El escritor Santiago Lorén, ganador del Planeta en 1953, muere en Zaragoza

El escritor Santiago Lorén, ganador del Planeta en 1953, muere en Zaragoza
. EFE/Archivo

El escritor Santiago Lorén ha fallecido hoy en su casa de Zaragoza, tras una larga carrera profesional en el mundo de las letras, que le llevó a ganar el Premio Planeta de 1953 con la novela «Una casa con goteras».

Interesado desde pequeño en la literatura, Lorén (Belchite, 1918), que era médico de profesión, dedicó largas horas de su juventud en Zaragoza a leer novelas, cuentos y biografías.

Sus biografías sobre Ramón y Cajal y Miguel Servet fueron la base de dos populares series de televisión dirigidas por José María Forqué, en las que él colaboró como guionista y asesor.

Durante sus estudios secundarios, Lorén se interesó por los estudios de medicina, que no pudo iniciar al estallar la Guerra Civil e incorporarse a filas para combatir en la retaguardia del bando nacional como sanitario.

Él mismo relató su experiencia en el conflicto, con escritos en los que describía el estado de los heridos procedentes del frente de Teruel, la mayor parte con sus extremidades congeladas y con la necesidad de ser amputadas.

Al finalizar la contienda, estudió medicina y se especializó en ginecología, iniciando su carrera en el Hospital de Calatayud, desde donde fue trasladado a Zaragoza para ejercer su profesión y ser profesor en la Facultad de Medicina.

Su primera novela, «Cuerpos, Almas y otras cosas», título que evoca un popular relato médico de Maxence Van der Meersch, fue la antesala de una carrera literaria que en 1953 le valió el Premio Planeta con «Una casa con goteras», un relato de corte realista que le incorporó en la larga lista de médicos escritores entre los que se encuentran Gregorio Marañón o Luis Martín Santos.

Entre sus obras destacan «La vieja del molino de aceite», «Memoria Parcial», «Siete alcobas», «Hospital de Guerra», «El verdugo cuidadoso» o «Las siete vidas del doctor Cucalón».

A lo largo de su carrera, ejerció también como periodista en El Periódico de Aragón, Pueblo, La Codorniz o Heraldo de Aragón, donde en una entrevista concedida a los 92 años confesó su interés por el humor y reveló que uno de sus escritores favoritos era Wenceslao Fernández Flórez.

Casado con la galerista Carmen Berdusán, a sus 73 años fue reconocido por el Ayuntamiento de Zaragoza en 1991 con el título de «Hijo Adoptivo» de la ciudad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído