Periodista Digital entrevista al autor de 'Busca mi rostro'

Ignacio del Valle: «Los criminales de guerra de los Balcanes, como los de ETA, no reconocen que han hecho mal»

"La gente de ETA ha matado a mil personas y alguien tiene que pagar por ello"

Ignacio del Valle (Oviedo, 1971) ha publicado ya siete novelas y está terminando la octava. En la última de las que ya han visto la luz, ‘Busca mi rostro’, se mezclan mafias de Europa del Este, violencia extrema, recuerdos de las guerras balcánicas, con asuntos más mundanos como el amor, el desamor e incluso la amistad.

MARCAS COMERCIALES PARA SITUAR LA REALIDAD

Durante su converasción con Periodista Digital, Ignacio del Valle explica por qué en su novela aparecen de forma constante el nombre de conocidas marcas comerciales:

Hay un término anglosajón para describir esto. Le han puesto el nombre de una marca a un metro de Madrid y los equipos de fútbol casi todos llevan delante una marca. Es una moda, una de las consecuencias del capitalismo, de la monetización de la realidad. En ese sentido yo creo que todas estas marcas que yo pongo en la novela te ayudan a situar mejor la realidad, poner puntos de referencia más visibles que ayudan a identificar el entorno.

«ETA HA MATADO A MIL PERSONAS Y ALGUIEN TIENE QUE PAGAR POR ELLO»

«Todavía no se ha dado ese cambio [reconocer la propia culpa por los crímenes cometidos en todos los bandos durante las guerras que azotaron la región] en los Balcanes como debería. Primero hay que interiorizar la culpa y meditar sobre todo lo que has hecho. Les pasa lo mismo que a ETA. Es el mismo proceso. Tiene que haber una asunción moral de lo que has hecho y, después pedir perdón».

Lo fascinante de estos personajes, al menos de los que yo me he encontrado en la antigua Yugoslavia, son tan fascinantes como los antiguos nazis. Esta gente, cuando vas a los juicios o ves las entrevistas que tienen con ellos, no reconocen en ningún momento que han hecho mal. Es curioso. Ellos se han montado una realidad paralela, blindada absolutamente contra todo tipo de sentido común y contra toda lógica, contra toda argumentación y ellos viven felices dentro de esa burbuja.

«El pedir perdón es lo que nos diferencia un poco de los animales. Ser capaces de hacernos responsables de nuestros actos y luego pedir perdón, porque, si no, no hay manera de asimilarte a la sociedad. Si no te vas a quedar en la cárcel toda la vida, o deberías. Pasa lo mismo con la gente de ETA. Esta gente ha matado a mil personas y alguien tiene que pagar por esto. Alguien tiene que pedir perdón. Es un proceso que tienen que hacer ellos, no yo».

Hay un blindaje ideológico y psicológico muy similar en este tipo de grupos. Lo que hay que hacer es agrietarlo de alguna manera, pero el proceso tiene que ser de ellos, y a base de que estén unos cuantos años en la cárcel meditando sobre este tema.

Con la colaboración de Sandra Besga.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído