La trilogía que ha creado un verdadero desbarajuste en el mercado editorial

La trilogía que ha creado un verdadero desbarajuste en el mercado editorial

(PD)-. Como ya imaginábamos, Lisbeth Salander no está muerta, aunque no hay muchas razones para cantar victoria: con una bala en el cerebro, necesita un milagro, o el más habilidoso cirujano, para salvar la vida. Así arranca La reina en el palacio de las corrientes de aire.

A Lisbeth Salander, le esperan semanas de confinamiento en el mismo centro donde un paciente muy peligroso sigue acechándola: Alexander Zalachenko, Zala. Desde la cama del hospital, y pese a su gravísimo estado, Lisbeth hace esfuerzos sobrehumanos para mantenerse alerta, porque sabe que sus impresionantes habilidades informáticas van a ser, una vez más, su mejor defensa.

Hasta aquí podemos leer…

Todas las obras notables tienen una historia lo suficientemente extraordinaria de la que se apodera la leyenda. La de Millennium es tristemente sencilla: Stieg Larsson murió de una crisis cardiaca a los 50 años, justo después de haber entregado a su editor la estupenda trilogía.

De hecho, apenas pueden encontrarse unas pocas frases del autor hablando de la gestación del proyecto. Realmente, no sabemos gran cosa. De los pocos documentos existentes nos encontramos la correspondencia mantenida con su editora sueca. Larsson habla de sus personajes.

Mi propósito ha sido, en muchos aspectos, ir a contracorriente en cuanto a la estructura típica de las novelas policíacas. Para ello, empleo recursos seguros que, frecuentemente, suelen estar prohibidos. He seguido una regla sencilla: no idealizar nunca delitos ni criminales, ni esteriotipar a las víctimas de los crímenes. En el libro Los hombres que no amaban a las mujeres construyo una serie de asesinatos a partir de la reconstrucción de tres casos reales.

He intentado crear personajes principales que se distingan, desde el punto de vista dramático, de los arquetipos policíacos al uso. Así, Mikael Blomkvist no tiene ni úlcera de estómago, ni problemas con el alcohol, ni ansiedad. No escucha ópera ni se dedica a ningún entretenimiento raro, como construir maquetas de aviones o algo parecido.

Ediciones Destino inició el proyecto de publicación de la trilogía Millennium el 5 de junio de 2008 con Los hombres que no amaban a las mujeres, al que siguió el 25 de noviembre de 2008 la publicación de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. El día 18 de junio finalizará la trilogía con la publicación de La reina en el palacio de las corrientes de aire.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído