Entrevista a Jose Antonio Marina, autor de 'La inteligencia ejecutiva' ( Ed. Ariel)

José Antonio Marina: «Tomar las riendas del cerebro y enfrentarse a los problemas es la clave de un buen aprendizaje»

"En los colegios no se aprovecha la energía del niño"

José Antonio Marina presenta ‘La inteligencia ejecutiva’ (Ed. Ariel), que no es un libro más, sino un paso innovador y decisivo que está llamado a revolucionar la idea que tenemos de la educación.

La inteligencia ejecutiva se encarga de dirigir todas las capacidades humanas. En ella reside nuestra grandeza y nuestra esperanza.

La función principal de la inteligencia humana es dirigir bien el comportamiento. No basta con almacenar conocimientos, no basta con desarrollar la inteligencia emocional. Haberlo olvidado es la causa de graves problemas personales, educativos y sociales.

La inteligencia ejecutiva se encarga de hacer proyectos, tomar decisiones, utilizar los conocimientos, gestionar las emociones, mantener el esfuerzo, aplazar la recompensa, realizar metas a largo plazo. En ella tiene su origen la libertad humana.

Esa inteligencia no es innata, el niño tiene que aprenderla. Será su gran talento. Ayudarle a que lo consiga debe ser el gran objetivo educativo inmediato. Estamos en el inicio de una nueva era.

¿CÓMO FUNCIONA LA INTELIGENCIA EJECUTIVA?

El autor, Jose Antonio Marina, en una entrevista en Periodista Digital nos da las claves de la inteligencia ejecutiva:

Cada una de las 8 funciones que hay en la inteligencia ejecutiva tiene su procedimiento para enseñarse a los niños, o para reenseñarse a los adultos. Tiene una ventaja la neurología, y es que es la única ciencia verdaderamente optimista, porque cada vez que hace un descubrimiento, lo que nos está diciendo es que tenemos más posibilidades de las que creemos. El cerebro es una fuente de posibilidades.

Ahora podemos comprobar que antes y después de un proceso educativo o una terapia, el cerebro ha cambiado. Eso es una gigantesca posibilidad para los niños y para los adultos.

Algo normal que tiene el niño es que quiera aprender, quiera disfrutar aprendiendo y ser capaz de hacer cosas. Cuando eso lo cortamos y lo que le preocupa es que le riñan o sacar buenas notas eso se acabó. Entonces los niños fracasan. Si conseguimos enlazar con esas ansias de crecer, de ser más eficaz estamos favoreciendo muchísimo la educación.

En los colegios no se aprovecha la energía del niño. En cambio, hay colegios en los que se insiste mucho para que el niño trabaje con proyectos. Y la palabra proyectos es propia de la inteligencia ejecutiva. La inteligencia ejecutiva proyecta cosas a largo plazo, y después se tiene que entrenar para alcanzar esas metas. Es una inteligencia que aumenta las posibilidades, que anticipa el futuro.

Entrevista de Irene Ramírez.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído