'Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tratactus', de Agustín Fernández Mallo

Pospoemas recluidos en las cuatro paredes de un hotel

Un hombre ha sido abandonado por una mujer. Recluido en su hotel, un hotel una isla mediterránea, un lugar de burbuja, el hombre apura su ginebra con limón mientras lee el periódico y reconstruye, a partir de pedazos de convivencia que se engarzan como fotografías verbales, su historia con la mujer que se fue para no volver, a la vez que observa, y se deja interpelar, por todo lo que le rodea. Y ese todo incluye el monigote atornillado a la puerta del lavabo de caballeros al que se dirige como «monigote W.C.».

Asegura el propio autor que, a veces:

La única manera de hacer poesía es quedarse lo más quieto posible y esperar a que el mundo te afecte.

Algo así hace el dolido narrador de ‘Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus’, dejar que el mundo que ha sobrevivido a la ruptura le afecte. Un dolido narrador que también es poeta y que es, de hecho, el autor del libro sobre el que está vertiendo los recuerdos de una historia de amor que no es como otra cualquiera porque es la suya propia.

La forma que adoptan esos recuerdos que, como restos de un naufragio aparecen aquí y allá, en mitad de la estancia del protagonista en el Hotel Port Maó, es la del poema en prosa, un género híbrido que le permite cruzar lenguajes, voces y estructuras. Así, el poeta mantiene una fantasmagórica conversación con la amada ausente y a la vez consigo mismo, a través de un objeto (el citado «monigote W.C.») que, en palabras del propio Fernández Mallo, «contiene, como todos los objetos que nos rodean, un paraíso o un monstruo a la espera de decirnos algo».

EL AUTOR

Agustín Fernández Mallo (La Coruña, 1967) es licenciado en Ciencias Físicas. En el año 2000 acuña el término Poesía Pospoética -conexiones entre la literatura y las ciencias- que ha quedado reflejado en los poemarios ‘Creta lateral travelling’ (2004, premio Café Món), ‘Joan Fontaine odise (2005) y ‘Carne de píxel’ (2008, premio Ciudad de Burgos de Poesía) y en el que ahora se reedita ‘Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus’ (autopublicado por el autor en 2001). Su libro ‘Postpoesía’, hacia un nuevo paradigma, ha sido finalista del Premio Anagrama de Ensayo 2009.

En 2006 pone en marcha el Proyecto Nocilla, y publica su primera novela, ‘Nocilla Dream’, que fue seleccionada por la revista Quimera como la mejor novela del año, por El Cultural de El Mundo como una de las diez mejores, y en 2009 fue elegida por la crítica de Quimera como la cuarta novela, en español, más importante de la década. A ésta le siguieron ‘Nocilla Experience’ (2008, elegida mejor libro del año por Miradas 2, TVE, y Premio Pop-Eye 2009 a la mejor novela del año, incluido en los Premios de La Música y La Creación Independiente), ‘Nocilla Lab’ (2009), elegida por la crítica de Babelia como la tercera mejor novela en español de 2009, y ‘El hacedor (de Borges), Remake’ (Alfaguara, 2011). Ha sido traducido a varios idiomas.

Mantiene, junto con Eloy Fernández Porta, el dúo «Afterpop Fernández & Fernández» (música, vídeo y textos). Tiene el blog ‘El hombre que salió de la tarta‘ y, junto con Juan Feliu, el grupo de música Frida Laponia.

FERNÁNDEZ MALLO, Agustín, ‘Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tratactus’. Alfaguara (2012).


CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Lo más leído