Cuestión de pulmones

Cuestión de pulmones

Ha estado en escena tres semanas y ha sido poco celebrada. Pero la comedia ‘Pulmones’ ha sido un soplo de viveza y sinceridad de esos de los que está tan necesitada nuestra atribulada escena. Un texto británico de hace unos años para una pareja majeta y nada majareta a medio metro tuyo.

El autor, Duncan McMillan, fue miembro fundador la década pasada de un colectivo británico de dramaturgos denominado ‘The Apathists’, los apáticos, toda una declaración de intenciones, que entendemos como voluntad de no dar doctrina y expresar la lógica fatiga por tanta manipulación ideológica como sufrimos. ‘Lungs’ (Pulmones) es una sencilla pieza de 2011 en la que una pareja en la treintena debate si tener un hijo, reflejando los prejuicios, miedos y lugares comunes de su generación. Nada trascendental sino una mirada empática, irónica y cariñosa a un trozo de vida corriente y moliente.

Un diálogo teatral de buena factura y bien traducido, que el director José María Esbec se toma más en serio que nosotros: ‘El drama de una pareja que se desestabiliza al plantearse el impacto medioambiental que implica traer un hijo al mundo. De este pensamiento nace la denuncia hacia una sociedad distraída –o quizá vencida– con la conciencia ecológica como revulsivo contra el apocalipsis… Quizá no sea el momento para plantear dudas, ni de proponer políticas, sino de hacer revoluciones. Y a diario. Para ello, cojamos oxígeno. Valgámonos de nuestros pulmones’.

Por fortuna Macmillan no da doctrina y se ríe por lo bajini de tanta neura ambiental. Y sus personajes se mueven dentro de una sensata medianía. Es una pieza breve, de sala pequeña y escaso presupuesto, con una puesta en escena en la que dos cintas para correr y unos difusores de vapor complican más que ayudan al relato. No se captan bien ni el vídeo ni la alusión a las ballenas, equiparables a los humanos y no solo por tener también pulmones. Pero Zaida Alonso y Alberto Amarilla con toda naturalidad ponen en pie una pareja simpática que cae bien desde el primer momento. En vez de apáticos están empáticos y consiguen interesarte medianamente en sus estáticas y normales tribulaciones. Quizás ese final proyectado en el tiempo resulte un poco brusco, una nota de realismo que otro autor realmente apático se hubiera ahorrado. Puede que la vida muchas veces sea cuestión de respirar profundo, de tener pulmones.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 7
Texto: 7
Dirección: 7
Interpretación: 8
Escenografía: 5
Producción: 5

CDN
Teatro Valle-Inclán
Sala El Mirlo Blanco
Pulmones, de Duncan Macmillan
Del 19 de noviembre al 8 de diciembre de 2019
Traducción María Caudevilla
Dirección José María Esbec

Reparto
Z – Zaida Alonso
A – Alberto Amarilla

Equipo artístico
Escenografía y vestuario – José María Esbec y Petros Lappas
Iluminación – Tomás Ezquerra
Diseño de vídeo – Miguel Álvarez
Ayudante de dirección y Espacio sonoro – María Caudevilla
Fotografía – marcosGpunto
Diseño de cartel – Javier Jaén
Producción – Centro Dramático Nacional

Horario: de martes a domingo a las 18h.
Duración: 1 hora 20 min.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído