Lorenzo Silva publica “Sereno en el peligro

“Si no tuviéramos a la Guardia Civil tendríamos que haber puesto a los legionarios defendiendo la Central Nuclear de Lemóniz”

Reseña la biografía de un cuerpo de seguridad con 166 años de vida

Cuando tienes un problema de orden público que la Policía no puede contener, carecer de un cuerpo intermedio como la Guardia Civil te obliga a enviar al ejército

A mediados del siglo XIX España poseía una red viaria extensa y muy deficiente. Poblada de «gente de vida complicada y carácter levantisco». Prácticamente no se podía ir por los caminos sin que te asaltaran y esto, además, suponía grandes obstáculos para el comercio que se movía entonces por aquellos caminos.

Este es el contexto que describe Lorenzo Silva en el que nació la Guardia Civil. Llamada así porque a las reina Isabel II, de tan sólo 14 años, le hizo gracia. Silva recorre en su libro el papel histórico de esta institución, «sus peculiaridades, claroscuros, sus miserias y sus glorias».

En los últimos años se ha hablado mucho sobre su posible desmilitarización. Para el autor de esta «biografía» de la benemérita

«Cuando se habla de la desmilitarización parece que esta policía militar es un residuo del pasado. Y no estamos hablando de una policía de países atrasados. Francia, Holanda, Italia o Portugal también cuentan con cuerpos policiales militares.

Ya les gustaría a los británicos tener una policía militarizada como la Guardia Civil. Si la hubieran tenido no habrían tenido que enviar paracaidistas al Úlster. Cuando tienes un problema de orden público que la Policía no puede contener, carecer de un cuerpo intermedio como la Guardia Civil te obliga a enviar al ejército».

En el caso de España, Lorenzo Silva pone como ejemplo el caso de los ataques contra la Central Nuclear de Lemóniz ya que de no contar con la Guardia Civil deberíamos de haber enviado a los legionarios.

«No es muy apropiado porque cuando un ciudadano va por la carretera no debe encontrarse con un legionario que es una tropa de choque que está para otra cosa».

Si la Guardia Civil ha sobrevivido desde 1844, señala el autor de Sereno en el peligro (Ed. EDAF), es porque en momentos cruciales y de mucho peligro ha mantenido, precisamente, la serenidad.

«Momento como el 14 de abril o el 23 de febrero de 1981. Aquel fue un episodio oscuro de la Guardia Civil porque un tricornio apareció donde no debía. Pero es importante recordar que pocos cientos se sublevaron y 70.000 permanecieron leales a la Constitución.»

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído