La vida y la obra del premio Cervantes estuvo marcada por el asesinato de su hijo en la dictadura

Muere en México, a los 83 años, el poeta argentino Juan Gelman

El poeta, escritor y periodista argentino Juan Gelman, ganador del premio Cervantes en 2007 y autor de más de una treintena de libros, ha fallecido este martes, 14 de enero de 2013, a los 83 años de edad en Ciudad de México, donde residía desde 1976, tras exiliarse de su país de origen a causa de la dictadura militar.

Gelman, que nació en Buenos Aires el 3 de mayo de 1930, ha vivido como exiliado en Roma, Madrid, Managua, París, Nueva York y México, alternando su actividad política contra la dictadura militar con trabajos para la UNESCO. En su extensa carrera ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía, el premio Cervantes, el premio Pablo Neruda y el premio Reina Sofía de Poesía.

Durante su ausencia de Argentina llegó a estar condenado a muerte por la dictadura de su país y sufrió de cerca el drama de los «desaparecidos» cuando su hijo y su nuera pasaron a formar parte de esta dolorosa lista, tal y como recogen los diario argentinos en el día de su fallecimiento.

Desde que en 1956 publicó su primer libro, ‘Violín y otras cuestiones’, Gelman comenzó a ser conocido por Latinoamérica con obras como ‘El juego en el que andamos’, ‘Velorio del solo’ o ‘Gotán’.

En los últimos tiempos, la enfermedad le había hecho perder algunas de las ilusiones que impulsaron su obra, aunque seguía mostrándose cordial y caluroso en la corta distancia. Paseaba, fumaba, leía.

Mantenía un apoyo crítico al Gobierno de su país. Escribía hasta hace pocos meses una columna semanal en el diario argentino Página 12, y seguía desde la lejanía a su equipo de toda la vida, el Atlanta, de la segunda división argentina.

Apoyaba movimientos de protesta, como el 15-M de España o el 132 en México, aunque en la intimidad se sentía desesperanzado por el avance del gobierno de la economía, del poder del Banco Mundial, del FMI o del BCE sobre la política.

Una tendencia que le parecía peligrosa, pero no tanto como el «acostumbramiento» que nos había invadido a todos.

Nada más conocerse la noticia de su fallecimiento, Twitter se llenó de muestras de afecto y condolencia de ambos lados del Atlántico y, sobre todo, de Argentina y México, su tierra natal y la segunda patria afectiva del poeta.

«Terrible noticia, no puede ser más triste este día», escribió Marisol Schulz, directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

«Juan Gelman, poeta de alma mexicana, poeta de alma mayor, ha muerto. Mi pésame a sus deudos», tuiteó Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, el más alto organismo cultural de México.

El actor hispano-argentino Juan Diego Botto, hijo de un desaparecido de la dictadura, lo recordó así: «Genial poeta, admirable pensador y luchador y referente ético. Que pena tan grande».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido