NICOLÁS VANIER, DIRECTOR DE 'VOLANDO JUNTOS'

«Me parece formidable el mensaje de los jóvenes y de Greta Thunberg porque es incontestable»

"Me parece formidable el mensaje de los jóvenes y de Greta Thunberg porque es incontestable"
Nicolás Vanier. PD

A finales de 2017, este asombroso y poético vídeo de Youtube se hizo viral. Las imágenes muestran al piloto y conservacionista francés Christian Moullec volando en su ultraligero rodeado de una bandada de gansos salvajes. Ahora, su compatriota, el cineasta y también aventurero Nicolas Vanier, estrena en España Volando juntos, una película de ficción para todos los públicos inspirada en la hazaña real de Moullec, quien hace ya 20 años ideó una nueva ruta migratoria para esa especie en peligro de extinción.

Por Gloria Scola

En el Hotel Intercontinental de Madrid, Nicolas Vanier (Dakar, Senegal, 5 de mayo de 1962) charla con PERIODISTA DIGITAL sobre su última película, Volando juntos. El film relata la historia de un adolescente de padres separados que, obligado a pasar el verano con su progenitor en una casa en mitad del campo, sin apenas cobertura y sin wifi, aprenderá de este, no solo cómo cuidar a las crías de gansos salvajes, sino cómo enseñarles a que le sigan en su ultraligero. ¿El objetivo? Crear una ruta migratoria menos peligrosa para llegar a Noruega, y, de esa forma, frenar la desaparición de esas aves. Vanier, que, como anécdota confiesa no saber nada del Rally Paris Dakar ni quién es Carlos Sainz (“nací en Dakar porque mi padre hacía ahí el servicio militar, pero solo permanecí en Senegal una semana, y
crecí en Francia, en la granja de mi abuelo”, también afirma que su amor por la naturaleza le viene de su infancia.

Así que, por eso le gusta tanto la naturaleza, y la naturaleza le llevó al cine.

Sí, creo que sí. Estaba en la granja rodeado de naturaleza, a mi abuelo le encantaba la naturaleza, y lo primero que filmé, con la cámara de mi padre, fue la naturaleza. Yo tenía nueve años.

Usted ha hecho muchas expediciones y varias películas. Por cierto, ¿le gusta el título español de Volando juntos (en francés, Donne moi des ailes (Dame las alas)?

Ah, ¿es ese? (Sorprendido). Sí, sí me gusta.

La película está inspirada en una historia real.

Si, en la aventura de Christian Moullec para sensibilizar sobre las cuestiones de biodiversidad. Hace 20 años decidió volar con las aves para cambiar el itinerario de migración, y hace tres, Christian me invitó a volar en su ultraligero con los gansos, me pareció extraordinario, y juntos decidimos hacer la película. También me interesaba hablar sobre la adolescencia, la familia…

¿Y por qué se le ocurrió que la hazaña la hiciera un adolescente en vez de un adulto?

Porque quería crear en los jóvenes empatía con el personaje. Esta generación se pasa la vida con el móvil, los videojuegos…

¿Cómo rodó las escenas del ultraligero con los gansos? ¿Es realmente el adolescente quien pilota o un piloto profesional? He leído que no hay imágenes generadas digitalmente.

No, no las hay. Son realmente los actores. El que hace de padre y de hijo, y ambos aprendieron a volar en el ultraligero, que es muy fácil. Los pájaros vuelan y siguen lo que les gusta. Además, estaba Christian Moullec, que es especialista en la materia. Rodarlo es complejo, requiere muchas pruebas y preparación, así que fue complicado, pero muy gratificante.

¿Qué opina de Greta Thunberg?

Me parece formidable el mensaje de estos jóvenes, no solo de Greta, porque es incontestable. Ya nos lo han dicho los científicos y no hacemos caso. Así que estos chicos dicen: “Nos mandáis al colegio para preparar el futuro, pero un futuro sin pájaros y sin muchas otras cosas no es posible, y nos estáis dejando las migas del planeta”. Soy muy crítico con todo esto y no entiendo que los adultos no lo capten.

¿Y qué piensa de aquellos que dicen que se está utilizando políticamente a esta niña, que debería estar en el colegio, y que son los científicos los que tienen que hablar?

En cuanto emerge una personalidad, se la critica. La personalidad de Greta te puede gustar o no, pero eso da igual. Lo importante es que lo dicen los científicos, y no les escuchamos. Ya lo han dicho. El último informe de la ONU de los científicos sobre el cambio climático es catastrófico. Y el pronóstico, la simulación que se hace, da un resultado catastrófico. ¿Quién va a habitar el planeta en el futuro? No los científicos de 50 o 60 años, sino los jóvenes; Greta. Y quizá nos quedemos sin niños. Es normal que los niños tomen la palabra para decir: “Debería estar en el colegio, sí, pero no estoy, porque ahí no se está haciendo nada, nos estáis dejando un mundo que va a ser inhabitable, y mi futuro es el que anuncian los científicos, y es negro”.

Acaba de ser el foro de Davos, el Foro Económico Mundial, y el otro día salió un reportaje en la tele en el que se decía que, ahora es tan políticamente incorrecto no contribuir a la salvaguarda del medio ambiente que, incluso empresarios que no creen en eso, lo hacen por dar una buena imagen. Aunque esa sea la razón, ¿es una buena noticia?

Sí. Me importa un bledo por qué o cómo lo hacen; lo que cuenta es el resultado. Ya sea porque es políticamente correcto o porque creen en lo que sea, lo que cuenta es el resultado.

En Volando juntos, el padre se enfrenta a las autoridades, y roba un sello oficial. Hoy, en 2020, en tan poco tiempo ¿ya no ocurriría? Hoy en día, cuando quieres hacer algo que se sale de lo ordinario, es complicado, porque hay que estar en un marco en el que hay que saber saltarse la línea naranja, no la roja. Lo que hace el padre en la película no es muy grave. Y lo que le importa son sus objetivos.

¿Se puede decir el presupuesto de la película? ¿Hay muchas tomas del vuelo del ultraligero con gansos?

Creo que es del orden de ocho millones de euros, así que, comparada con otras películas, no es cara. Ha habido mucha preparación y puesta a punto del material, porque siempre hay algo que falla: el clima, el ruido… Muy complicado. Se requieren muchas horas para tomar unos segundos de imágenes que no siempre van a ser utilizadas. En el cine el tiempo es dinero, pero eso ya lo sabíamos.

¿Es cierta la metodología que se cuenta en la película? Que algunas aves reconocen como padre a la primera persona que ven cuando salen del cascarón. Y, por eso, padre e hijo aparecen ataviados con una gorra beige y una especie de chilaba marrón para evitar su apariencia humana.

Sí. Es la reproducción exacta de lo que hizo Christian Moullec hace 20 años. Los gansos, como otros animales, reconocen a sus padres en lo primero que ven al romper el cascarón, y eso es algo que funciona perfectamente. Y efectivamente no tienen que reconocer a los padres adoptivos como humanos, porque si no, los gansos no conservarían el miedo a los humanos, que es lo que les hace sobrevivir. Por eso, Christian ideó ese traje, ese atuendo, que no le da una apariencia humana. Y por eso los gansos seguían teniendo temor de los humanos y eso es necesario para ellos.

Con lo cual, son gansos reales recién nacidos que lo primero que vieron fue al adolescente.

No había ninguna otra forma de hacer esta película que haciéndolo de verdad.

¿Y cómo encontró al niño? ¿Era un amante de los animales?

No especialmente, no. Fue el resultado un trabajo de selección al que se presentaron 1.400 aspirantes.

Una curiosidad, ¿sabe quién era Félix Rodríguez de la Fuente?

Me suena el nombre…

Por último, de todas las expediciones que ha hecho, a Mongolia, Siberia, China… ¿cuál es la que más le ha impactado?

Llevo 40 años viajando, cada una es particular, especial, distinta… Lo que me ha ayudado son ciertas personas, ciertos pueblos… Es la relación del hombre y de la naturaleza lo que me interesa, más que la naturaleza en sí misma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído