Emilio Sánchez Vicario y Bruno Moioli, "Soñar para ganar"

«Nuestra generación recibió una educación basada en el esfuerzo»

El ex capitán de Copa Davis que logró la hazaña en Argentina habla de los peligros de una cultura que no valora el trabajo duro

En el tenis como en la vida tienes que saber qué puntos son vitales.

La idea de este relato nace el día en que España levantó por tercera vez la Copa Davis bajo la capitanía de Sánchez Vicario. De aquella gesta y del trabajo y esfuerzo que hay detrás, gracias al psicólogo Bruno Moioli, se pueden extraer ejemplos para ganar nuestros propios «puntos de partido» en la vida cotidiana.

Ambos autores dejan claro en «Soñar para ganar» (Ed. Temas de Hoy)  que aquellos deportistas no son «ni héroes ni Leyenda Roja».

«Aquel resultado proviene sobre todo del esfuerzo. Algo que nos toca a todos si queremos enfrentarnos a nuestros temores, ser coherentes y alcanzar un objetivo.»

Aunque parezca baladí hablar del esfuerzo como un valor importe, Sánchez Vicario y Moioli explican que ésta es una época donde la cultura nos impone un resultado sin prestar demasiada atención al proceso, al esfuerzo.

«Aunque la imagen levantando la Copa Davis es importante, el proceso, el camino, el esfuerzo… son imprescindibles. Sólo los necios son incapaces de disfrutar con el camino hacia el posible éxito.»

«Nuestra generación recibió una educación basada en el trabajo para conseguir el resultado. Hay que volver a la educación en esos valores. No sólo pensar en el objetivo.»

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído