'EL PRIMER VIAJE DE SÓCRATES' (NUBE DE TINTA)

Emil Ostrovski debuta con una novela que llama a la reflexión sobre la responsabilidad de ser padre

"Me llamo Sócrates y siempre he sabido que soy adoptado. Pero hasta hoy, ignoraba cómo fue todo"

Emil Ostrovski debuta con una novela que llama a la reflexión sobre la responsabilidad de ser padre

Me llamo Sócrates y siempre he sabido que soy adoptado. Pero hasta hoy, ignoraba cómo fue todo.

«Me llamo Sócrates y siempre he sabido que soy adoptado. Pero hasta hoy, ignoraba cómo fue todo. El día de su cumpleaños, mi padre biológico recibió la llamada de su ex: acababa de tener un hijo. Con una resaca de campeonato y en plena crisis existencial adolescente, fue corriendo al hospital. Su misión era, en teoría, entregarme a mis padres adoptivos, una familia de las de verdad, donde no me faltaría de nada. Pero cuando me vio, lo tuvo claro: antes, me llevaría a conocer a mi bisabuela Bob. La viejecita, por cierto, vivía en la otra punta del país…»

«Lo que te voy a contar trata de algo que me pasó cuando tenía más o menos tu edad. Se trata de tí.»

Jack Polovsky, un adolescente apasionado de la filosofía, cumple 18 años. Pero no está para celebracines. Por mucho que sus ¿amigos? se empeñen en felicitarle por Facebook, él se sabe solo. Tanto, que piensa en el suicidio.

El móvil le saca de esas fúnebres cavilaciones. Jess está a punto de dar a luz. Y él es padre. Cosa que sabe, aunque finja ignorarlo. Lo que no sabe es que Jess ya ha decidido que el niño será dado en adopción.

De hecho, quienes serán sus padres están ya ahí, esperando… Porque no tienen en cuenta la posibilidad de que el papá adolescente secuestre al bebé y, tras conseguir lo que necesita para atender a un ser humano de apenas unas horas de vida, enrole a su mejor amigo Tommy en un viaje que debe conducirles a casa de Bob, la buela de Jack, bisabuela de Sócrates…

Emil Ostroski solo tiene veintitrés años y ‘El viaje de Sócrates’ es su primera novela, una historia tierna, divertida, inocente donde un adolescente sin demasiado futuro ni amigos, se verá sorprendido por una no deseada paternidad.

Esta noticia servirá para que, a través de divertidos diálogos con su bebé, reflexione sobre la necesidad de todo ser humano de querer y sentirse querido, cómo todos debemos luchar por algo para dar sentido a nuestra vida o la difícil responsabilidad de ser padre.

«Este libro es el adiós a la creencia de que, por egoísta que suene, yo seré la única persona en el mundo a la que mis hijos llamarán papá».

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído