Fernando Savater enseña la Filosofía sin temblor ni temor

«A mí quien me hizo escritor fue Franco»

Lamenta que exista la idea de que el nacionalismo es inevitable

Un político tiene que estar bien pagado pero también tiene que haber claridad en sus cuentas

Con poco más de 20 años, recién casado, le echan de la universidad donde daba clases y le meten prisión. Cosas que pasan en una dictadura. Se ve empujado a publicar para mantenerse a sí mismo y a su familia. Entonces recuerda que cerca de su colegio en Madrid había una editorial (Tusquets) donde se presenta con un escrito debajo del brazo que acabaría siendo publicado. Así empezó su carrera de literato y por eso cuenta que es al dictador a quien le debe haberse dedicado a escribir.

Hoy, ya está en la calle su cuarto libro sobre Filosofía. «Historia de la filosofía sin temor ni temblor» (Ed. Espasa). Los dos primeros (Ética y Política para Amador) sobre cuestiones prácticas, el tercero (Preguntas de la vida) es una visión general de la temática de la filosofía y el último el de historia. Es el último, nos cuenta, porque pasa como con el ciclismo; no puedes estudiar su historia sin haber visto antes una bicicleta.

Con este libro trata de quitarle a la asignatura ese velo plomizo que parece rodearla. Lamenta que en la escuela cada vez haya menos tiempo dedicado a Filosofía y denuncia «una verdadera campaña para hacerla cada vez más chiquitita».

«La Filosofía (en los colegios) se ha ido convirtiendo en algo cada vez más prescindible y eso sí que es grave. Además, la filosofía exige cierto tiempo y exige darle vueltas a las cosas. A la filosofía, como los chistes, hay que encontrarle la gracia».

TERRORISMO

Las fotos en las que recientemente se vio a varios terroristas luciendo camisetas de la selección española en una red social hacen que Savater se ratifique en que el terrorismo de ETA ha demostrado su vacuidad.

Basado en una mitología nacionalista del pueblo oprimido, explica Savater, con el tiempo se hace insostenible. Al punto de que sus los terroristas han pasado de ser revolucionarios a Hooligan quedándose en «un remedo patético. Peligroso pero patético».

Durante esta entrevista también ha explicado los aspectos en los que UPyD debería incidir de modo más enérgico en las próximas elecciones. Pone especial atención en desterrar la idea de que el nacionalismo es inevitable» a la hora de formar los Gobiernos.

«Esperamos que eso, poco a poco, cambie. Para las elecciones de 2011 esperamos tener más representantes que los nacionalistas y que los grandes partidos busquen nuestro apoyo mejor que el de aquellos. (…) El nacionalismo está reñido con el sentido político y el sentido común».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído