Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor

“El instante más oscuro”, Oldman se hincha de gloria

Signo de Victoria

Después de los innumerables halagos que esta producción inglesa (sobre todos aquellos centrados en el épico trabajo actoral de un irreconocible Gary Oldman) por fin podemos disfrutar en nuestro país de «El instante más oscuro». Todo el «bombo» mediático que se le ha dado al protagonista principal tristemente ha eclipsado la evidente calidad formal y dramática de esta producción que se adentra de manera concienzuda en los apasionantes entresijos políticos que conformaron el desarrollo de un hito histórico del calado de la II Guerra Mundial.

Durante los primeros días de la II Guerra Mundial, el incierto destino de una Europa Occidental atenazada por la amenaza del nazismo recae en las manos del Primer Ministro británico, el carismático Wiston Churchill, quién debe decidir entre negociar con Hitler, o bien enfrentarse contra la terrible amenaza de un conflicto a gran escala que puede ser fatídico para el mundo. Detrás de todo acontecimiento histórico se esconde una serie de velados secretos. Estos secretos son a los que intenta dar luz esta película.

El acabado final de este filme nos recuerda poderosamente a las recreaciones biográficas de la BBC británica, siempre tan cuidadosas con la verosimilitud y con el respeto a los hechos históricos, y esto es toda una garantía de calidad a la hora de enfrentarnos ante «El instante más oscuro» (2017). Estas más que evidentes referencias quedan plenamente justificadas siendo conocedores del pasado de su director, Joe Wright, en la admirada cadena pública inglesa, donde estuvo al frente de varias producciones aquí desconocidas pero que pintan muy, muy bien.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído