Soberbia renovación de la Compañía Nacional de Danza

Soberbia renovación de la Compañía Nacional de Danza

Hacía tiempo, mucho tiempo, que no salíamos tan satisfechos de un estreno de la CND. Este programa triple es un acierto absoluto, partiendo de ser cien por cien español, siguiendo por su redondo planteamiento, y terminando por una ejecución sobresaliente en todos los aspectos. Su director Joaquín de Luz se confirma, tras el acierto anterior y diferente con Giselle (ver nuestra reseña), como una acertada opción de la que esperar muchas más satisfacciones.

La propuesta se inicia con ‘Remansos’, sobre los ‘Valses poéticos’ y dos de las ‘Danzas españolas’ del leridano Enrique Granados, una coreografía de 1997-1998 de Nacho Duato; prosigue con ‘Arriaga’, firmada por Mar Aguiló, Pino Alosa y el director De Luz sobre los cuartetos del vicaíno Juan Crisóstomo Arriaga; y finaliza con ‘In Paradisum’, de Antonio Ruz, un coreógrafo ya consagrado, autor de una ‘Electra’ ibérica en 2019 para El Ballet Nacional de España (ver nuestra reseña) de muy grata memoria, en base a un combinado explosivo del ‘Officium defunctorum’ del abulense Tomás Luis de Victoria y la paleta electrónica del alavés Pablo Martín Caminero.

De ‘Remanso’ se elogió en su estreno en Nueva York su fuerza expresiva: más tarde Duato la prolongó añadiendo tres de las danzas populares del compositor. La pieza tiene solera, se mantiene original y amena, y es una adecuada introducción a ‘Arriaga’, estrenada el verano pasado en coproducción con el Festival de Granada, que coreografía los tres cuartetos del que está considerado máximo exponente del clasicismo musical tardío en nuestro país a pesar de su cortísima vida. Escritos para dos violines, viola y violoncello y compuestos en 1823, cuando el compositor solamente tenía dieciséis años de edad, pueden ser consideradas las obras más destacadas de su producción y serían la única obra que el autor vería publicada en vida.

Ninguno de los grandes compositores ha compuesto a tan temprana edad nada semejante. Entre el Clasicismo tardío y el Romanticismo temprano, es posible compararlos con la obra tardía de Mozart y con el joven Beethoven, con claros elementos rítmico-melódicos de música española y con temas populares quizá vascos. La coreografía parte de un lenguaje clásico para llegar a movimientos contemporáneos, es de gran riqueza y ejerce un sostenido atractivo, aderezado por las incursiones de una pareja cómica de bailarines que suponen todo un hallazgo de ironía. Las puntas permiten valorar el alto nivel conseguido por la compañía en compaginar el ballet con la danza contemporánea.

‘In paradisum’ (En el paraiso, en latín) es la primera creación de Antonio Ruz para la CND, a partir del trabajo con sus bailarines en junio pasado, en plena pandemia. Las polifonías corales de Tomás Luis de Victoria (1548-1611) son el punto de partida. Con un estilo innovador, cuya influencia llega hasta el siglo XX, su música traspasa las fronteras del Renacimiento polifónico para anunciar ya el dramastismo expresivo barroco. La coreografía propone un diálogo entre la música sacra y la popular, entre lo sagrado y lo mundano, la colectividad y el individuo. Una reflexión humanista sobre el concepto y la búsqueda de espiritualidad en la sociedad de nuestro tiempo. Una celebración colectiva del baile como instrumento de conexión con uno mismo y con los demás que llega hasta la música electrónica de las fiestas rave.

La idea de Ruz es encontrar la relación entre las ceremonias religiosas en las que se vibraba con la música sacra de un funeral, y las actuales citas masivas juveniles para danzar durante toda la noche, ambos rituales colectivos para trascender y para sentiste parte de un todo que nos supera. Antes eran las misas, los cultos, las peregrinaciones, las celebraciones paganas. Hoy son tal vez los festivales de música, los macroconciertos, experiencias colectivas donde se congregan miles de personas con una actividad común en torno a la música y el cuerpo. El paraíso, se pregunta Ruz, más que un lugar, ¿será un estado físico y mental? Un planteamiento ambicioso para una coreografía espectacular, una propuesta difícil resuelta con maestría y completada con una estética inspirada en El Greco, contemporáneo de Tomás Luis de Victoria y en ocasiones comparado con él: ‘la paleta cromática y lumínica, así como las composiciones de sus cuadros de visionaria intensidad, evocan una trascendencia humana y divina; una santa locura entre lo terrenal y lo celestial’.

La CND exhibió pericia y destreza: se diría que el confinamiento le ha sentado paradógicamente bien, que ha madurado (o que ha visto las orejas al lobo, en román paladino. El nivel de las puestas en escena estuvo a la altura, con un despliegue muy reseñable en ese ‘In paradisum’ a cargo de la escenografía de Paco Azorín, el vestuario de Rosa García Andújar, la iluminación de Olga García y la muy importante dramaturgia de Rosabel Huguet.

Nada se nos dice de los intérpretes de la música grabada, cuya audición resultó desigual, mala en Remanso, excelente en In paradisum. Añadir que, si el piano de Granados y el cuarteto de Arriaga se hubieran tocado en directo hubieran redondeado el éxito, parece obvio.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 9
Coreografías: 8
Interpretación: 8
Puesta en escena: 8
Producción: 8

Teatros del Canal
COMPAÑÍA NACIONAL DE DANZA
Director artístico: Joaquín De Luz
REMANSOS/ Nacho Duato
ARRIAGA/ Mar Aguiló, Pino Alosa, Joaquín De Luz
IN PARADISUM/ Antonio Ruz
Fotos: Alba Muriel
Sala Roja / Del 8 al 11 de abril

–Remansos
Coreografía: Nacho Duato
Música: Enrique Granados
Escenografía y figurines: Nacho Duato
Diseño de iluminación: Nicolás Fischtel (A.A.I.), según del diseño original de Nacho Duato y Brad Fields
Maestros repetidores: Catalina Arteaga, Isaac Montllor, Yoko Taira
Realización de vestuario: Sastrería de la CND

8 y 10 de abril
Ana María Calderón, Juan José Carazo, Cristina Casa, Pauline Perraut, Anthony Pina, Alessandro Riga
9 y 11 de abril
Sara Fernández, Erez Ilan, Álvaro Madrigal, Shlomi Shlomo Miara, Natalia Muñoz, Haruhi Otani

Duración: 23 minutos
Estrenado por el American Ballet Theater, en el City Center de Nueva York (EE.UU.), el 5 de noviembre de 1997.
Estrenado por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro de Madrid, Madrid (España), el 5 de junio de 1998.

–Arriaga
Coreografía: Mar Aguiló, Pino Alosa, Joaquín De Luz
Música: Juan Crisóstomo Arriaga (Bilbao, 1806-París, 1826)
Asesoramiento estilístico: Andrea Pimentel
Diseño de iluminación: Mar Aguiló, Pino Alosa, Joaquín De Luz (en colaboración con el equipo técnico de iluminación CND)
Tratamiento de tejidos y tintes: María Calderón
Maestra repetidora: Yoko Taira

8 y 9 de abril
Helena Balla (día 9), Elisabet Biosca, Natalia Butragueño, Ana María Calderón, Juan José Carazo, Elena Diéguez, Sara Fernández, Ángel García Molinero, Martina Giuffrida, Erez Ilan, Tamara Juárez (día 8), Sara Khatiboun, Álvaro Madrigal, Clara Maroto, Shlomi Shlomo Miara, Isaac Montllor, Natalia Muñoz, Daniella Oropesa, Haruhi Otani, Shani Peretz, Anthony Pina, Benjamin Poirier, Iker Rodríguez, Miranda Silveira, Irene Ureña, Daan Vervoort
10 de abril
Ion Agirretxe, Helena Balla, Elisabet Biosca, Natalia Butragueño, Cristina Casa, Celia Dávila, Elena Diéguez, Sara Fernández, Mario Galindo, Martina Giuffrida, Erez Ilan, Sara Khatiboun, Álvaro Madrigal, Clara Maroto, Shlomi Shlomo Miara, Isaac Montllor, Shani Peretz, Laura Pérez Hierro, Benjamin Poirier, Alessandro Riga, Iker Rodríguez, Giada Rossi, Miranda Silveira, Irene Ureña, Daan Vervoort
11 de abril
Ion Agirretxe, Helena Balla, Elisabet Biosca, Natalia Butragueño, Cristina Casa, Celia Dávila, Elena Diéguez, Mario Galindo, Martina Giuffrida, Erez Ilan, Tamara Juárez, Sara Lorés, Álvaro Madrigal, Clara Maroto, Shlomi Shlomo Miara, Isaac Montllor, YaeGee Park, Laura Pérez Hierro, Benjamin Poirier, Alessandro Riga, Iker Rodríguez, Giada Rossi, Miranda Silveira, Irene Ureña, Daan Vervoort

Duración: 30 minutos
Estrenado por laCompañía Nacional de Danza en el Teatro del Generalife, Granada (España), el 22 de julio de 2020.
En coproducción con el Festival de Granada.

–In Paradisum
Coreografía: Antonio Ruz
Idea original: Pablo Martín Caminero y Antonio Ruz
Música: Tomás Luis de Victoria, Officium defunctorum, La Grande Chapelle / Albert Recasens, Schola Antiqua / Juan Carlos Asensio (Lauda LAU020) y original de Pablo Martín Caminero
Diseño de escenografía: Paco Azorín
Diseño de vestuario: Rosa García Andújar
Diseño de iluminación: Olga García (AAI)
Dramaturgia: Rosabel Huguet
Ayudante dirección: Lucía Bernardo
Ayudante de vestuario: Lucía Celis
Construcción de escenografía: Mambo Decorados, Gerriets España
Confección de vestuario: D’ Inzillo Sweet Mode

8, 9,10 y 11 de abril
Mar Aguiló, Elisabet Biosca, Sara Fernández, Erez Ilan, Tamara Juárez, Álvaro Madrigal, Aleix Mañé, Clara Maroto, Shlomi Shlomo Miara, Marcos Montes, Isaac Montllor, Haruhi Otani, Shani Peretz, Benjamin Poirier, Iker Rodríguez, Miranda Silveira, Irene Ureña, Daan Vervoort

Duración: 35 minutos (aprox.)
Estreno absoluto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído