El reto de la pintura

El reto de la pintura

La pintura resiste, la pintura no ha perdido vigencia, la pintura se renueva continuamente: es el mensaje positivo de la nueva exposición de CaixaForum, empeñada en que sus prolijos fondos de adquisiciones en las últimas décadas mantengan su prestigio y desde luego su valor de mercado. Una selección centrada en la abstracción y el concepto de pintura expandida.

La responsable de los fondos que La Caixa ha ido atesorando, Nimfa Bisbe, se responsabiliza personalmente de este repaso a la novísima pintura, tan cuestionada, dada por muerta y enterrada, que de hecho se ha visto casi marginada en las nuevas tendencias, pero que ciertamente se resiste a morir metamorfoseándose con todo lo que haga falta, rompiendo sus parámetros cual ave fénix que adopta nuevas formas, estableciendo alianzas con amigos y enemigos, pugnando por seguir existiendo.

A lo largo de los últimos treinta años—coincidiendo con la creación de la Colección de Arte Contemporáneo de esta entidad bancaria—, la pintura ha asumido la hibridación y la pérdida de las fronteras entre disciplinas artísticas, y ya no está restringida a la superficie de la tela. Es el relato narrado en una selección reducida pero condensada, asumible por el visitante medio, de 32 obras de una treintena de artistas, casi todas de su propiedad, una muestra ‘que se enmarca en la voluntad histórica de la entidad de contribuir a incrementar la capacidad de generar conocimiento y sensibilidad hacia el arte más actual, dar a conocer la creación contemporánea rompiendo las barreras que a menudo la separan del público’. Formada en la actualidad por más de un millar de obras, la Colección es hoy un punto de referencia en nuestro país en lo referente al arte actual.

En el centro espacial y temporal de la propuesta, la gran instalación de Jessica Stockholder ocupa toda una sala con elementos coloreados muy variados, algo así como un salón deconstruido, con la lámpara de techo en el suelo, y las lámparas de pie en pleno carnaval en torno a alfombras variopintas que se ha subido a la mesa. Bisba lo llama pintura expandida, y así entra en su propuesta de que la pintura está viva si a casi todo lo llamamos pintura.

Parte de las obras expuestas traspasan la superficie pictórica y se alían con otras técnicas para desbordar la propia materia pictórica. Así, además de pinturas sobre tela pueden verse creaciones que incluyen instalaciones, fotografías, collages e hibridaciones con la escultura. La selección hace hincapié en la materialidad de la pintura. Formas, texturas y colores forman parte de la fisicidad de la obra, sin que la experiencia material de la abstracción estépor encima del proceso conceptual, ‘ya que la pintura siempre parte de la idea y del pensamiento’ nos dicen.

Desde artistas ya clásicos—que renovaron la pintura en los años sesentay setenta-, como Gerhard Richter, Robert Ryman, Sigmar Polke o Robert Mangold, pasando por otros más contemporáneos, como Ángela de la Cruz, Carlos Bunga, Kerstin Brätsch, Lui Shtini o Guillermo Mora, hasta la generación de los últimos años, como Georg Baselitz, Victoria Civera, Sean Scully, Joan Hernández Pijuan, Antoni Llena o Juan Uslé, la exposición se inicia con artistas que aún en estos días rinden homenaje a la gran tradición pictórica, y ahí destaca la presencia de Richter. Hay pintura monocroma, esa que simboliza la abstracción absoluta, y hay abstracción geométrica; y propuestas tridimensionales como la de Antoni Llena, realizada con papeles de colores, rasgados y doblados.

La exposición también alude a cómo a lo largo de las tres últimas décadas la división entre figuración y abstracción, que tantos debates provocó a lo largo del siglo XX, prácticamente se ha desvanecido: Sigmar Polke y Georg Baselitz suelen yuxtaponer la figura en superficies abstractas. El recorrido se cierra con obras que ejemplifican cómo la pintura se reinventa: Ángela de la Cruz dobla el bastidor; Guillermo Morala la despega de la pared; los escultores José Pedro Croft y Pello Irazu incorporan la pintura a sus creaciones.

El catálogo incluye ensayos del profesor de estética Xavier Antich y del crítico y comisario de exposiciones David Barro intentando explicar lo inexplicable. Habrá una performance que promete completar un panorama ecléctico aunque coherente, meritorio esfuerzo por introducir algún parámetro en el enloquecido firmamento del arte ex-pictórico.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 7
Despliegue: 8
Comisariado: 7
Catálogo: 8

CaixaForum Madrid
La pintura, un reto permanente.
Del 23 de octubre de 2019 al 1 de marzo de 2020
Comisariado: Nimfa Bisbe,jefa de las colecciones de arte de ”La Caixa”.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído