'EL PARQUE PROHIBIDO' (NUBE DE TINTA)

Andrés Ibáñez cuenta la historia de un grupo de niños en un universo cambiante a la búsqueda de un árbol mágico

Novela de aventuras protagonizada por niños, pero destinada también a lectores adultos

Andrés Ibáñez cuenta la historia de un grupo de niños en un universo cambiante a la búsqueda de un árbol mágico

En la ciudad donde Fridolín vive con su familia, existe un misterioso parque, el Parque de las Lilas, que desde hace años permanece cerrado a cal y canto. Nadie sabe la razón.

Fridolín, curioso y preguntón, descubrirá que lo que el corazón del parque esconde es un manzano, el árbol Bo, capaz de conceder tres deseos a quien bajo él se cobija y la inmortalidad a quien prueba sus frutas.

Descubrirá que el parque no es siempre igual, que cambia con los sueños, los deseos y los miedos de quienes están en él.

Al cabo, se anima a entrar y así da comienzo un viaje en el que no estará solo, puesto que con él se colarán sus amigos Rani, Amapola, Abbás y Roto.

Para ellos, la aventura en el parque será una lección de vida y madurez.

El autor define su libro como una novela de aventuras escrita para lectores que pueden ir desde os once a los ciento once años. Como cualquier otra novela, quiere contar una historia absorbente que mantenga en vilo al lector y que le haga sentir, durante la lectura, sensaciones y emociones.

Fridolín y sus amigos parten en busca del árbol Bo, que concede tres deseos y la inmortalidad.

«El parque tiene algo reservado para cada uno de ellos.»

En Fléroe, la ciudad donde Fridolín vive con su familia, existe un misterioso parque, el Parque de las Lilas, que desde hace años permanece cerrado a cal y canto. Razón cierta no hay ninguna, rumores y conjeturas miles: que si cayó un meteorito, que si allí habitan monstruos, que si hay caníbales… Lo único seguro es el gobierno lo tiene clausurado, y que tanta ocultación no hace sino alimentar la leyenda. Fridolín, curioso y preguntón, descubrirá que lo que el corazón del parque esconde es un manzano, el árbol Bo, capaz de conceder tres deseos a quien bajo él se cobija y la inmortalidad a quien prueba sus frutas. Descubrirá que el parque no es siempre igual, que cambia con los sueños, los deseos y los miedos de quienes están en él. Descubrirá que su padre fue acechador, que sabía leer los signos del parque y ayudaba a la gente a encontrar el árbol, y que era el mejor, porque era el que tenía el corazón más puro. Ahora tiene que averiguar por qué su padre está enfermo, y sanarlo. Y aunque pretende hacerlo solo, en el parque con él se colarán sus amigos Rani, Amapola, Abbás y Roto. Juntos afrontarán un camino lleno de riesgos y trampas a lo largo del cual deberán dejar atrás sus miedos, declarar sus debilidades, exteriorizar sus envidias y desvelar sus dudas. Así, la aventura en el parque se convierte para los cinco en una lección de vida y de madurez.

«Nada torna, nada se repite, porque todo es real.»

Andrés Ibáñez, madrileño del 61, estudió Filología Hispánica y música en Madrid.
Fue pianista de jazz y, entre 1989 y 1996, vivió en Nueva York, donde formó una compañía de teatro, escribió varias obras de teatro en inglés (dos de las cuales, Nympho Lake y Ophelia, se representaron en el circuito off Broadway) y estudió yoga, meditación y chamanismo.

Ha escrito varias novelas: La música del mundo (1995), El mundo en la Era de Varick (1999), La sombra del pájaro lira (2003), Memorias de un hombre de madera (2009) y La lluvia de los inocentes (2012); además de un libro de poemas, El bulevar del crimen (1994), y otro de cuentos El perfume del cardamomo (2008). Su novela La isla de las voces aparecerá próximamente.

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído