'SALA DE ESPERA' (PLAZA JANÉS)

José Luis Sampedro reflexiona en su libro póstumo sobre el destino de la humanidad

Su mujer hace realidad el proyecto que dejó antes de fallecer

José Luis Sampedro reflexiona en su libro póstumo sobre el destino de la humanidad

Coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de José Luis Sampedro, Plaza & James publica la obra póstuma de uno de nuestros escritores más añorado, ‘Sala de espera’. Una obra en la que se reflejan sus últimas notas y reflexiones, y que gracias a su mujer Olga Lucas se ha podido hacer realidad.

«La muerte me lleva de la mano, pero se está portando bien porque me está dejando pensar».

En la sala de espera de la muerte, José Luis Sampedro echa la mirada atrás para relatar sus diez primeros años de vida y reflexionar sobre el destino de la humanidad. Y es que, José Luis Sampedro estuvo pensando, leyendo, anotando y afanándose en escribir hasta el último suspiro. Antes de fallecer, José Luis tenía, en concreto, dos proyectos en marcha: el primero, Los Ríos, y el segundo Sala de espera, en la que se pueden ver sus últimos pensamientos y preocupaciones.

José Luis Sampedro recurría con frecuencia al río como metáfora de la vida, y fue el encuentro entre él y Olga a orillas del río Jalón, lo que le inspiró a escribir el río de su vida. Empezaron, cada cual por su lado, a escribir retazos de sus vidas, de sus ríos respectivos: el río José Luis confluyendo con el río Olga en su paso por Alhama de Aragón. Lo hacían a hurtadillas, casi en secreto, para preservar el efecto sorpresa cuando llegara el momento de juntarlos.

Tras el fallecimiento de José Luis Sampedro, Olga encontró un texto que llegaba hasta los diez años de la vida de José Luis, y decidió publicarlo, junto con el que ella había escrito de sí misma hasta esa edad. El resultado es un relato conmovedor de dos vidas diametralmente distintas que van a unirse en el río Jalón.

El segundo proyecto, Sala de espera, recoge el sentimiento de rabia y estupor con el que vivió José Luis Sampedro sus últimos años, desde la tragedia de la guerra de Irak hasta la degradación moral de nuestros días. A pesar de quedar inacabado, muestra la honestidad intelectual y emocional de un hombre que se vio obligado a modificar sus ideas sobre los ciclos de la historia y el destino de la humanidad.

La obra contine una tercera parte en la que se incluye una serie de apéndices con cartas, escritos de su puño y letra y fotografías personales. Un acontecimiento literario de excepcional valor, un regalo para todos sus seguidores, una declaración de amor hacia Olga Lucas y, por supuesto, una muestra más del compromiso de un hombre íntegro.

José Luis Sampedro (1917-2013) nació en Barcelona. Pasó su infancia en Tánger y su adolescencia en Aranjuez, ciudades de gran influencia en su obra. Vivió, además, en Cihuela (Soria), Melilla, Santander, Madrid, Tenerife y Mijas. Fue catedrático de Estructura Económica, escritor, miembro de la Real Academia Española y Premio Nacional de las Letras, además es uno de los escritores e intelectuales más queridos y respetados de este país por su actitud ética, su obra, su compromiso con la vida, con la sociedad en la que le tocó vivir y por su posición a favor de un mundo más igualitario como así se expresa en la concesión de la Orden de las Artes y las Letras otorgada en 2010: «Por su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo».

Estos valores se reflejan tanto en sus ensayos de economía, Conciencia del Subdesarrollo, Las fuerzas económicas de nuestro tiempo o Economía Humanista, como en sus novelas de las que cabe destacar La sonrisa etrusca, La vieja sirena, Octubre, Octubre, Real Sitio, El amante lesbiano, La senda del drago y la novela de ideas Cuarteto para un solista escrito con Olga Lucas.

También se demuestran en los ensayos divulgativos El mercado y la globalización o Los mongoles en Bagdad, o en sus obras a dos voces como Escribir es vivir, La ciencia y la vida con Valentí Fuster, Sobre política, mercado y convivencia con Carlos Taibo o el prólogo a ¡Indignaos! de Stéphane Hessel y en la fábula La Balada del Agua.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído