El desguace de La Zaranda

Más de la misma amargura, esa mofa de lo repulsivo que divierte a un público

El desguace de La Zaranda
El desguace de las musas - Teatro Español

Vuelve La Zaranda y lo hace rauda, para desmentir a los que pensaban que se estaba despidiendo después de cuatro décadas y trece producciones de desigual valía. Esta vez pinchan y el flojísimo texto no lo levanta la siempre original puesta en escena del grupo ni la buena presencia de Gabino Diego.

Desde 2011 con ‘Nadie lo quiere creer. La patria de los espectros’ en tres consecutivas entregas no nos han gustado mucho los textos de Eusebio Calonge. Esta cuarta tampoco nos convence: una costrosa compañía de varietés se hunde irremisiblemente, agonizante su director y arrugadas sus vedettes, e intentan renovarse contratando un showman que ellos creen supermoderno y no es más que anticuadísimo. Un tema teatral eterno que Calonge activa a su manera: ‘El costroso cortinaje granate desprende pestes a sudor y desinfectantes. Las notas musicales se esparcen por la penumbra mal ventilada antes de diluirse en el fondo de los vasos. Bajo los focos que desparraman azul noche, el diezmado coro de vicetiples ensaya una rudimentaria coreografía. Pereza de albornoces, chándales y mallas remendadas, aderezado con boas desplumadas, brillantes baratijas y acoples de micrófono. La tragedia contoneándose desde sus altos tacones. En el espejo del camerino, rodeado por bombillitas fundidas, quedó escrito con pintalabios: El Desguace de las musas’, explica.

Pero como el mismo insinúa en el texto dando por supuestas las críticas, el texto es una repetición de lugares comunes, chascarrillos, ocurrencias y dejes mil veces empleados por el trío veterano de la compañía, al que las dos actrices invitadas esta vez solo aportan los apuntes musicales al piano de Imma Barrionuevo, incorporadas ella y Mª Ángeles Pérez-Muñoz a la zafiedad, griterío y gesticulación del trío veterano del zarandeo -Francisco Sánchez, Gaspar Campuzano y Enrique Bustos- a los que el primero de ellos en sus funciones de director (Paco de la Zaranda) imprime una impronta actoral si cabe más chusca, más grotesca que de costumbre. Estamos ante la veta de lo adefésico y estrafalario que estrangula al grupo, en lo esperpéntico elevado al cubo, en la explotación premeditada y alevosa del morbo de lo abyecto, de lo casi repugnante, hasta llegar a exhibir las miserias físicas de la ancianidad, en un culto a la piltrafa y al desperdicio que captura al público con un anzuelo en el que el gusano escabroso provoca la limosna de la risa nerviosa y el aplauso liberador.

Gabino Diego, inmerso en tal panorama, sobrevive en ese irrisorio y estrafalario personaje que en buena parte debe ser creación suya, y aporta cierto anclaje a un espectáculo tremendo en su patetismo y tristeza, no desde luego por lo que se dice sino más bien por lo que se muestra. Francisco-Paco-Sánchez-Zaranda consigue una vez más aciertos escenográficos con los cachivaches que acumula, que mueve de acá para allá improvisando gradas, podios, tribunas y pasarelas en las que el reparto construye escenas demenciales, poses estrafalarias, ‘selfies’ irrisorios que son lo mejor de la pieza apoyados en dos claros aciertos, la iluminación de Peggy Bruzual y el vestuario de Encarnación Sancho.

‘Metáfora de una realidad degradada a burdo espectáculo, trampantojos, trapos de portera, devastación espiritual sin precedentes’: en todo ello coincidimos con Calonge. Pero solo ello no basta, falta el ingrediente mágico, quizás el que desbroza testimonio de impostura, reflejo veraz de imitación simplona. La Zaranda empieza a ser víctima de sí misma y su público a desconcertarse huyendo de la amargura. Más que repetirnos, vayan ustedes a leer nuestras reseñas de sus últimos cuatro espectáculos si les apetece:

‘Ahora todo es de noche’, 2018.

‘El grito en el cielo’, 2016.
‘El régimen del pienso’, 2013.
‘Nadie lo quiere creer’, 2011.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 6
Texto: 5
Dirección: 6
Puesta en escena 8
Interpretación: 7
Producción: 7
Programa de mano: 7
Documentación a los medios: 5

Teatro Español
EL DESGUACE DE LAS MUSAS
La Zaranda
Texto Eusebio Calonge
Dirección: Paco de La Zaranda
Del 22 de mayo al 9 de junio del 2019

Reparto:
Gabino Diego
Inma Barrionuevo
Francisco Sánchez
Gaspar Campuzano
Enrique Bustos
Mª Ángeles Pérez-Muñoz

Ficha artística:
Iluminación Peggy Bruzual
Vestuario Encarnación Sancho
Fotografía Víctor Iglesias
Producción Artística Eduardo Martínez
Producción Ejecutiva Sergi Calleja
Una producción de La Zaranda- Teatro Inestable de Ninguna Parte en coproducción con el Teatro Español y el Teatre Romea.
* El encuentro con el público tendrá lugar el día 30 de mayo tras la representación.  Podrá asistir cualquier persona que interesada (entrada gratuita hasta completar aforo).
Presenta y modera Almudena Grandes.

Horario de martes a domingo 20h. (excepto domingo 26 de mayo 19h.)
Duración 1 hora y 20 minutos (aproximadamente)
Entradas de 5 a 22 €
C/Príncipe, 25. Madrid
91 360 14 80 – 91 360 14 84.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído