Periodista Digital entrevista al autor de 'Estoril, los años dorados' (Ed. La Esfera de los libros)

Ricardo Mateos: «El Rey ni tiene intención de abdicar ni es necesario»

"Creo que ha habido una opacidad muy grande durante mucho tiempo"

Estoril, los años dorados’ de Ricardo Mateos Sáinz de Medrano es una crónica de la dolce vita de la gran aristocracia portuguesa e internacional en un entorno de ensueño, playa, noches rutilantes en el casino y grandes fiestas sin parangón en ningún otro lugar de Europa.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Estoril, avispero de espías, se convierte en el epicentro del interés internacional por la llegada sucesiva de reyes y pretendientes a tronos europeos en el exilio que se irán asentando en el triángulo de oro de la costa lisboeta: el eje Estoril-Cascais-Sintra.

Figuras como los condes de Barcelona, los depuestos reyes Carol II de Rumanía, Humberto II de Italia y Simeón II de Bulgaria, los condes de París, los duques de Braganza, los archiduques palatinos de Hungría o el regente de Hungría, el almirante Horthy, serán bien recibidos por Oliveira Salazar y, hasta mediados de los años setenta, se codearán con los grandes de la aristocracia y de la gran burguesía portuguesa. Allí convivirá la saudade de los exiliados con los manejos políticos, las aspiraciones a los tronos perdidos y las visitas de ilustres invitados como el duque de Windsor, el depuesto rey Pedro II de Yugoslavia, Audrey Hepburn, Gina Lollobrigida y un largo etcétera de ricos y notables personajes de la alta sociedad.

En Estoril tuvieron lugar los grandes eventos de la familia real española en el exilio: la infancia de don Juan Carlos y sus hermanos, la trágica muerte de don Alfonsito, la puesta de largo de doña Pilar, las tensiones alrededor de un rey que no lo fue… Por Villa Giralda pasarán desde Carmen Polo de Franco hasta cientos de paisanos, y allí se acumularán las repetidas frustraciones del conde de Barcelona ante sus cada vez más escasas probabilidades de acceder al trono español.

Un libro de escritura elegante cuya lectura será como sumergirse en unas eternas vacaciones con lo más granado de la aristocracia europea.

Durante la entrevista, su autor nos da su visión del debate que se ha abierto en torno a la Casa Real española:

«Yo creo, desde luego, que no es momento, para nada, para que el Rey abdique. Yo creo que el Rey ni tiene intención de abdicar ni es necesario. Me parece que lo que hay que hacer es una reflexión, es decir, me parece por una parte que está muy bien esto que sucede porque va a permitir una mayor transparencia.»

«Por otra parte, yo creo que la prensa se ha quitado una cierta mordaza que durante mucho tiempo ha tenido, es decir, las cosas se tienen que decir y se tienen que contar. Y yo creo que, también tenemos derecho a saber qué hacen los reyes, pero no porque hagan cosas extrañas, no, yo quiero saber también si el Rey está con unos amigos, qué amigos son, dónde está, qué caza, dónde caza, qué es lo que le interesa; si la Reina está en Grecia, por qué se va a Grecia… Pero no por un control sino, simplemente, por compartir. Y yo creo que ha habido una opacidad muy grande durante mucho tiempo. Hace falta, sobretodo, una gran transparencia. Necesitamos saber un poquito más quiénes son. Quiénes son más allá de esta imagen que se ha creado, un poquito, monolítica.»

Ricardo Mateos. Estoril, los años dorados. La esfera de los libros

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído