'EL DÍA QUE PERDÍ LA VERGÜENZA' (IRALA INC.)

Irala Stafford supera una terrible afección a través de una única motivación, David Bisbal

La historia de un ama de casa enferma que sale adelante gracias a su ídolo

Irala Stafford supera una terrible afección a través de una única motivación, David Bisbal

El fenómeno fan puede ayudar a superar los peores momentos de la vida de una persona. Ana Irala así lo demuestra en su libro ‘El día que perdí la vergüenza’ a través de su experiencia como seguidora del cantante almeriense David Bisbal. Mediante este relato demuestra cómo el camino que tuvo que emprender hasta conseguir conocer a su ídolo consiguió sacarla del mal momento en el que se encontraba debido a su afección.

David Bisbal era el objetivo, pero no conforma toda la historia: ‘El día que perdí la vergüenza’, subtitulado ‘Peripecias para conocer a mi artista favorito y cómo no morir en el intento’, expone con sinceridad la historia y el sentir de una mujer, quien demuestra que aún goza de la capacidad de deslumbrarse con lo bello que la vida le muestra y con las oportunidades que empieza a reconocer para sí, siempre de la mano de su inseparable familia y de su fiel mascota.

Ana Irala Stafford nació en la provincia de Huanta, departamento de Ayacucho y a la edad de siete años emigró con su familia a la ciudad de Lima, Perú. Luego de algunos años y en medio de penurias económicas y familiares decidió emprender un viaje en el año 1979 a la ciudad de New York, la cual decidiría su futuro, conduciéndola por un cauce que sin darse cuenta iría sensibilizando su espíritu, para más tarde dar forma a uno de sus más ansiados sueños.

Al poco tiempo, contrajo nupcias y tuvo dos hijos. Paralelamente a las labores del hogar, decidió estudiar una carrera profesional y luego de algunos años, en el 2003, obutvo el título en Studio Art, en Queens College.

Unos años después, luego de graduarse, Ana cayó enferma y fue dentro de esas circunstancias de desasosiego y dolor que la semilla de aquel ansiado proyecto empezaría a germinar, para dar forma al libro llamado ‘El día que perdí la vergüenza’. Este libro refleja la historia de una mujer, madre de familia y profesional, que absorbida por los problemas que conllevan vivir en una ciudad metrópoli como New York, se ve obligada a luchar contra una terrible afección.

En medio de su desesperación conoce a quien sería su mayor motivación hasta ese momento, un joven que con su tremendo ímpetu, a la distancia y sin saberlo, le hace revalorizar aquellos detalles que con el tiempo empezó a descuidar, orientándola a subliminar toda su energía a través de la escritura y de la música, trayendo como consecuencia un efecto liberador. Aquel joven es David Bisbal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído