‘El amor no es un verso libre’, de Susana Fortes

Ficha técnica
Título: El amor no es un verso libre
Autora: Susana Fortes
Editorial: Suma
296 páginas
16 euros

La historia de amor del poeta Pedro Salinas con una profesora estadounidense, sobre la que se extendía un manto de silencio, pese a que todo el mundo la conocía, ha dado motivo a la autora para adentrarse en terrenos en los que se desenvuelve con gran maestría. Tenía abundante material a mano. Un poeta, una profesora de literatura, el ambiente del año 1935, y el gran escándalo que hizo caer al gobierno. Con respecto a este último caso, hay información detallada de su funcionamiento y sobre los integrantes. En algunas enciclopedias figuran nombres equivocados e información incompleta.
Susana Fortes se las ingenia para aparecer en sus novelas. Aunque la protagonista de la novela y ella sean diferentes, hay momentos en los que ambas reaccionan igual, y ahí es en donde aparece. En cualquier caso, la comprende muy bien y se nota que al investigar su vida simpatizó con ella. El personaje masculino también está muy logrado.
La novela mantiene la tensión desde el principio, aunque en un momento dado crece exponencialmente. Un estudiante, conocido de ambos, apareció muerto, con señales de haber sido torturado. El profesor trata de averiguar cosas sobre la cuestión. Ella sospecha que la siguen.
Sorprende e irrita al mismo tiempo la torpeza de la clase política, que a pesar de lo convulso de los tiempos, se comporta de forma totalmente egoísta, irresponsable y desvergonzada.
Algún paralelismo hay con la época actual, aunque afortunadamente no es completo. Esperemos, al menos, que no lo sea.
Él está casado con una dama de la alta sociedad y la época en la que viven no es la más propicia para el amor que surge, incontenible, entre ambos. No cabía pensar en el divorcio, ni se podía esperar que la esposa de él consintiera quedar en mal lugar. Él lleva a cabo algunas acciones que rozan el heroísmo.
Otro acierto del libro es la forma de abrir y cerrar la historia, como un parpadeo durante el cuál sucede todo. Y en ese todo, está el olor o, mejor dicho, los olores y costumbres de aquel Madrid de 1935, cuando lo habitual era piropear a las muchachas por las calles, y a Kate no se le ahorró ninguno.
Vicente Torres

Autor

Vicente Torres

Vicente Torres, periodista, historiador y notario del acontecer diario y sobre todo amigo leal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído