El gigante tecnológico se hace con uno de los pilares de Hollywood

Amazon compra James Bond, Rocky Balboa y el león de la Metro Goldwyn Mayer por 8.450 millones

La adquisición de los estudios MGM sumará a la plataforma de streaming más de 4.000 títulos de cine y TV, tras la fusión de sus rivales AT&T y Discovery

Amazon compra James Bond, Rocky Balboa y el león de la Metro Goldwyn Mayer por 8.450 millones
Jeff Bezos , dueño de Amazon de la Metro-Goldwyn-Mayer. PD

El león ruge ahora par un nuevo amo y este se llama Jeff Bezos. Por la friolera de 8450 millones de dóalres.

La compra de Metro Goldwyn Mayer por parte de Amazon es el movimiento en las plataformas de streaming más espectacular de los últimos tiempos, comparable solo quizá a la compra de Fox por parte de Disney.

En este caso las implicaciones son aún más simbólicas, debido al choque que supone una compañía completamente tecnológica y digital y una productora histórica del Hollywood clásico.

La operación, que se venía rumoreando durante los últimos días, supone la entrada definitiva de Amazon en el ‘streaming’ y su mayor apuesta para intentar desbancar a Netflix.

Se trata de la segunda mayor adquisición de Amazon de su historia, solo detrás de la compra de la cadena de supermercados Whole Foods en 2017 por 13.700 millones de dólares.

MGM llevaba en venta desde diciembre de 2020 y Amazon era uno de los mejor posicionados para hacerse con el estudio. Los rumores surgieron cuando se confirmó que AT&T fusionaría WarnerMedia con Discovery, en una operación valorada en 43.000 millones de dólares. Amazon no podía quedarse atrás en la partida de ajedrez para hacerse con contenido audiovisual que le permitiera competir con Netflix, HBO o Disney.

Y eso es precisamente lo que acaba de hacer, mover pieza a lo grande.

MGM es un gigante con más de 4.000 películas y 17.000 horas de ‘shows’ de televisión disponibles. Entre los nombres que atesora están ‘James Bond’, ‘The Handmaid’s Tale’, ‘Rocky’ o ‘Vikings’. Cuenta con un catálogo histórico de películas que se remontan a muchas décadas, como ‘El silencio de los corderos’, una amplia variedad de compañías de producción y distribución y la red de contenido Epix. Esa es justo la munición que necesita Amazon para competir cara a cara con los grandes nombres establecidos del ‘streaming’.

«La adquisición puede aupar las capacidades de Amazon en ‘streaming’ al añadir una montaña de contenido propietario y reforzar el valor de su servicio Prime», explicó a Bloomberg el analista Poonam Goyal.

Es el plan de Jeff Bezos no solo para competir con Netflix, también para hacer más apetitosa la suscripción a Prime, una de sus líneas de ingresos clave fuera del ‘e-commerce’ puro.

Un Prime más completo le permitiría, además, subir el precio de este servicio en países como España, donde aún es relativamente más barato respecto a otras regiones. Aquí Prime cuesta 4,99 euros/mes o 39 euros al año.

En Alemania el precio mensual es de 7,99 euros, en Francia de 5,99 y en Reino Unido de 7,99 libras al mes (9,22 euros). En resumen: si la compra de MGM es buena noticia para Amazon, no va a ser tan buena para tu bolsillo.

La compra de MGM por parte de Amazon se produce curiosamente justo cuando Netflix emprende el camino contrario: diversificar su negocio más allá del ‘streaming’. Una información reciente publicada por ‘The Information’ asegura que Netflix ha comenzado a estudiar su entrada en el sector de videojuegos. La compañía estaría buscando contratar a un ejecutivo para supervisar esta expansión.

La idea inicial de este servicio sería ofrecer un paquete de juegos por suscripción similar a lo que ya ofrece Apple con Arcade.

Netflix podría buscar con este salto a los videojuegos sacar parte de su negocio de un terreno cada vez más colapsado.

La empresa lleva tiempo viendo cómo sus suscripciones se ralentizan y se habla de un techo en el modelo. Además, no sería la primera vez que se acerca al sector de videojuegos, ya sacaron uno de ‘Stranger Things’ para promocionar su tercera temporada y probaron con la televisión interactiva con un capítulo de ‘Black Mirror’. Ninguno de los directivos de la compañía ha descartado tampoco la idea de inmiscuirse en este terreno, todo lo contrario.

Reed Hastings, co-CEO de Netflix, dejó caer en abril que habían probado con casos como el de ‘Black Mirror’ y que «no hay duda de que los juegos van a ser una forma importante de entretenimiento».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído