Hombres que escriben en habitaciones pequeñas

Hombres que escriben en habitaciones pequeñas

Esta comedia de ciencia ficción, con risas, intriga y unas gotas de crítica social a la moda, parece haber agotado en el título toda su capacidad de sugerir. Es un producto demasiado frío y convencional como para despertar emoción o empatía. Trama improvisada, texto convencional, puesta en escena mediocre e interpretación floja son sus señas de identidad.

Nos lo proponen así; ‘Un escritor, autor de novelas de poco éxito que se venden en Internet, ha sido secuestrado y llevado a la fuerza a un lugar desconocido. El hombre despierta en un sótano repleto de archivadores, de expedientes escritos en lenguas extranjeras e informes censurados, y se encuentra con tres mujeres (¿o son tres espías?) que reclaman su ayuda. Si quiere formar parte de un movimiento revolucionario, el escritor tendrá que prestar su talento a una causa mayor: concluir el relato de un magnicidio que cambiará el rumbo de un país en crisis’. Y claro está, te motivan y te tientan. Sentado en tu butaca tendrás cien minutos para arrepentirte.

Título tan largo responde a intenciones prolijas que nos hablan ‘de contraespionaje y de terrores modernos, de viajes en el tiempo y de literatura, pero, sobre todo, de gente corriente ahogada en la paranoica desesperación del tiempo que nos ha tocado vivir’. Demasiadas ingredientes. Es esa fórmula supuestamente perfecta del éxito que venden los cursos rápidos de guionistas y dramaturgos: tanto de esto, tanto de lo otro, un poco de aquí, algo de allá, y así todo el público se irá contento. Que si el magnicidio de Carrero y el magnicio de Kennedy; que si viajes al pasado para cambiar el futuro; que si el Centro Nacional de Inteligencia o los ‘indepes’ presos; que si jubilaciones anticipadas o hipotecas lesivas. Un cóctel tan recargado que resulta lesivo.

Antonio Rojano es autor con suerte. Con apenas 22 años, tras una beca de creación en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores, fue galardonado con el Premio Nacional de Teatro del Ministerio de Cultura. Hoy, con 37 cumplidos, es autor de una quincena de obras dramáticas, incluidas Furiosa Escandinavia (Teatro Español, Madrid 2017) (ver nuestra reseña de entonces) y La ciudad oscura (CDN, Madrid 2015). Tiene premios variados, la mayor parte de su obra dramática se encuentra publicada y algunas de sus obras se han traducido a varios idiomas. Apadrinado por el Teatro Pavón, hasta en tres ocasiones ha sido finalista del Premio Nacional de Literatura Dramática (2016, 2017 y 2018), y otras tantas candidato al Premio Max a Mejor Autoría (2016, 2018 y 2019). Tras tan florida trayectoria esta obra podría juzgarse como un borrón de escribano experto o como un techo infranqueable, habrá que verlo.

La dirección de Víctor Conde no consigue sacar petróleo de debajo de la arena del desierto. El empapelado de portadas periodísticas en que se basa la escenografía es vulgar, y el reparto no pasa del aprobado raspado: meritorio Secun de la Rosa, aunque no termine de dar el tipo, y destacable Angy Fernández intentando dar credibilidad a su endeble personaje. Algo marciana Esperanza Elipe y desnortada Cristina Alarcón. No es culpa de ellas, es que los papeles son infumables.

Pero, oyesss, la promoción ha sido excelente, la gente responde como el perro de Pavlov, el público se ríe, aplaude al final y se marcha satisfecho al parecer. Aquí paz, y después gloria.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 5
Texto: 6
Dirección: 5
Interpretación: 6
Escenografía: 5
Producción: 5
Programa de mano: 7
Documentación a los medios: 7

CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL
Teatro María Guerrero / Sala de la Princesa
HOMBRES QUE ESCRIBEN EN HABITACIONES PEQUEÑAS
De Antonio Rojano
Dirección Víctor Conde
De 9 de octubre a 17 de noviembre de 2019

Reparto(por orden alfabético)
Señorita L – Cristina Alarcón
Señorita K – Esperanza Elipe
Señorita M – Angy Fernández
El Escritor – Secun de la Rosa

Equipo artístico
Escenografía Bengoa Vázquez
Iluminación Lola Barroso (AAI)
Vestuario Anaïs Zebrowski
Ayudante de dirección Cris Lozoya
Coproducción Centro Dramático Nacional, Entrecajas Producciones Teatrales, Avance Producciones y García-Pérez Producciones.

De martes a domingo a las 18:00 h.
Duración del espectáculo 1 h 30 min
C/ Tamayo y Baus, 4 28004 Madrid.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído