ENTREVISTA AL AUTOR DE 'HIJOS DEL TRUENO' (ROBIN BOOK)

Fernando Riquelme: «El problema es que quienes detentan el poder y la economía no quieren que el mundo sea justo»

Narra la crisis actual y nos traslada a un entorno apocalíptico a través de tres mujeres que se enfrentan a los poderes establecidos

El problema del mundo es que los que detectan el poder y la economía no quieren que el mundo sea justo.

Con el trasfondo de la crisis económica que oprime a la sociedad española, ‘Hijos del trueno‘ relata la apasionante historia de tres mujeres que se enfrentarán al poder en busca de su propio destino.

Fernando Riquelme nos proyecta hasta el año 2018, donde señala la evolución de un mundo castigado por la crisis en el que los Gobiernos se posicionan en contra de los ciudadanos de a pie y a favor de los intereses financieros y políticos de los más poderosos.

Amigas en la desgracia, tres mujeres luchadoras llegan al activismo social, cada una por un motivo distinto.

A lo largo de siete años, entre 2011 y 2018, vivirán aventuras, sufrirán un miedo atroz a desaparecer sin causa aparente, pero también amarán y convertirán su vida en una ilusión permanente por la libertad y el cambio.

La historia se centra en tres años cruciales dentro de ese período (2011, 2014 y 2018) y, en ellos, los personajes aparecen y se mueven mostrando su lucha, sus ansias y sus objetivos, a la par que sufren la evolución de un mundo condicionado por la crisis que va hacia una total despersonalización del individuo y hacia el desastre social y humano.

Una sociedad cruel ha dado lugar a una nueva clase social: ‘los miserables’, que sobreviven en la más absoluta pobreza. Son los que no han podido soportar la presión económica ni la crisis, y el Sistema los ha excluido.

Cristina presencia, de casualidad, como su madre, la directora general de la Caja de Ahorros de Levante, es asesinada para que no destape el entramado corrupto de su institución en el que están metidos muchos políticos importantes y financieros poderosos. Cristina es perseguida ferozmente por sicarios que la quieren matar al haberse convertido en una testigo inoportuna.

Julia es una mujer que quiere obtener lo máximo de la vida. No tiene fronteras y es tremendamente apasionada con sus ideas. Ha recorrido los lugares más conflictivos socialmente y ha intimado con líderes de facciones extremistas internacionales. Ella será quien lleve la semilla del colectivo ‘hijos del trueno’, el movimiento antisistema que marcará su futuro y el de sus amigas.

Teresa es una mujer vejada por un marido perteneciente a la alta sociedad financiera, un tipo ególatra, manipulador y sin escrúpulos que la ha llevado hasta el límite de la degradación personal. Pero ella podrá salir del abismo, recuperar su autoestima y luchar por algo que la haga feliz.

Las tres recorrerán una tortuosa senda de aventuras, emociones y pasión esquivando el acoso mortal de un poder establecido que no quiere soportar individuos que le discutan su férreo control sobre la sociedad. Sus medidas de vigilancia y control llevan al máximo extremo de obligar a los chips de identificación global que mantienen a toda la población bajo vigilancia.

Una historia narrada en un entorno apocalíptico en el que ha derivado una crisis económica que ha desbordado todas las expectativas: un país en convulso cambio, una sociedad que se desmorona, millares de parados, un sistema que explota a los débiles, un grupo de financieros y políticos sin escrúpulos unidos por el mismo interés de dominio y control y un movimiento antisistema nacido espontáneamnete de la indignación.

A través de un relato impactante que se desarrolla entre Madrid, Alicante, Londres, Barcelona y Port de la Selva, en Girona, el argumento destila una ficción extenuante que no deja respiro al lector, al recorrer los distintos escenarios de la acción.

EL AUTOR

Fernando Riquelme, nacido en Barcelona, es economista y promotor artístico y cultural. Ha escrito diversas novelas entre las que destaca: ‘El Paraíso era una canción‘, Primer premio QuéLeer‐Volswagen de novela en 2008, con una edición de 50.000 ejemplares.

ENTREVISTA A FERNANDO RIQUELME, AUTOR DE ‘HIJOS DEL TRUENO

La novela: ‘Hijos del trueno’, ¿es una visión sobre nuestro futuro inmediato?

Es una alegoría sobre el presente y sobre su proyección inminente a seis años vista. ¿Hacia dónde va esa España sumida en la crisis en la que estamos, en qué desembocará? El pasado, el presente y el futuro se mezclan en la historia de tres mujeres que se enfrentarán al poder en busca de su propio destino. Amigas en la desgracia, cada una llegará al activismo social por un motivo distinto y sus vidas se entrecruzarán.

¿Su novela ‘Hijos del Trueno‘, revela una realidad vigente que podría decirse que va más allá de la ficción?

En ‘Hijos del Trueno’ hay un personaje, la directora de una Caja de Ahorros, que conoce muchos secretos turbios de la Entidad, y sufre un accidente provocado, un ‘suicidio’, que en realidad es un asesinato organizado por sicarios de gente poderosa e influyente que no quiere que salgan sus nombres a la palestra. Es evidente que hechos de este tipo han sucedido en nuestro país, especialmente a raíz de los escándalos económicos de empresas financieras, bancos o Cajas de Ahorro que han actuado impunemente con los fondos de sus accionistas o clientes. En ese panorama real se mueve la ficción de la novela.

¿Hacia donde vamos?

Hacia una sociedad más injusta y de leyes cada vez más duras. La novela refleja un avance en la vigilancia policial, tarjetas de identificación con banda magnética que controlarán todos los movimientos de los ciudadanos, cámaras de video vigilancia en las calles con programas de identificación visual, acceso vigilado a Internet y, lo más grave, chips de identificación personal que se introducirán en la piel de la gente como medida de protección. Aparecerán Gobiernos fuertes y líderes autoritarios con la coartada de defender la democracia.

Según usted, ¿nos dirigimos hacia una sociedad más pobre?

En Hijos del Trueno se habla de la clase social de los «miserables», que representan la antigua clase baja de la posguerra que volverá. Desaparecerá parte de la clase media y volveremos a la economía de la pobreza donde sólo sobrevivirán los extremos y aparecerán los trapicheos y el mercado negro. Los miserables serán los que no han sobrevivido a la apisonadora del Sistema.

Es usted casi cruel.

Seremos nosotros mismos quienes votaremos a esos Gobiernos que nos vigilarán de cerca, nos oprimirán y nos ahogarán. Seremos nosotros mismos los que pediremos más mano dura y más injusticias desde el poder para sentirnos mínimamente protegidos. La filosofía que imperará será la de: «maricón el último» y nosotros mismos despreciaremos a esos miserables inadaptados y daremos codazos para sobrevivir.

¿Cómo hemos llegado a la crisis?

La crisis ha sido una trampa mortal. La novela se mueve en medio de ese proceso enfermizo de decadencia. Primero, se abrió la mano al crédito fácil y todo el mundo se endeudó, los Gobiernos, los Ayuntamientos, las empresas y los particulares. El dinero fluía como si brotara de una roca y los desaprensivos hicieron su agosto con el apoyo cómplice del poder y de los financieros. Luego, cerraron la mano y el crédito se transformó en deuda, en debilidad. Todos dependemos de esa deuda que hay que devolver con intereses de usura y de los recortes que sufrimos quienes no hemos participado en los beneficios de la especulación.

¿Cuál será la actitud de la gente, según usted?

Habrá inestabilidad social y movimientos de indignados y antisistema, atentados, y manifestaciones y esa será la razón por la que los Gobiernos se endurecerán al máximo, para frenar y eliminar la disidencia. En la novela los manifestantes cortan las cabezas de los dos leones del Congreso y la policía contraataca poniendo bombas en el hospital Gregorio Marañón y cargándole el atentado a grupos terroristas antiglobalización. Hay escenas apocalípticas derivadas de la crisis, parados hacinados en tiendas de campaña, largas colas frente a los ambulatorios, cortes de luz, gas y agua y precariedad.

¿El Estado luchará contra la resistencia?

Los financieros que dominan el mundo, los Rockefeller, los Rothchild, Golden Sachs, etc., apoyarán campañas de manipulación internacional y, a través de periodistas afines, ejercerán el chantaje del miedo, el fantasma del desempleo y la pobreza en apoyo del silencio, la pasividad y la resignación ciudadana. Las grandes familias poderosas y los grupos de presión del estilo del club Bilderberg ejercerán toda su influencia y, al final, en 2018, el totalitarismo se impone y se instala un estado policial apoyado por todos los poderes fácticos y hasta por la mayoría de la población.

¿Nadie se opone?

En la novela hay esperanza pero es una esperanza dura y de camino sinuoso. Es importante la concienciación, el compromiso y el estado de alerta pero es importante encontrar la manera de luchar contra todo esa opresión de la jerarquía dominante. Nuestras heroínas recorrerán una tortuosa senda de aventuras, emociones y pasión esquivando el acoso mortal de un poder reforzado que elimina cualquier tipo de disidencia al tener un control tan férreo sobre la sociedad.

Me está usted asustando Señor Riquelme.

Asústese y haga algo ya, a todos nos queda poco tiempo. ‘Hijos del trueno’, con el trasfondo de la crisis económica y de las medidas políticas de control que se van a tomar, relata la historia apasionante de Julia, Cristina y Teresa, las tres mujeres protagonistas que serán perseguidas, sentirán momentos de un miedo atroz, pero también amarán y convertirán su vida en una ilusión permanente por la libertad y el cambio a un mundo mejor. Como viven presionadas, sus reacciones son impulsivas y de vida o muerte, aman desesperadamente y en sus relaciones personales hay sexo compulsivo y aspectos escabrosos. Sin pretenderlo, se convierten en unas supervivientes.

La mujer, siempre la mujer…

Yo diría que esta crisis económica es también la decadencia del rol masculino de la sociedad, la parte de la ambición que se ha truncado y de la dominación que se impone por la fuerza. Y si alguien puede hacer de revulsivo para salir de ella es lo femenino, la sensibilidad, el amor y la defensa de la esencia de lo que somos cada uno, el lugar y la identidad que debemos defender.

Y, ¿cuál es la actitud del hombre en su novela, en la sociedad del futuro?

El personaje masculino de Hijos del Trueno es casi un convidado de piedra que hace de espectador y que se ve envuelto en la energía de ellas y se catapulta con ellas hacia el encuentro de esa sociedad más justa y libre. Sin ellas, no existe él y lejos de ella el hombre se aleja de su camino y de su realización.

Aquello de que el amor vence a la guerra, ¿no es así?

Desde luego no soy partidario de poner la otra mejilla contra la violencia. Hijos del trueno es una novela guerrera que no deja aliento a la pausa y que lucha contra el conformismo y la resignación. Creo que debemos ser conscientes de nuestra fuerza como personas y, sobre todo, remontar nuestra autoestima y ser capaces de descubrir sin miedo en quién podemos y en quién no podemos confiar. Hemos dejado nuestro destino en las manos del poder demasiado fácilmente, ahora nos toca a nosotros ser los dueños de nuestro propio destino. En la novela se plantea una lucha del estilo de la Resistencia Francesa durante la Segunda Guerra Mundial.

¿La Resistencia?

Nos falta una Revolución Francesa y eso nos lacra y nos acojona ante la fuerza de la autoridad. No confiamos en el poder de la gente y tenemos miedo al poder público, eso condiciona del todo nuestros actos, nuestro silencio, nuestro conformismo y nuestra resignación. La novela se desarrolla entre Madrid, Alicante, Londres, Barcelona y Port de la Selva (Girona) para dar idea de un alcance generalizado, no de una situación endogámica que se limita a una zona concreta. Los distintos escenarios de la acción refuerzan la necesidad de un posicionamiento. Nuestras armas quizá no han de ser los fusiles pero no por ello hemos de dejar de luchar férreamente.

¿Cómo luchan los Hijos del Trueno?

El problema del mundo es que los que detentan el poder y la economía no quieren que el mundo sea justo. Luchar contra eso es luchar contra la propia esencia del Sistema. Los líderes son los que protagonizan la desigualdad y la defienden con la fuerza, se defienden ellos mismos ejerciendo la violencia de todos los mecanismos del Estado de Derecho. Más que cambiar las instituciones hay que restringir el poder de los que las lideran.

¿Quiénes son los Hijos del Trueno?

El grupo denominado ‘Hijos del Trueno’ es un movimiento anónimo, sin líderes y sin estructura piramidal, cuyos miembros se relacionan anónimamente por Internet y que, desencantados por la derrota del diálogo y de la justicia en las negociaciones con el poder, han optado por atentar de forma anónima e individual contra los líderes del Sistema. La fuerza del Sistema son sus líderes y los Hijos del Trueno transforman esa ventaja en debilidad. Cualquier líder o cualquier persona poderosa o de influencia sobre los demás, estará expuesto a sufrir un atentado o a perder la vida en el momento más insospechado en manos de la persona menos sospechosa. Cualquier persona en cualquier lugar puede ser un justiciero.

Y, ¿por qué el nombre de ‘hijos del trueno’?

Jesús puso a los hermanos Zebedeo, Santiago y a Juan Evangelista, el sobrenombre de Boanergues o hijos del trueno, por ser valientes luchadores, de carácter decidido y ardorosamente entusiasta. Entre los seguidores de Jesús había miembros activos de los Ocelotes, una facción que luchaba para echar al Imperio Romano de Judea y no todo era evangelización y milagros. También había reivindicación y lucha y personas que arriesgaban sus vidas por conseguir un mundo más justo y mejor. En ese sentido «hijos del trueno» ensalza a las personas que no se resignan ni se conforman y que luchan con todas sus fuerzas por unos ideales de justicia y libertad que deberían estar asentados desde hace tiempo en una sociedad como la nuestra.

 FERNANDO RIQUELME, ‘HIJOS DEL TRUENO’ (ROBIN BOOK)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído