‘Anécdotas de la Historia’, de Pancracio Celdrán Gomariz

Ficha técnica
Título: Anécdotas de la Historia
Autor: Pancracio Celdrán Gomariz
Editorial: Alderabán
1008 páginas
30 euros

Estaba Felipe III en su balcón cuando vio que un escudero reía a carcajada limpia a orillas del Manzanares y sentenció: O es un loco o está leyendo Don Quijote de la Mancha. Fueron a hacer la comprobación y resultó que estaba leyendo, como había imaginado el rey, la novela de Cervantes. Esta es una de las miles de anécdotas que figuran en el libro. El autor, Pancracio Celdrán Gomariz, al que, en la presentación, José María Íñigo tilda de ratón de biblioteca, al que no se la dan con queso, señala que la mayor dificultad ha consistido en separar las auténticas de las inventadas.
Las anécdotas, que suelen darse de forma espontánea y no estudiada o preparada, sirven para conocer el trasfondo real de las personas, e incluso de los pueblos. A menudo son muy divertidas y esclarecedoras. Como en cierta ocasión se le acercaban muchas, para pedirle cosas le dijeron a Cánovas del Castillo: “¡Hay que ver lo molestas que pueden ser las señoras con sus peticiones, Don Antonio!”, a lo que él respondió: “A mí las señoras no me molestan por lo que me piden, sino por lo que no me dan.” Puesto que en este tomo hay varias anécdotas de este personaje, a través de ellas es posible hacerse una idea aproximada de cómo era. En la página siguiente a la de la anécdota anterior hay una que cuenta que cierta señora puso un anuncio que decía: Busco marido. Numerosas mujeres le escribieron ofreciéndole el suyo.
El anecdotario comienza en los tiempos más antiguos, y ahí la tarea del autor ha sido más sencilla, pues ha podido valerse de los clásicos, hasta la época más reciente. Por tanto, también figura esa en la que Diógenes les dijo a unos a los que consideraba poco: “No os asustéis de mí, que los perros no comemos berzas.”.
De cierta anécdota de Einstein se suele comentar, y lo hace una gran cantidad de gente, la segunda parte. La primera es mejor: ¡Triste época la que nos ha tocado vivir, en la que es más fácil desintegrar el átomo que hacer lo mismo con un prejuicio!
Fácil es deducir del gran número de páginas que tiene esta obra que el número de personajes de todos los tiempos que figuran en él es muy alto.
Vicente Torres

Autor

Vicente Torres

Vicente Torres, periodista, historiador y notario del acontecer diario y sobre todo amigo leal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído