Magela Ronda / 'Bruce Springsteen de Greetins from Asbury Park a la Tierra Prometida' (Ed. Grijalbo ilustrados)

Bruce Springsteen, sinónimo de pasión por la música y el escenario

"He intentado hacer el libro que a mí, como fan, me gustaría leer"

Bruce Springsteen es sinónimo de la pasión por la vida, la música y el escenario. Miles de fans en España y en el mundo esperan ansiosos el anuncio de un nuevo disco y, sobre todo, de una nueva gira para hacer las maletas, pedir vacaciones y seguir al Jefe. No basta un concierto, ni dos, ni tres… todos van en busca del concierto perfecto, ese concierto sublime con un Bruce pletórico, alegre, intenso.

¿Qué tiene Springsteen para generar esta lealtad? Porque no es posible entender las pasiones que el cantante provoca sin conocer y comprender su manera de vivir la música, su profunda amistad con los miembros de la E Street Band, su energía en los conciertos, el significado de las letras de sus canciones, su filosofía vital, sus errores, sus aciertos, su percepción de la familia y el hogar, su implicación política o su compromiso social, Magela Ronda ha reunido a periodistas y fans de todo el mundo, encabezados por Manel Fuentes, autor del prólogo y fan confeso, para desvelarnos todos los secretos del fenómeno.

LA AUTORA

La fascinación de Magela Ronda por Bruce Springsteen comenzó cuando ella tenía tan sólo 14 años; era el verano de ‘Born in the USA’ (1984) y escuchar ese disco una y otra vez se convirtió en una obsesión.
A partir de ese disco iniciático, viajó al pasado para descubrir las primeras grabaciones del cantante de New Jersey, y se convirtió en una seguidora incondicional en un concierto de agosto de 1988, durante la gira ‘Tunnel of Love’, que supuso el comienzo del trabajo de Springsteen con una banda sonora oficial, la E Street Band.
Desde entonces, Magela ha asistido a 35 conciertos, una cifra (modesta, según ella) que espera duplicar durante 2012, año de nuevo disco y nueva gira mundial.

ENTREVISTA

Este libro, ¿es la obra de una experta o de una fan?

Es la obra de una fan que sabe a qué expertos acudir para lograr un buen libro. Trabajo en el mundo editorial y sé darle forma a los libros, combínalo con mi pasión por Bruce Springsteen y el resultado es un libro sobre Bruce pensado desde el punto de vista del fan y realizado por expertos en el mundo Springsteen. He intentado hacer el libro que a mí, como fan, me gustaría leer. Desde el principio tenía muy claro el objetivo: combinar el punto de vista pasional e intenso de los fans (el corazón) con el análisis de discos, letras, giras, conciertos, personalidad (la cabeza). Espero haberlo conseguido.

Empezamos por el final, por la lista de colaboradores, que da fe de la pasión que Bruce despierta. Impresionante. ¿Cómo los reclutaste?

Preguntando, buscando en foros, escribiendo mails… la ayuda de Joan Colet y Salvador Trepat ha sido imprescindible, ellos son las dos personas que más saben sobre Bruce en España y también colaboran en el libro; como digo, su ayuda fue básica para contactar con todos los demás. Y lo más motivador fue la respuesta de cada una de las personas con las que contacté: «un libro de Bruce, ¡por supuesto! ¿Qué necesitas?» Ha sido emocionante comprobar que hay algo que nos une a todos los que hemos escrito este libro.

El prólogo es de Manel Fuentes. Cito: «Si Bruce Springsteen es «el Jefe» no se debe a que quiera imponer su poder, sino a que muchos le reconocemos su autoridad». ¿Lo suscribes?

Sí, sí. A Bruce no le gusta que le llamen el Jefe, (aunque fue él mismo quien se puso el apodo), pero estoy de acuerdo con Manel en lo que dice: Bruce es el «jefe» porque le reconozco una «autoridad»; autoridad en la música, por su implicación personal, su filosofía de vida, su calidad humana… Tengo una camiseta que dice: «The only Boss I listen to» (el único jefe al que escucho) y lo creo de verdad, porque sé que Bruce nunca me fallará. ¡Hay que tener muy claro de quién te haces fan!

¿También su afirmación de que las canciones de Bruce son como novelas?

Como novelas o como películas. Bruce es un letrista totalmente cinematográfico… en las primeras estrofas ambienta la canción, presenta los personajes y empieza la película (fíjate en ‘Thunder Road’, por ejemplo). Las letras de Bruce están llenas de imágenes, mientras escuchas sus temas, imaginas perfectamente lo que está ocurriendo, las historias que cuenta y sí, coincido con Manel, cuando acaba la canción tengo la misma sensación que cuando acabo de ver una gran película o leído un buen libro.

¿Y la de que Springsteen es un cantante de ideas: el 11S, las raíces familiares, la clase obrera…?

Hay muchos Bruce dentro de Springsteen, como personas distintas en cada uno de nosotros. Puedes encontrar al Bruce más pop, al Bruce heredero de Smokey Robinson (como él mismo dice), al Bruce que se divierte en el escenario interactuando con el público y al Bruce comprometido con su país, con sus ideas, sobre todo a partir del ‘The Rising’ y por supuesto está su infancia y su juventud en Nueva Jersey, canciones en las que habla de veranos en la playa, de coches, chicas, carreteras, huidas a ninguna parte, del lugar en que naciste, de tus orígenes y de la necesidad de escapar y también de la necesidad de volver. Emociones que todos hemos sentido en algún momento. Son muchos años de música, hay mucha vida, mucho camino recorrido desde el año 1972 hasta ahora.

El libro es un repaso a una carrera extraordinaria. ¿La podrías resumir en tres puntos álgidos?

Difícil. Quizá te diría que el momento del ‘Born to Run’, un álbum sublime que le situó por primera vez en el panorama musical más allá de su Nueva Jersey natal. Habría que mencionar el ‘Born in the USA’, por supuesto, su gran éxito a nivel mundial. Y, esto es muy personal, destacaría el momento del ‘Nebraska’, un disco sorprendente que grabó después del ‘The River’, en el que rompía con todo lo que había grabado hasta el momento y que parecía llevarle a la fama mundial. Con ‘Nebraska’ Bruce cambió a un registro intimista, acústico y nada comercial. Un disco valiente que demostraba que Bruce buscaba algo distinto a la fama. Que demostraba quién era el Jefe. Con ‘Nebraska’ Bruce dejó la autopista para tomar una carretera secundaria.

Confiesa: tu canción favorita…

¡Uf! Creo que esta es una de las dos preguntas que más odiamos los fans. Depende del momento de mi vida en que me preguntes. Una amiga siempre dice que ‘Thunder Road’ es la canción favorita de todos los fans y después hay que elegir otra… así que si me preguntas hoy pues eso, ‘Thunder Road’ y ‘Growing Up’. Por mi momento personal. Mañana, ya veremos.

Tu álbum preferido…

¡Y ésta es la otra pregunta que odiamos los fans! La respuesta requiere los mismos argumentos: depende del momento… Hace unos meses no dejaba de escuchar el ‘Greetings from Asbury Park’, ‘NJ’, últimamente recalo muy a menudo en el ‘The River’… Pero siempre, siempre, se vuelve a ‘Born to Run’.

Tu «momento Bruce»…

¿Puedo decir tres? La primera vez que le vi en concierto: Barcelona 03 agosto de 1988. La primera vez que pisé el boardwalk de Asbury Park el 9 de septiembre de 2007. Mi primer concierto en Estados Unidos, Saint Louis 23 de agosto de 2008.

Perteneces a esa legión de seguidores que se desplazan de ciudad en ciudad, de país en país, para asistir a los conciertos. ¿Qué os da Bruce?

Sé que cuesta mucho creerlo, pero cada concierto de Bruce es diferente. No solo por los temas del set list, también influye la ciudad en la que toca, el público… Creo que todos los fans vamos en busca del concierto perfecto, ese concierto sublime con un Bruce pletórico, alegre, intenso y en perfecta sintonía con una E Street Band bendecida por los dioses del Rock and roll… ese concierto perfecto sucede de vez en cuando y todos queremos estar allí. Y cuando has estado en uno de esos conciertos perfectos… ya no puedes parar.

¿Se te ocurre un artista más Made in USA que este Born in the USA?

No me atrevería a decir un nombre. Para mí Springsteen no es solo un artista ‘Born in the USA’, para mí Bruce es el Rock and Roll, es la banda sonora de mi vida, es la música que me enciende. Y la música no entiende de fronteras, ni muros, ni armaduras. La música es libertad.

Una pregunta para las fotos: la cantidad de imágenes que luce el libro es ingente, ¿cómo habéis hecho la selección?

¡Sufriendo mucho! Cada capítulo está basado en un disco de Bruce desde el ‘Greetings from Asbury Park’, ‘NJ’ hasta el ‘Wrecking Ball’… y por supuesto las fotos de cada capítulo debían pertenecer al año del disco. Fue una de las tareas más difíciles, elegir las mejores fotos de cada uno de esos años.

Otra, para la E Street band, «la banda que hace que se pare el corazón, que se caigan los pantalones»…

La E Street Band es la combinación perfecta de talento, amistad, camaradería, respeto y admiración mutua. De algún modo, la E Street Band ya existía antes de ser E Street Band… la amistad de Bruce y Clarence, por ejemplo, de Big Man y Scooter como se llamaban a sí mismos, o con Danny Federici o Garry Tallent… Todos estos sentimientos, esos lazos que les unen se notan en la música, en los conciertos. Se conocen a la perfección y Bruce solo tiene que mirar a Max para que la batería comience a marcar el ritmo y el sueño comience de nuevo.

Bruce está en España, ¿le dedicarás un libro?

Bueno, confieso que preferiría que me firmara él a mí un ejemplar, y si puede ser conversando en la barra de un bar con una cerveza y un trago de tequila Silver Patron delante, mejor. Es más Bruce.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído