«A mí escribir me parece una auténtica aventura», Javier Reverte

"A mí escribir me parece una auténtica aventura", Javier Reverte
. EFE/Archivo

Para el periodista, escritor y viajero español Javier Reverte, la escritura no sólo es una forma de ganar dinero o prestigio «para el que pueda», sino «una auténtica aventura y una forma estupenda de pasarlo bien», según confesó hoy en Montevideo.

Reverte (Madrid, 1944) se encuentra en la capital uruguaya para participar en el Festival Eñe América de Literatura, que congrega a más de 100 creadores de toda Hispanoamérica en un encuentro entre autores, libros y lectores, en donde el también novelista habló sobre los viajes más allá de los libros.

En una entrevista con Efe, el veterano escritor consideró su labor como narrador como la «aventura de probar lo que no conoces», algo que a él le «gusta mucho» y con lo que le encanta «experimentar».

El autor de libros de viajes como «Vagabundo en África», «El río de la desolación» o el más reciente «El río de la luz», en los que relata sus experiencias en el Congo, el Amazonas o Alaska, se consideró sin embargo a sí mismo más como un novelista afortunado por la recepción de sus relatos de viajes.

«Lo veo bien, aunque me gusta más escribir novelas, pero me he singularizado más como escritor de viajes porque no hay demasiados. Los escritores que son más literatos no se asoman mucho a los viajes», afirmó.

Reverte, que se encuentra preparando un nuevo libro sobre la travesía del Ártico por el paso del noroeste entre el Pacífico y el Atlántico a bordo de un rompehielos, explicó que para contar un viaje, primero escoge lugares «que en algún momento, desde el punto de vista literario», le hayan llamado la atención.

Esta labor, a la que se dedicó por «casualidad» tras haber dejado una carrera de periodista de más de 30 años, no deja sin embargo de estar influenciada por su papel de novelista.

«En mis libros de viajes hay mucha técnica narrativa, aprendida en la novela, y también técnica periodística, que está aprendida en el gran reportaje, que ya no existen», afirmó.

En ese sentido, Reverte, que como periodista de prensa y televisión cubrió conflictos en todos los lugares del mundo, lamentó la falta de «historias» en los diarios de hoy en día.

«Los medios ya no pagan por eso, ya no encuentras historias de gran reportaje, y eso es una pena, porque es el corazón y la madre del periodismo», señaló el escritor, quien dijo leer los periódicos de hoy en día por costumbre, no por su contenido.

Así, Reverte descartó volver al periodismo, actividad que consideró «muy interesante y apasionante, pero para jóvenes», que «está bien para aprender, sobre todo si quieres ser escritor, pero no para vivir».

El novelista se refirió así a la figura del periodista-escritor, «un fenómeno del siglo XX, el siglo de la prensa».

«El siglo pasado vio cómo mucha gente interesante, curiosa, y que escribe bien, se echó al periodismo. Ese desarrollo del periodismo ha ejercido mucha influencia en la literatura. Ya no se puede escribir como en el XIX, la literatura está contaminada por el periodismo», explicó.

El viajero tampoco se mostró muy interesado por las nuevas tecnologías, que consideró útiles como herramientas de investigación, pero poco más.

«Internet y el mundo del blog no me interesa. Un blog solo da más trabajo. Los medios informativos hay que ponerlos a tu servicio, pero no ponerte tú al servicio de ellos. Además, no todo está en la red», dijo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído