‘El fundamentalismo democrático’, de Gustavo Bueno

Ficha técnica
Título: El fundamentalismo democrático
Autor: Gustavo Bueno
Editorial: Temas de Hoy
416 páginas
19 euros

Puede decirse que nadie está obligado a leer un determinado libro, pero esta norma, como es natural, tiene excepciones. En este caso, la clase política española está moralmente obligada a enterarse de la lección que le da el filósofo Gustavo Bueno. Tampoco sería exagerado afirmar que el hecho de que un político español no leyera este libro podría considerarse como un acto corrupto, salvo que fuera capaz de desarrollar este asunto con la misma solvencia que el autor.
Los políticos tienen la obligación moral, al menos, de saber qué es lo que se llevan entre manos, pero la prueba de que no es así es que este libro ha sido escrito. Pero no sólo los políticos tienen obligación de saber qué es lo que están haciendo, cuáles son los fundamentos de su labor y los peligros que arrostran y que nos conciernen a todos, sino que también los ciudadanos han de tener alguna noción sobre lo que se debe esperar de la clase política y lo que en realidad hace ésta.
En la primera parte del libro el autor analiza minuciosamente los conceptos de corrupción y democracia y busca las posibles relaciones entre ambos. Para evitar confusiones, a la corrupción no delictiva la llama perversión democrática. En la segunda parte del libro analiza algunos casos concretos. Uno es el del del juez corrompido por el complejo de Jesucristo. En libro se encuentra también la conocida frase: “Para mí un feto es un ser vivo, claro, pero de lo que no podemos hablar es de ser humano, porque eso no tiene ninguna base científica”, y tiempo después Zapatero felicitó a su autora y sentenció por su cuenta: “Las objeciones de la oposición a la reforma de la ley del aborto son inasumibles en democracia”. Pues ahora tienen ambos dos, al alcance de su mano, la posibilidad de informarse en muy pocas páginas de todo lo relativo al aborto. Y luego pueden probar a rebatir a Gustavo Bueno. Son más las cuestiones que se analizan en el libro. Aunque ahora que pienso, no es probable que le interesen a Jordi Pujol, por citar uno. ¿Qué iba a decir Jordi si lo leyera? ¿Recomendar acaso que no lo lea nadie más? Porque más difícil resulta rebatirlo. Lo más probable es que dentro de cien años este libro sirva a los historiadores de la época.
Vicente Torres

Autor

Vicente Torres

Vicente Torres, periodista, historiador y notario del acontecer diario y sobre todo amigo leal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído