Muere a los 83 años en Florida

Fallece Paul Sorvino, actor mundialmente conocido por su estelar interpretación en ‘Uno de los nuestros’

A sus espaldas llevaba más de 50 años actuando y más de 170 películas

Paul Sovrino en 'Uno de los nuestros'

El 25 de julio falleció a los 83 años Paul Sorvino, actor estadounidense conocido por sus increíbles interpretaciones en numerosas películas como ‘Uno de los nuestros’, ‘Nixon’ o ‘El jugador’, entre muchas otras.

Según aclaró su publicista Roger Neal, el actor falleció por causas naturales en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida. El actor sufrió diversos problemas de salud en los últimos años, estos le habrían acabado provocando la muerte.

Sus familiares lamentaron la pérdida y aseguraron que no existirá otro como él. Así lo expresó Dee Dee Sorvino, su esposa:

«Nuestros corazones están rotos, nunca habrá otro Paul Sorvino, fue el amor de mi vida y uno de los mejores artistas que jamás haya aparecido en la pantalla y el escenario».

De mafioso a policía, Sorvino interpretó a una gran cantidad de personajes en sus más de 50 años de carrera dentro del mundo del cine. Esa variedad es lo que le hizo convertirse en uno de los pilares del cine y la televisión.

Pero no era hombre de una sola pasión, le encantaba actuar, sí, pero él aseguró que tenía otras grandes habilidades como la poesía:

«La mayoría de la gente piensa que soy un gángster o un policía o algo así. La realidad es que soy escultor, pintor, autor de best-sellers, muchas, muchas cosas: poeta, cantante de ópera, pero ninguno de ellos es un gángster. Sería bueno tener eso escrito en mi legado más que la imagen de un tipo duro».

Más de 170 películas

Indudablemente la primera imagen que se tiene del actor es caracterizado como Paul Cicero en ‘Uno de los nuestros’. Pero también hizo del político Henry Kissinger en ‘Nixon’, de comunista en ‘Rojos’ o de comisario en ‘Ley y orden’. Era tan polifacético que se metió en la piel del patriarca de la familia Capuleto en Romeo+Juliet.

Ese amor por el mundo del cine se la transmitió a sus hijos: Mira, Amanda y Michael Sorvino. Mira fue la ganadora de un Oscar, Amanda es actriz y directora al igual que su hermano Michael. El polifacético actor se mostró orgulloso del trabajo de sus hijos, en especial de la mayor cuando ganó la estatuilla dorada.

Años más tarde, el patriarca Sorvino sacó lo que le quedaba del mafioso Paul Cicero al enterarse que su primogénita había sufrido abusos por parte de Harvey Weinstein. El actor aseguró que de haberlo sabido antes el productor estaría en silla de ruedas y añadió que lo estaría esperando como Cicero cuando saliera de la cárcel. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído