro espacios y no daba tiempo a más. Si es posible, lo que queremos es que esa experiencia la pueda ver la gente de Santander.

Usted es constructor. ¿Cómo se le ocurrió la idea de crear un festival de cine y arquitectura?

Muy sencillo. Ana Muriel, mi actual mujer y directora del festival, lleva toda la vida en el cine. A los 17 años ya ganó el primer premio de guion del principado de Asturias, a los 19 entró en el cine. Ha trabajado con Garci en El Abuelo, con Pedro Costa, con Charlton Heston, con Anthony Queen… Estuvo en la escuela de cine de Oviedo, luego hizo la cátedra de cine en Valladolid. Ella, siendo muy joven, ya hizo otro festival, que, al final, se quedó otra gente. Y quería hacer un festival de cine. Le dije que si lo hacía de cine y arquitectura, yo la ayudaría con la parte de arquitectura. Soy un enamorado de la arquitectura, he hecho casi 50 edificios de todo tipo, he viajado mucho viendo arquitectura y es mi pasión. El festival me ha permitido durante estos cinco años conocer y hacerme amigo de los primeros espadas de España e internacionales. Arquitectos fantásticos, con obras magníficas, maravillosas, y eso es lo que yo saco del festival. A cambio, le dedico mucho tiempo, me estoy dejando la piel…

Y dinero.

A veces. Bueno, cuando no hay y no sale de otro sitio, cuando tú quieres algo y el resto de la gente no te ayuda lo suficiente, tienes que dar la garantía de que de esa parte la tienes que cubrir. Es que la cultura, aunque muchas instituciones públicas se crean que es gratis, no es gratis. Traer a personajes relevantes cuesta un dinero. Luego sí, todo fantástico, dan mucho juego, se proyectan las películas, y es estupendo. Este año hemos tenido a Jacob Van Rijs, Patricia Urquiola… Una maravilla.

Ficarq ha tenido como sedes Avilés, Oviedo y Santander. ¿Le gustaría que fuera un festival itinerante o que se quedara definitivamente en Santander?

El que sea itinerante es muy cansado para el equipo porque cada año tenemos que estrenar sede, ponernos otra vez con los ojos de la ciudad… Es muy cansado. Pero sí creo que es bonito que los edificios más internacionales de la cornisa cantábrica tengan presencia., Lo hicimos dos años en el Centro Oscar Niemeyer de Avilés, la única obra de ese arquitecto en España. Y este año, aquí, aunque la sede sea el COACAN (Colegio de Arquitectos de Cantabria), contamos con el recientemente inaugurado Centro Botín, del arquitecto italiano Renzo Piano, que es un edificio internacional, impresionante. Es una ventana hacia el mar y una ventana hacia la ciudad. Este edificio es como unos prismáticos. Desde una parte se mira del mar a la ciudad, y de la otra parte, de la ciudad al mar.

¿Le gustaría que, si llegan a un acuerdo con las autoridades, la sede se quedara en Santander?

Me gustaría ir copando toda la cornisa cantábrica. Oscar Neimeyer, Renzo Piano… Hombre, queda el Guggenheim de Bilbao. Pero es muy complicado. Es el trabajo de todo el año para una semana. Lo más importante es que la ciudad que tú piensas lo quiera, que le interese.

¿Cómo consiguió que el Centro Botín colaborara con Ficarq?

El Centro Botín es una fundación que se dedica a la cultura. Creo que esta semana, y perdóname la modestia, ha sido la semana cultural más importante de esta ciudad. Así que, redondo y con asas. Un centro, una fundación cultural y un evento cultural internacional de gran categoría tienen que estar unidos. Se lo agradezco mucho a la Fundación Botín.

Y les dijeron que sí desde el principio.

Sí. Nos cedieron el lateral del edificio para proyectar películas en esa fantástica pantalla que tienen (al aire libre), que debe tener unos seis metros de alto por ocho de ancho, una calidad de imagen impresionante y un sonido fantástico. Hemos proyectado películas un poco futuristas (Blade Runner,Tron, Matrix REloaded e Interstellar) y creo que la gente se ha divertido. He visto el anfiteatro lleno de gente.

¿Con qué momento se queda de esta edición?

¡Es que ha habido muchos muy emocionantes! (sonríe). La conferencia de Jacob (Van Rijs) fue increíble; la de Luciano Berriatúa, el documental Sin Manual, del mexicano Francisco González es lo más fantástico que he visto en los últimos tiempos -sobre la construcción, a contrareloj, del Museo Internacional del Barroco, en Puebla, México, diseñado por el reconocido arquitecto Toyo Ito-. Y lo es porque para que un documental sea bueno tiene que estar hecho sobre algo muy potente, y, además, estar muy bien transmitido. El debate de los Directores de Arte…

Por último, ¿Quién le gustaría que viniera el año que viene?

Norman Foster, por ejemplo. Pero su mujer, Elena Ochoa, ya me ha dicho que es imposible, porque el festival siempre se hace la primera semana de julio y ellos en esas fechas están en Nueva York. De todas formas, hay muchos nombres interesantísimos que me encantaría que vinieran.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído