PERIODISTA DIGITAL ENTREVISTA AL AUTOR DE 'LAS LÁGRIMAS DEL AGUA' (MACHADO)

José Luis Hinojosa: «Desde que empecé a escribir no he leído ni una sola novela porque no quiero parecerme a nadie»

"Detrás de cada éxito en la moda hay una lucha y un sufrimiento aunque la gente lo asocie con el glamour"

Si viniese ahora un editorial para decirme que para los 2015 finales quiere que tenga un manuscrito, sinceramente le diría que no. Sentir presión es lo peor que hay para un novelista

El empresario José Luis Hinojosa dedicó parte de su vida al grupo Cortefiel. Ahora, retirado del mundo de los negocios, dedica parte de su tiempo a escribir, afición que compartió con los seguidores de Periodista Digital, donde presentó su tercera y última novela ‘Las lágrimas del agua’.

Escritor tardío, empezó a dedicarse a la literatura a los 62 años. ‘Las lágrimas del agua’, presenta una visión sobre el mundo de la moda en España, un mundo que muchos ven repleto de glamour, pero detrás de cual se esconden estrategias empresariales, amores y desilusiones.

Paula, la protagonista del libro, es una atractiva arquitecta, que habiendo perdido su empleo y su casa se tiene que adaptar a sus nuevas circunstancias. Pronto empieza a concebir un plan para salir de esta situación, un plan perfecto que no necesita más que de una pizca de suerte y algo de ayuda. Amalio es un joven que ha heredado de su padre una sastrería decadente en Burgos en la que apenas han quedado algunas telas. Para ganarse la vida trabaja en una tienda en la misma ciudad como aprendiz, pero tiene un plan. Dos personas y dos planes que parecen perfectos, si no fuera porque en los planes uno debe contar con las eventualidades que el destino le puede deparar.

Jose Luis Hinojosa en esta su tercera novela vuelve a hacer gala de una narración llena de sorprendentes giros cuya lectura atrapa desde las primeras páginas y nos embarca en un mundo que conoce muy bien, el de la industria de la moda en la España de las últimas décadas, con la formación de las grandes firmas de ropa. Una novela que nos ayuda a entender las estrategias de estas compañías, pero es también un libro sobre la soledad de quien está en la cima del éxito, la inquietud de quien mira al abismo, del amor que nace de una mirada, de un gesto o un encuentro casual o de la traición que domina la ambición.

TITULARES MÁS RELEVANTES

Empecé a escribir muy tarde. Mi primera novela la publiqué cuando tenía 62 años. En el año 2009, pensando que era imposible, intente escribir un libro. Me puse a ello y vi que poco a poco aquello iba tomando forma, que las vidas iban discurriendo ellas solas, que los personajes iban conformando su propia existencia, y de repente me di cuenta que llevaba la mitad y cuando pasó un año vi que el libro estaba terminado.

Antes, yo era, quizás, un lector de la calle, y tampoco era un experto en literatura. Ni conocía, ni estaba pendiente de todo lo que se publicaba. Era un lector de impulso emocional, de leer un libro porque me habían hablado sobre él, o porque me gustaba alguna frase concreta que veía.

El hecho de publicar tarde lo que te da es que tienes más experiencia, que has vivido más, has tenido más vivencias, has tenido una vida, lógicamente, más larga, y así puedes trasladarla en la novela. Pero yo creo que es un caso poco frecuente, publicar la primera obra a los 62 años. Y si es una persona que procede del mundo empresarial, como yo, creo que debe ser un caso en el cual hay muy pocos.

Escritores que proceden del mundo empresarial que han escrito no ficción hay muchos, pero los que escriban novelas creo que somos muy pocos.

Mis novelas surgen espontáneas porque yo no uso guiones. Yo empiezo a escribir sin saber que es lo que va a pasar, ni cual va a ser el desarrollo, ni la trama de la novela, y voy imaginando las escenas, las vidas de los personajes y la verdad es que fluyen solas.

Mis libros tienen la característica de estar escritos muy naturalmente. No están escritas con un ordenador, están escritas a mano. No están corregidas varias veces, no están encorsetadas, salen espontáneamente.

La propia historia que estás relatando, el propio relato que estás contando creo que es la esencia de la novela. Porque nuestra vida es así: nadie de los que estamos aquí sabemos que es lo que va a pasar mañana. Esto es un poco lo que yo pretendo trasladar a mis novelas.

Yo no me inspiro en nadie. Desde que empecé a escribir no he leído ni una sola novela, porque no quiero parecerme a nadie. No quiero que el subconsciente me traicione y traslade a mis obras frases, giros, estéticas, que ya tienen otros autores.

Paula, la protagonista de mi último libro, es ingeniosa porque idea un invento que patenta, y es una chica que tiene una tremenda sensibilidad ante la vida.

Amalio, el otro protagonista del libro, es un hombre listo, de esas inteligencias naturales, con mucha visión del futuro, con mucho ingenio, y sobre todo es un hombre que tiene una idea clara, un concepto claro al cual quiere llegar. Él da los pasos necesarios para llegar a cumplir ese objetivo.

En el libro se refleja el mundo de la moda, pero sobre todo de la década de los 70, que no tiene nada que ver con el mundo actual de la moda.

Últimamente, la gente está asociando continuamente el termino «moda» con el glamour, con la fiesta, con el pase de la top model. Yo creo que no hay nada más alejado, porque no he pretendido hablar sobre este mundo.

Detrás de cada éxito en la moda hay una lucha y hay un sufrimiento. Es cómo cuando se hace una colección. Una colección es una cosa que lleva estudio de mercado, una cosa en cual hay que tener las ideas muy claras, tienes que saber de telas o de patronaje. No es una cosa sencilla. Quizá que este es el mundo que yo he reflejado a través de la vida de Amalio.

El mundo de los negocios y el mundo de la literatura son dos cosas totalmente distintas. Creo que están completamente separadas o divergentes. Pueden haber influencias, a lo mejor subconscientes, pero yo no entiendo que tenga mucho que ver el mundo de los negocios con el mundo de la literatura.

De momento no tengo ningún proyecto nuevo, yo no quiero convertirme en un fabricante de libros. No quiero que esto se convierta en una obligación. Desde el momento en el cual una persona escribe por obligación, la gran satisfacción de la creación literaria se pierde, y también se pierde la independencia.

Si viniese ahora un editorial para decirme que para los 2015 finales quiere que tenga un manuscrito, sinceramente le diría que no. Porque no me quiero sentir obligado. Sentir presión es lo peor que hay para un novelista.

José Luis Hinojosa nació en Madrid el año 1949. Se incorporó a la empresa familiar, donde desarrolló toda su vida profesional hasta el año 1997. En dicho año, abandonó las funciones ejecutivas por voluntad propia, permaneciendo como consejero hasta la venta del grupo en el año 2005.

Es co-fundador de la productora «Salmón TV 2000″, dedicada a la realización de documentales de pesca, caza y naturaleza. En 2011 empezó a dedicarse a la literatura, sacando su primer libro ‘En los días siguientes’, seguido por ‘El aliento de las almas’ (2012) y ‘Las lágrimas del agua’ (2014).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído