César Antonio Molina presenta 'Donde la eternidad envejece' (Ed. Destino)

César Antonio Molina: «El mérito de la cultura es saber adaptarse a los recortes»

"La mirada de un escritor es distinta a la de las demás personas, porque sino todo el mundo sería escritor"

«La esfinge teme al tiempo y el tiempo teme a la esfinge», dice un refrán en Egipto. Hay obras humanas que compiten en su eternidad con el propio tiempo. De algunas de ellas habla este libro. El autor, César Antonio Molina, ha viajado por todo el mundo a su encuentro, desde las ruinas de Roma a los colosos de Memnón en Egipto, desde los farallones de Capri a la biblioteca de Celso en la antigua Pérgamo, desde las puertas de las murallas de Constantinopla a las Torres Gemelas de Nueva York, desde el ejército de terracota de Xi’an en China hasta la ciudad perdida de Shangri-la.

Vencer al tiempo siempre fue un reto para el hombre de cualquier época. Y a veces lo ha logrado a través de las arquitecturas, las obras artísticas o los muchos y variados artificios inventados por su imaginación. ‘Donde la eternidad envejece‘ (Ed. Destino) es una apasionada e inteligente invitación al viaje, a la lectura, al conocimiento y la contemplación sensual e intelectual.

UN VIAJE EXTERIOR E INTERIOR

«Es un libro de reflexiones personales, en el que el autor describe lo que le rodea con un ojo distinto y diferente al viajero normal, porque ha leído, porque ha visto, porque ha oído y porque ha sentido esos lugares de manera distinta. Y es tanto un viaje exterior como interior, por lo tanto, hay todo un pensamiento, una filosofía, una relación con el espacio y con el lugar que proviene del interior del propio narrador.»

«Yo me considero contemporáneo de todo aquello con lo que puedo hablar y entenderme. Y entonces contemporáneo para mi son tanto las ruinas clásicas de Roma, como las barrocas o como las contemporáneas y así de cualquier sitio.»

«Y contemporáneos también son los escritores, los cineastas, los artistas plásticos, los músicos… Es decir, que es toda una especie de unión, una especie de sinfonía general en la que uno va haciendo una especie de cultura comparada a lo largo del tiempo y de los géneros distintos. Y, por lo tanto, es fundamental porque en ese lugar sucedió una cosa, se hizo aquella otra, se rodó aquella película, alguien pasó por allí, y la propia historia del propio narrador que se va mezclando con todos los estratos del tiempo y de las épocas.»

«Este es un libro de, casi, arqueología psicoanalítica. Freud utilizó la arqueología para explicar el psicoanálisis. Y es que cada persona tiene que ir desescombrando los fragmentos de su memoria y recomponiéndolos e ir uniendo todo ese conjunto de cosas que le han ido pasando para recomponer su propia vida y su propia existencia. Y lo mismo sucede en lo que hago yo, que voy desescombrando todas esas épocas distintas, de espacios, de lugares, de obras literarias o artísticas; y trato de darle un sentido y ver los motivos y las razones de su estado.»

LA MIRADA DEL ESCRITOR

«Yo trato de ver en Estambul el lugar por el que entraron las tropas turcas, destruyendo siglos de historia y haciendo caer, definitivamente, a Roma, y toda una cultura que se destruyó, y como está ese mismo lugar, ese mismo espacio que en un momento de la historia fue fundamental y que hoy está solo y está abandonado, está cuidado pero abandonado. Y lo que significan esas piedras y quienes han hablado de ellas, y que sensación tiene el hombre contemporáneo al contemplarlas 600 o 700 años después de que fuera una noticia fundamental en la historia. Qué se ve allí como una paz y una tranquilidad tremenda. Yo no me dedico a explicar o a criticar si está abandonado, si no está abandonado, eso no me corresponde a mí, sino, simplemente, a pensar lo que ese lugar y ese espacio piensa hoy o pensaría hoy a través del significado que ha tenido en otras épocas y en otros tiempos.»

«La mirada de un escritor es distinta a la de las demás personas, porque sino todo el mundo sería escritor. Hoy se piensa que todo el mundo puede ser escritor y puede ser artista y puede ser todo, y yo creo que no es así porque la mirada de un escritor es distinta y esa es la diferencia que tiene él con el resto de las personas.»

«No solamente su saber y su conocimiento, que es muy importante y que se adquiere con el tiempo, las lecturas y la vida misma, sino también con el sentimiento de nostalgia, de melancolía, con una relación casi panteísta con aquello que ve y, por lo tanto, es un especie de medium entre la naturaleza, las cosas, los objetos irracionales y también es un medium para explicar cómo hay lugares que perviven a lo largo del tiempo y en ellos se puede vislumbrar cierta eternidad que es una especie de antídoto contra la temporalidad de la existencia.»

«MI LABOR COMO MINISTRO FUE MUY SATISFACTORIA»

«La veo como la he visto siempre, muy rica, muy importante para mí por haber trabajado por mi país a través de lo más importante que tiene España, que es su cultura, por lo que es reconocida en todo el mundo, por su lengua común que hablamos 500 millones de personas en todo el mundo, nada menos, la más importante después del inglés. Y por su cultura, por sus pintores, por sus escritores, por sus arquitectos, cineastas… Por lo tanto yo, durante dos años en el Ministerio, fui el abanderado mayor de todo esto en el mundo y la labor creo que fue muy grande, muy meritoria, muy satisfactoria.»

«Lo compruebo todavía por la calle, como la gente me para, me felicita, me muestra su afecto y su cariño; y creo que esa es la mejor respuesta que puede tener un político, que después de hacer su actividad pueda salir a la calle y pueda andar por ella con la cabeza muy alta y saludado por la gente como me sucede a mi.»

LA GESTIÓN DE LA CULTURA CON RAJOY

«Yo he defendido siempre que hubiera un Ministerio de Cultura, precisamente por lo que he dicho antes, que es lo más importante que tenemos. Y eso requiere mucha actividad y mucha acción, pero bueno, cada partido tiene su manera de entender las cosas y cada uno debe hacer lo que piense que debe hacer.»

«Estos son tiempo difíciles, complicados, que requieren una acción distinta y diferente a la que, por ejemplo, yo tuve en mi tiempo y en mi época, que ya preveíamos cómo iban a ir las cosas y, por lo tanto, los recortes son para todo el mundo y para todos los Ministerios y para todo y, por lo tanto, la cultura siempre ha estado en una crisis permanente, porque esa es su manera de vivir y de existir, y creo que es uno de esos grandes méritos saber adaptarse a cada época y a cada tiempo, y, en este momento, tiene que ser así.»

«Yo creo que hay cosas, todavía, más complicadas que la crisis económica, que es una crisis y un cambio, no sólo de cultura sino de civilización, con internet, el mundo digital, las nuevas tecnologías, y la cultura ahí también tiene que saber el camino que va a seguir, la cultura, el periodismo, el mundo editorial… Y, por lo tanto, nos encontramos en una época difícil, complicada, rica, de la que seguro van a salir nuevas cosas y todo va a salir más reforzado y hay que adaptarse a esos nuevos tiempos y esas nuevas circunstancias.»

«Los recortes siempre son duros, difíciles, tremendos, porque, ya digo que la cultura en nuestro país es lo más importante, sólo mantener el patrimonio inmobiliario de las ciudades, las Iglesias, Palacios, Museos y demás; es tremendo pero las circunstancias son las que son.»

César Antonio Molina, Donde la eternidad envejece, Ed. Destino, 2012.

Rebajas
Donde la eternidad envejece (Áncora & Delfín)
2 Opiniones

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído