GENTE DE LA TELE

Series: Estos son los ‘trapos sucios’ que esconden los protagonistas de ‘Sensación de Vivir’

Brenda, Dylan y compañía planean su inminente regreso a nuestras pantallas la próxima temporada

Según ha informado Deadline, CBS ha puesto en marcha un reboot de ‘Beverly Hills, 90210’ que contará con parte del reparto de la serie original.

Así que, antes de seguir con más detalles, id desempolvando vuestras carpetas forradas con páginas de la SuperPop y recuperando ese póster de Brandon y Brenda para colgarlo de nuevo en el armario.

Antes de que el productor de televisión Darren Star alcanzase el éxito con «Sexo en Nueva York» en la cadena de televisión por cable HBO, se paseó por uno de los barrios más ricos de California, Beverly Hills, con «Sensación de vivir».

La ficción de la cadena estadounidense Fox (emitida por Telecinco en España) albergó desde 1990 hasta 2000 todo tipo de inimaginables conflictos, tragedias y romances de un grupo de «jóvenes».

La serie llegó a alcanzar las diez temporadas y los casi 300 episodios (eso sin contar su continuación que duró cinco temporadas y 114 episodios más entre 2008 y 2015).

La original «Sensación de vivir» fue también el trampolín al estrellato para sus intérpretes como Shannen Doherty, la mítica Prue Halliwell de «Embrujadas». Actores y actrices que, sin embargo, no han logrado deshacerse de la sombra del primer y único éxito tras casi treinta años.

¿Qué habrá sido de sus cuatro protagonistas? Hace unos años la cadena de televisión Lifetime emitió la historia no autorizada de «Beverly Hills, 90210» (siguiendo los pasos de otras series de éxito como «Salvados por la campana» o «Padres forzosos»), que aireaba la realidad de los trapos sucios de los actores y el rodaje. La TV movie, dirigida por Vanessa Parise, arrojó luz a los momentos previos a ser cancelada, el drama entre los miembros del reparto y productores y algunas curiosidades.

Brenda, la diva insoportable

La actriz que daba vida a Brenda Walsh, Shannen Doherty, dio muestras de un gran temperamento y un pésimo carácter durante el rodaje. Esto dio verdaderos quebraderos de cabeza a los productores de la serie que, finalmente, decidieron apartarla.

Se las arreglaron para cambiar el guión y mandar a su personaje a estudiar arte dramático a Londres y la sustituyeron por una de las protagonistas de «Salvados por la Campana»: Tiffani Amber-Thiessen. La actitud de Doherty en el rodaje era tal, que Jason Priestley, su hermano en la ficción, tachó de ser «una diva caprichosa e insoportable». Y el productor de la serie, Aaron Spelling, dio muestras de su preocupación por la influencia que podía tener la actriz en su hija Tori, que encarnaba a Donna.

No hay, de hecho, ningún actor de la serie que no chocara con Doherty. No había día que no hiciera esperar a los demás miembros del rodaje con sus retrasos, ofreciendo continuamente excusas como que se le recalentaba el coche. La tensión fue creciendo por el comportamiento de la actriz, sobre todo en lo que respecta a su compañera Jennie Garth (Kelly en la serie).

Esta llegó a contar en su libro, «Reflexiones de una Rubia en Hollywood», que su relación con Doherty era explosiva, que se llevaban a matar, y que incluso una vez le tiró de la falda y la dejó en medio del rodaje desnuda. En otra ocasión, ambas se encendieron tanto que acabaron peleándose en el aparcamiento.

Jason Priestley y Brad Pitt

El actor que daba vida a Brandos Walsh en la serie fue compañero de piso de Brad Pitt en la realidad. Ambos vivían juntos cuando Priestley fue seleccionado para interpretar a uno de los protagonistas de «Sensación de vivir» en 1990. Sin embargo, a Pitt la envidia no debió durarle mucho, porque al poco tiempo consiguió su primer papel en una película importante: «Thelma y Louise», junto a Geena Davis y Susan Sarandon ni más ni menos. Si los papeles se hubieran cambiado, quizá nos habríamos quedado sin disfrutar de Pitt.

Luke Perry, obrero de la construcción

El actor Luke Perry, que en la serie acabó siendo una de los personajes de más peso, Dylan, era obrero de la construcción cuando fue llamado para la serie. En un principio no fue uno de los intérpretes deseados por la cadena FOX, por lo que el productor tuvo que pagar el sueldo de su propio bolsillo. Era, por lo tanto, una apuesta personal de Aaron Spelling, hasta que se convencieron de que encajaba perfectamente en el papel de chico malo y le dejaron pasar a ser un miembro más del reparto regular.

Tori Spelling apostó por dos actores

Fue Tori Spelling quién convenció a su padre para que Shannen Doherty y Jason Priestley estuvieran en la serie y comenzaran, de esta forma, sus carreras como actores. La hija del productor era, sin duda, una privilegiada Hollywood e insistió a su progenitor de que ambos tenían un gran talento. Finalmente interpretaron a los hermanos Brenda y Brandon Walsh, en los que estaba basada la trama principal de «Sensación de vivir».

Los anunciantes, asustados

Las marcas publicitarias más conservadoras se asustaron cuando Brenda perdió su virginidad con Dylan en la ficción y, encima, se jactaba de ello con sus amigas. No les gustaba la idea de que su imagen se viera perjudicada por esa parte del guión y retiraron algunos de sus anuncios. Pero, como el dinero es el dinero, el creador se vio obligado a hacerles romper antes de que pudieran volver a quedar y tener de nuevo relaciones sexuales.

La guerra del Golfo

Aunque pueda parecer extraño, «Sensación de vivir» habría sido cancelada de no ser por la primera Guerra del Golfo. La primera temporada no fue todo lo bien que se pensaba y, de no ser porque FOX decidió emitir una temporada especial en verano, a pesar del poco éxito, y solo como alternativa a los especiales sobre la guerra del resto de cadenas, «Sensación de vivir» ni tan siquiera habría llegado a España. Fue por esa decisión por la que, en su tercera y cuarta temporada, arrasó. Aquí la ofreció Telecinco y también triunfó entre el público adolescente. Aún así, la serie no pasó nunca de las cuatro nominaciones a los Globos de Oro y una a los Emmy.

¿Qué ocurrió después con los protagonistas?

  • Jennie Garth, la protagonista femenina de «Sensación de vivir» interpretó a Kelly Taylor durante casi 300 entregas. Los espectadores fueron testigos de su maduración a lo largo de las diez temporadas originales. De hecho, la siguiente serie en la que participó de manera regular fue en la secuela de «Sensación de vivir». Su vida profesional está ligada a otra «joven» de la ficción, Tori Spelling, con la que protagonizó la serie paródica «Mystery Girls» en 2014 (pero fue cancelada tras una única temporada de diez entregas). Más allá de cameos en series como «Padre de familia» o «The Mick» en los que se ha interpretado a sí misma, Garth ha seguido copando titulares por su vida amorosa. Este pasado junio se conoció que se separaba por tercera vez.

  • Ian Ziering (54 años) también participó en los 292 episodios de la original «Sensación de vivir» como Steve Sanders, novio de Kelly Taylor inicialmente. Desde 2013, ha interpretado al protagonista de las seis entregas de «Sharknado», saga de películas para televisión sobre huracanes con tiburones. Como las estrellas televisivas venidas a menos, Ziering se ha mantenido en el candelero participando en reality shows de todo tipo. Ha bailado, ha cocinado e incluso ha montado negocios. En 2007, participó en la cuarta edición de «Bailando con las estrellas»; en 2015, en la versión VIP de «El aprendiz» (donde fue despedido por el mismísimo Donald Trump), y este mismo 2018, en «Worst Cooks in America» («Los peores cocineros de América»).

  • Brian Austin Green (44 años) se metió en la piel del ambicioso David Silver, novio del personaje de Donna (Tori Spelling) y que acabó sufriendo problemas con las drogas en la ficción. Tras las 292 entregas de «Sensación de vivir», la serie en la que más episodios ha participado ha sido «Terapia con Charlie» (2012-2014), protagonizada por Charlie Sheen tras su despido de «Dos hombres y medio». Asimismo, participó en la séptima temporada de «Mujeres desesperadas» como novio de Bree (Marcia Cross). Sin embargo, si actualmente sigue copando titulares es por su intermitente relación desde 2004 con la actriz Megan Fox (se casaron, se divorciaron y se reconciliaron) con la que tiene tres hijos (previamente tuvo otro hijo con una actriz de «Sensación de vivir»). Se conocieron durante el rodaje de la serie «Hope and faith»: él tenía ya 30 años, ella solo 18. En 2010, la casa de la pareja fue incluso asaltada por «The Bling Ring», un grupo de adolescentes y jóvenes que robaban en las casas de famosos (Sofia Coppola rodó una película sobre ello). Varias armas del actor desaparecieron.

  • Tori Spelling (45 años) es la cuarta y última integrante de «Sensación de vivir» que permaneció a lo largo de los casi 300 episodios como la virginal Donna Martin. Quizás contribuyó a ello ser hija del productor de la ficción, Aaron Spelling. Es ella quién más polémicas ha cosechado detrás (y delante…) de las cámaras. Precisamente durante la última década, Spelling ha protagonizado varios reality shows sobre su vida personal (al estilo «Las Kardashians») junto a su marido Dean McDermott, con el que tiene cuatro hijos. Sin embargo, tras una infidelidad por parte de él en 2014, la actriz acabó protagonizando en solitario el reality «Sensación de Tori».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído