Jorge Díaz novela las andanzas anarquistas de Durruti y Ascaso, Los Errantes

Jorge Díaz novela las andanzas anarquistas de Durruti y Ascaso, Los Errantes
. EFE/Archivo

Las andanzas de Los Errantes, el grupo anarquista surgido en Barcelona en 1922 para combatir a los pistoleros del Sindicato Libre que frenaba las huelgas obreras, han sido recuperadas por Jorge Díaz en «La justicia de los errantes», una novela «tan de aventuras, que parece irreal».

Al periodista y guionista de televisión Jorge Díaz (Alicante, 1962), la historia de los dos principales integrantes de Los Errantes, Buenaventura Durruti y Francisco Ascaso, le «daba vueltas» en la cabeza desde que la conoció hace años y pensaba que, «si fueran americanos, a buen seguro tendrían películas que hubieran ganado algún Óscar».

De ahí su idea de novelar los golpes de Durruti, Ascaso y Joan García Oliver, especialmente durante su periplo latinoamericano, para combatir la violencia del Sindicato Libre en igualdad de condiciones y con sus mismas armas.

«Tuvieron una vida tan aventurera que es imposible no fijarse en ellos», ha dicho hoy el autor de «La justicia de los errantes» (Plaza & Janés) durante la presentación de la obra en un acto que ha contado con la presencia del escritor Ignacio Martínez de Pisón.

Pero Jorge Díaz ha situado como personaje principal de la novela a Francisco Ascaso, «el analítico, el que asesoraba y frenaba» al gran protagonista de Los Errantes, y ha dejado a Durruti como «un secundario de lujo».

En este sentido, ha reconocido que se ha valido de la ausencia de documentación de Ascaso para novelar la historia a su manera, si bien ha señalado que lo ha hecho intentando ser «respetuoso» con la historia y «fiel» al espíritu de los personajes.

En su trabajo de documentación, el periodista y guionista de series de televisión tan longevas como «Hospital Central» ha reconocido que aunque la vida de los dos anarquistas más famosos de todos los tiempos está «bastante documentada», no sucede lo mismo con su periplo de quince meses por Latinoamérica.

La novela, que según Martínez de Pisón tiene «el nervio cinematográfico» de su autor, arranca con el asesinato del arzobispo de Zaragoza, el cardenal Soldevila, en la primavera de 1923.

Pero la misma también recoge sucesos como el espectacular atraco a la sucursal del Banco de España de Gijón o la etapa de clandestinidad y exilio que se abre para Los Errantes, también llamados Los Solitarios, tras el golpe de Estado de Primo de Rivera que da al traste con sus sueños revolucionarios.

En Latinoamérica, adónde viajan realmente para conseguir fondos que sostengan las actividades de los compañeros perseguidos y encarcelados en España, Díaz inventa una historia de amor de Ascaso con Paz, la hija de un anarquista canario, y da vida al «malo» de la película, el despiadado inspector Ernesto Valenzuela, un personaje en el que se ha centrado «porque los buenos ya se defienden solos».

Aunque el escritor, que cuenta en su biografía con otra novela, «Los números del elefante», asegura que sus protagonistas «no dejan de ser terroristas», señala que no se puede negar «la honestidad» de ambos, con la que Díaz ha simpatizado, aunque no «ideológicamente».

«Es una novela de personajes, no de corrientes ideológicas», ha dicho, para señalar que no ha querido meterse en ese terreno conscientemente para no alejarse de su objetivo, que era el de novelar la apasionante vida de unos «personajes extremos» ya superados, una especie «ya extinguida» en la que el último personaje de este tipo fue, en su opinión, el Che Guevara.

Jorge Díaz ha sacado al guionista que lleva dentro para reconocer que le «encantaría» que se hiciera una película sobre el libro en la que Javier Bardem, ha dicho entre risas, «fuera Durruti».

Para Martínez de Pisón, «La justicia de los errantes» tiene «toda la sabiduría narrativa de los guionistas», lo que la convierte en una novela «impecable desde el punto de vista técnico» en la que se describe a la perfección una época «en la que impera la ley de la selva».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído