La presentadora de 13TV recopila en una novela documentada el idilio prohibido entre 'el cuñadísimo' y la marquesa de Llanzol

Nieves Herrero: «En los años ’40 muchos creían que Serrano Súñer mandaba más que Franco»

"Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, estaba casada con un aristócrata. Lo tenía todo en su vida y al conocer a Ramón Serrano Súñer, seis veces ministro y cuñado de Franco, su vida se volvió del revés"

Carmen Díez de Rivera estaba haciendo los papeles para casarse cuando le dijeron que su marido era su hermano

La periodista y escritora Nieves Herrero acaba de publicar su primera novela histórica ‘Lo que escondían sus ojos’ (Esfera de los Libros), sobre Sonsoles de Icaza, esposa del marqués de Llanzol y musa del modisto Balenciaga, que protagonizó junto a Ramón Serrano Súñer, ministro de Asuntos Exteriores y cuñado de Franco, el gran amor prohibido del Franquismo.

Sonsoles de Icaza fue una de las mujeres más elegantes y atractivas de la posguerra española. Amiga íntima y musa de Cristóbal Balenciaga, llegó a poseer cuatrocientos trajes y noventa sombreros de su firma, que hoy están expuestos en el museo que lleva el nombre del diseñador en Getaria (Guipuzcoa). Vestía a la última y llevaba grandes y sofisticadas pamelas sin importarle la reacción que provocaba por las calles de Madrid, donde fue una de las primeras féminas en conducir un Chrysler. Lució con elegancia todas las innovaciones de Balenciaga, a quien fue fiel hasta que él dejó de coser, y se negó a vestir de prêt à porter. Según Elio Berhanyer, quien la vistió en su madurez, tenía gran personalidad e inteligencia.

Una noche otoñal de 1940, la alta sociedad se divierte en una brillante fiesta en el hotel Ritz de Madrid. Hace más de un año que ha terminado la guerra y aristócratas y nuevos jerarcas del régimen ansían distraerse y lucir sus mejores galas, ajenos a las penurias del resto de los españoles. Una mujer destaca por encima de todas: alta, rubia y con un vestido de Balenciaga, su belleza no tiene rival; es Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol. De pronto, su mirada se cruza con la del hombre del momento: el flamante nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer. Ambos destacan como faros entre la multitud que les rodea y su irresistible atracción será, desde ese momento, inevitable.

En un país devastado y en un ambiente de falsa neutralidad, con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, y los nazis y aliados buscando el apoyo de España y del todopoderoso «cuñadísimo» de Francisco Franco, la marquesa y Serrano Súñer vivieron una pasión clandestina. Un amor prohibido que dio su fruto con el nacimiento de una niña: Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido.

‘Lo que escondían sus ojos’ encierra el secreto mejor guardado por la alta sociedad española. Hoy sus protagonistas vuelven a cobrar vida de forma novelada gracias a Nieves Herrero, una escritora capaz de adentrarse como nadie en el alma y la ambición de un hombre y una mujer, y que no podía permitir que el paso del tiempo los olvidara para siempre.

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído