PERIODISTA DIGITAL ENTREVISTA AL AUTOR DE 'TODOS LOS BUENOS SOLDADOS'

David Torres: «Con ZP yo escribía en El Mundo y en esta época ‘mariana’, en ‘Público'»

"Aunque soy de izquierdas, siempre he denunciado las barbaridades, ya sean de izquierdas o de derechas"

David Torres, escritor y columnista de prensa, todo un referente de la novela negra y uno de los nombres más prestigiosos de la narrativa española actual, presentó en Periodista Digital su nueva novela, ‘Todos los buenos soldados’ (Ed. Planeta).

Una guerra absurda en el norte de Marruecos, un grupo de legionarios con más hambre que principios, un conocido cómico actuando para animar a la tropa, un asesino desconocido que se toma la justicia por su mano y una única mujer capaz de despertar los peores instintos.

Nochevieja de 1957. Artistas españoles viajan a Sidi Ifni para animar a las tropas sitiadas y el cómico Miguel Gila acaba involucrado en un crimen, una sórdida trama de venganzas, sexo y tráfico de kif que implica a un joven alférez enamorado, a la hija de un héroe de guerra, a un viejo legionario y a un desertor estadounidense que practica surf. Gila reconocerá allí el mismo humor negro de sus monólogos bélicos, ese olor a pólvora del absurdo que es también el aroma de la derrota y de la guerra civil.

Más allá de los géneros, David Torres se adentra en el desierto de las emociones humanas, en las encrucijadas del salvajismo y la civilización, con una novela que quiere ser también «un homenaje a los combatientes que no tienen nombre ni voz, los anónimos figurantes que nadie ve y que son los buenos soldados de esta historia».

TITULARES:

«La vida de Gila es un puro milagro. Él siempre contaba uno de los sucesos clave que fue el fusilamiento que sufre en 1938 en el Viso de los Pedroches junto a catorce o quince compañeros y sobrevivió. Él decía que le fusilaron mal».

«El humor de Gila era desaforado y absurdo que sin embargo era cierto. Lo que nos llama la atención de las historias de Gila, todavía hoy, es que son verdad».

«Me llamó la atención la historia de Gila. Nunca he practicado el género histórico pero para esta novela tuve que documentarme y mirar con lupa la biografía del autor».

«La legión es un cuerpo aparte. Son muy especiales, para echarles de comer a parte y es donde sacas lo mejor y lo peor. Las historias que he contado de legionarios, algunas me las contaron hace poco».

«Todos lo hechos que suceden en la novela son imaginarios, son invenciones mías. Algunos de los recuerdos de Gila me han servido para convertirle en un personaje de acción».

«Gila es un personaje que cae simpático a la totalidad de los españoles y aunque él era de izquierdas, y nunca lo negó, actuó en el Pardo porque aunque a Franco, que era un hombre con un sentido del humor muy especial por no decir que no tenía ninguno, no le gustaba».

«A doña Carmen Polo Gila le hacía mucha gracia y eso por un lado le aupó y por otro le provocó dolores de cabeza como este viaje a Ifni que fue prácticamente una orden encubierta, tienes que ir sí o sí para animar a los soldados».

«Los animales son los negros del mañana. Tarde o temprano pagaremos por todas las barbaridades y burradas que hacemos con los animales y vendemos como are o como ciencia».

«El primero que dijo las papeles eran de papel de fumar, era un genio pero sí tú lo dices en una novela ya no estás diciendo nada porque estás diciendo una frase hecha que tú no has trabajado».

«Yo me considero un escritor y un ciudadano de izquierdas pero como columnista siempre he utilizado el sentido del humor y he denunciado la barbarie sea de derechas o de izquierdas».

«He tenido la suerte o la desgracia de en la época de Zapatero escribir en ‘El Mundo’, y ahora en la época Mariana, de Mariano Rajoy, escribir en ‘Público’, pero siempre escribo lo que pienso».

Con Niños de tiza (2008) obtuvo el Premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón y el Premio Tigre Juan, y con El gran silencio (2003) quedó finalista del Premio Nadal. Punto de fisión (2011) le valió el Premio Logroño de Novela y El mar en ruinas (2005), una ambiciosa continuación de la Odisea, obtuvo el elogio unánime de la crítica.

Ha publicado también libros de viajes (La sangre y el ámbar), libros de relatos (Cuidado con el perro, Donde no irán los navegantes), poesía (Londres), una novela de montaña, Nanga Parbat, y varios libros en colaboración.

Su obra está traducida a varios idiomas. Es columnista habitual del diario Público (www.publico.es), donde tiene alojado su blog, y ha colaborado en diversos medios de prensa españoles. También es profesor en la escuela literaria Hotel Kafka.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído