ENTREVISTA PD / María José Rubio presenta 'El Cerrajero del Rey' (La esfera de los libros)

«Ser reina de España es lo peor del mundo, están atadas a un cargo vitalicio»

"Lo que se le critica a la monarquía que es la sucesión directa es precisamente lo que le da estabilidad. Es una garantía contra los totalitarismos"

La historiadora y escritora Maria José Rubio acaba de publicar su última novela, ‘El cerrajero del Rey’, una historia llena de intriga que salpica a las altas capas de la sociedad del siglo XVIII. En Periodista Digital nos habla sobre su experiencia en el estudio de la monarquía.

El personaje principal, Francisco Barranco, llega a Madrid para aprender el oficio de los cerrajeros reales, los únicos que guardan las llaves del Alcázar. Sin saberlo, el cerrajero se situará en el centro de una intriga cortesana que busca descubrir una nueva manera de fundir el acero para convertir a España en una potencia bélica.

El inquietante Francisco Barranco es un personaje real que investigó la autora:

La trama proviene de una tesis doctoral que hice sobre cerrajeros en el Madrid del siglo XVI al XVIII. En ese momento la documentación me pareció fascinante. Todo el mundo de palacio dependía de ellos porque las estancias estaban siempre cerradas y había diferentes rangos de llaves.

Entre los personajes, Rubio, asegura que las reinas gozan de mayor versatilidad:

Dan mucho juego Isabel de Farnesio y Barbara de Braganza, que son esas grandes mujeres, de mucho carácter y mucha inteligencia que contrarrestan a sus maridos, que además eran enfermos mentales. Además ellas, suegra y nuera, convivieron en la misma corte durante 20 años absolutamente enfrentadas, lo que generó una serie de intrigas fascinantes.

Después de todas las investigaciones sobre la monarquía española, la autora habla de cómo la historia tratará a posteriori a su majestad Juan Carlos de Borbón y su familia:

Lo tratará bien porque el reinado de Don Juan Carlos ha tenido muy buenas cosas para España. El periodo de la transición ya está reconocido como algo ejemplar que sorprendió a todo el mundo, y parte de eso, ha sido gracias a la monarquía.

Para Rubio es una institución necesaria:

Es útil en el sentido en que da estabilidad, unifica el país por encima de los partidos políticos. Lo que se le critica que es la sucesión directa es precisamente lo que le da estabilidad, y además es una garantía contra los totalitarismos. En los países avanzados de Europa ésta demuestra su utilidad. Si no hubiera monarquía a lo mejor había que crear una institución parecida aunque fuera con otro nombre.

De Letizia Ortiz comenta:

Es una princesa del siglo XXI pero con los mismos problemas que cualquier otra. La diferencia es que las demás ya procedían de otras familias reinantes, y ésto ya lo habían visto desde niñas, y ella ha tenido que aprenderlo rápidamente. Se la criticó muy duramente al principio. Pero creo que cumple un papel excelente. Aunque ser reina de España es lo peor del mundo, están atadas a un cargo vitalicio.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído