Presenta en PD su libro “Leer la mente”

Jorge Volpi: “El cerebro no está hecho para almacenar información”

Defiende la idea de que la mente es sólo una ‘máquina de futuro’

Si empleamos nuestro cerebro para recordar minuciosamente nuestra vida le daremos una función para la que no está hecho

«La literatura no sirve para entretenernos ni para embelesarnos. La literatura nos hace humanos» escribe Jorge Volpi en su nuevo libro Leer la mente (Alfaguara). Un ensayo en el que analiza el funcionamiento de nuestro cerebro, uno de los grandes campos para la investigación científica del siglo XXI. En particular, el autor concede especial importancia a la relación entre los procesos mentales y la ficción.

¿Cómo funciona nuestro cerebro cuando creamos o apreciamos una novela o un cuenta? ¿Qué consecuencias positivas tuvo en nuestra evolución? O ¿por qué somos capaces de saltar por encima de la mentira del teatro o de la literatura para entrar de lleno en una historia? Son algunas de las preguntas que Volpi responde caminando entre las palabras y al ciencia.

Rebajas
Leer la mente (Hispánica)
22 Opiniones

En esta entrevista en Periodista Digital, el autor cuenta que

«El cerebro es una máquina de futuro que produce escenarios a partir de recuerdos. Esa previsión de futuro es a lo que llamamos imaginación e implica una actitud que es la base de la ficción».

Tomando como ejemplo la ficción literaria en particular, Jorge Volpi expone que no nos permite colocarnos en escenarios no necesariamente probables pero sí posibles. Escenarios muy similares a situaciones que nos podamos encontrar en nuestra propia vida.

«La literatura nos permite ensanchar nuestra idea de lo humano. Estar entre ficciones no nos hace mejores pero sí nos permite conocernos a nosotros mismos y a los demás».

Escribe Volpi en Leer la mente que la ficción no es sino fruto del proceso que nos permite concebir las ideas que tenemos de los demás y de nosotros mismos.

«Invento mi ‘yo’, así como los ‘yos’ de los demás, mediante un procedimiento análogo al que me permite concebir una narración en primera persona o describir la conducta y los pensamientos de un personaje en tercera persona».

(…)

«Mal que nos pese, todos somos ficciones. Ficciones verdaderas. Si no fuese así, tendríamos que conformarnos con encarnar las palabras del poeta: «polvo y arena».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído